Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Ipswich es una pequeña ciudad agrícola de no más de 100 mil habitantes en el condado de Suffolk, al este de Londres. Entre finales de los años '50 e inicios de los '60, su modesto equipo de fútbol revivió las fábulas de Camelot con épicas victorias. Con Alf Ramsey como entrenador, consiguió los títulos de Tercera, Segunda y Primera división de Inglaterra en tan solo seis temporadas. Esta es la historia de aquel extraordinario Ipswich Town que a partir de la nada, lo consiguió todo.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

La leyenda de Merlín, el mago de Camelot, forma parte de uno de los principales mitos de la historia británica. Siguiendo los pasos de esta enigmática figura, se fundó otro mito que cambió el rumbo del Ipswich Town y del fútbol inglés: sir Alf Ramsey, con su mágico toque, hizo posible con este equipo, y posteriormente con la selección inglesa, lo que el hechicero de Camelot nunca hubiera logrado.

 
Ipswich Town jugando ante el Brighton & Hove Albion en la Segunda División inglesa en la temporada 1959 (Foto: tmwmtt.com)MÁS MAGO QUE MERLÍN

La epopeya tuvo origen en 1955, cuando Ramsey tomó la dirección técnica del club azul, que disputaba la Tercera División inglesa. En su primera temporada, Ramsey colocó al Ipswich en el tercer lugar de la clasificación, sin lograr el ascenso.

El milagro tardó dos años: con un equipo más cuajado, Ramsey y sus pupilos alcanzaron el título de la Tercera División de la zona sur, y se ganaron el derecho de participar en el campeonato de la categoría superior al año siguiente. Entre su figuras estaban el arquero Roy Bailey, el lateral izquierdo Lawrie Carberry,  el volante John Elsworthy y los delanteros Jimmy Leadbetter y Ted Philips. Hasta la fecha, ellos son los únicos jugadores que han ganado los títulos de Tercera, Segunda y Primera división con una misma escuadra a lo largo de la historia del fútbol inglés.

Ted Philips, atacante que también participó de las tres campañas gloriosas (Foto: tmwmtt.com)El golero Roy Bailey fue baluarte en el meteórico ascenso del club azul (Foto: tmwmtt.com)Pero los hechizos de Ramsey apenas empezaban. Ya en la Segunda, sorprendió a toda la isla cuando, después de cuatro años en esta categoría y enfrentándose a rivales de la talla del West Ham United, Blackburn Rovers, Aston Villa y el mismísimo Liverpool, consiguió el campeonato de 1960-1961. Con ello, obtuvieron el ascenso y obligaron a los reds a permanecer en Segunda por octavo año consecutivo.

 
FANTASÍA EN EL CONDADO

La fama de Alf Ramsey se extendió por toda Gran Bretaña. En cinco años, el ‘Brujo de Dagenham’ había llevado a un modesto equipo a la división de honor para medirse con los todopoderosos.

La gloria del Ipswich en la Primera División inglesa ha quedado plasmada en más de un libro (Foto: tmwmtt.com)Ya en la Primera, y con la expectativa de su hinchada por mantener la categoría, los tractor boys de Ipswich demostraron que estaban hechos para las hazañas. Enfrentaron de igual a igual a los más pintados. Al Tottenham, campeón del año anterior, le ganaron en casa y a domicilio (3-2 y 1-3), goleando también a otros grandes como Arsenal (0-3) y Manchester United (4-1). Sin grandes estrellas, el Ipswich se coronó en 1961-1962 como el gran campeón de la primera categoría de la Liga Inglesa -por entonces, aún no escindida en Premier League y Championship, como hoy-.

 
DE BRUJO A CABALLERO

Los logros de Ramsey pudieron ir aún más lejos. Como campeón inglés, Ipswich gozó del derecho a jugar la Copa de Campeones. Confiados en prolongar su gesta, destrozaron en primera fase al Floriana de Malta por 4-1 y 10-0 (Raymond Crawford marcó siete goles entre los dos partidos). Sin embargo, el siguiente escollo no pudo superarse: los ingleses cayeron ante el, a la postre, campeón de Europa, el poderoso Milan de Dino Sani, Trapattoni, Cesare Maldini, Altafini y Rivera. En San Siro sucumbieron 3-0, por lo que el 2-1 con el que ganaron el partido de vuelta en casa no sirvió más que para la estadística.

La estatua de Ramsey para la eternidad en el pueblo al que hizo famoso (Foto: tmwmtt.com)Por supuesto, al margen de ello la hazaña de Alf Ramsey ya era más que espectacular. Dejó el club en 1963 pues sus méritos le permitieron hacerse cargo de la selección nacional inglesa que en 1966 ganaría el Mundial de fútbol organizado en su país, el único ganado hasta hoy por la 'Rubia Albión'. Como curiosidad, cabe destacar que en dicho seleccionado no incluyó a ninguno de sus pupilos del Ipswich.

Hoy en día, el condado de Ipswich conserva un monumento de Ramsey en la sede central del club, como homenaje a este ilustre hombre de fútbol que falleciera en 1999 y al cual la Reina Isabel II le confiriera el título de Sir por el éxito que alcanzó con la selección inglesa.

Hoy en día, también, los azules de Ipswich vienen preparándose para jugar la Championship (ahora, la segunda categoría del fútbol inglés), en la cual militan desde la temporada 2002-2003. El año pasado terminaron octavos. Hoy esperan que algún otro mago tome la varita mágica que los dirija hacia una nueva hazaña. 

Fotos: tmwmtt.com

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy