Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.comEn 1989, dos futbolistas peruanos con poco cartel arribaron a El Salvador y realizaron una temporada brillante, con título incluido. Esta es la historia de Martín Duffoó y Miguel Seminario en el Luis Ángel Firpo; elenco que, aquella vez, obtuvo su primer campeonato tras 66 años de espera.

1x1: El Firpo campeón de Duffoó y Seminario

 

En la segunda mitad de los ’80, una de las mecas para los futbolistas peruanos fue El Salvador. Por allí pasaron con éxito jugadores como Alberto ‘Chochera’ Castillo y José ‘Camote’ Vásquez. Así, en 1989, llegaron a Luis Ángel Firpo dos compatriotas que, sin ser profetas en esta tierra, fueron parte del gran legado peruano en el fútbol de ese país: Martín Duffoó y Miguel Seminario, protagonistas del primer título del popular equipo centroamericano.

Brillando a lo lejos

Así informó La Prensa Gráfica, principal diario salvadoreño, acerca del título del cuadro pampero en 1989 (Recorte: laprensagrafica.sv)Duffoó y Seminario dejaron el Perú después de un relativo paso exitoso en Universitario, en el que juntos obtuvieron el campeonato de 1985. Eso les sirvió para aterrizar como fichajes estrellas en un club como Luis Ángel Firpo, que buscaba su primera corona en 66 años de existencia. Sergio Torres, presidente de la entidad salvadoreña por esa época, tenía una prédica clara: reforzarse para ganar. Bajo ese contexto, se hizo con los servicios del brasileño Fernando de Moura; además, en aquel plantel también deslumbraba la figura de Mauricio Cienfuegos y, por supuesto, la dupla peruana: Duffoó (en la defensa central) y Seminario (en la delantera).

Los dos peruanos, desde su llegada, se acoplaron bien al equipo. Martín Duffoó formó con Leonel Cárcamo Batres una barrera central bastante sólida, mientras que Miguel Seminario, junto a De Moura y Édgar ‘Kiko’ Henríquez, hicieron del Firpo un ataque temible. Según cuentan los medios de la época, en su momento, Seminario tuvo una conversación con el presidente Torres, en la cual este último le propuso comprar su ficha si salían campeones, apostando prácticamente el sueldo de un año; ergo, una empresa impensada hasta ese entonces por el club de Usulutlán.

La temporada para los pamperos del Firpo fue irregular, ya que faltando dos fechas para el final de la temporada regular se encontraban en el segundo puesto, lejos del líder Cojutepeque  -equipo sensación del año-, pero a uno y dos puntos del tercer y cuarto lugar (plazas que alcanzaban para jugar la liguilla por el campeonato). En la penúltima fecha, el puntero lo derrotó por 1-0 y complicó su clasificación a la liguilla. Además, con aquel triunfo, Cojutepeque se aseguró -en el peor de los casos- disputar la final ante el campeón de la liguilla (en caso de ganarla también, obtenía el campeonato de manera automática).

Les costó un Perú

Firpo logró su ansiada clasificación a la fase final gracias a la igualdad a uno ante el Deportivo FAS. En ese compromiso, Martín Duffoó tuvo una destacada actuación y,Firpo con su uniforme alternativo en 1988-1989. Duffoó es el penúltimo de los parados y Seminario, el segundo de los hincados (Recorte: la prensa.com.sv) en buena medida, fue clave para garantizar el punto y arañar el cuarto puesto, con 12 partidos ganados, 16 empates y 8 derrotas, y 41 goles anotados contra 30 recibidos. Así, pues, los números hablaban de una buena defensiva, más aun si se tomaba en consideración que el líder había recibido 9 goles más que el equipo de nuestros compatriotas, no así la delantera que, teniendo como puntal y goleador a De Moura -y no a Seminario- había conseguido 9 goles menos que la delantera del puntero Cojutepeque.

Pese a su angustiosa clasificación, Firpo tuvo que lidiar con serios problemas en los días posteriores. Antes de iniciar la liguilla y en un arrebato de su directiva, el técnico Juan Quartenone fue despedido para ser reemplazado por el chileno Julio Escobar. Este nuevo entrenador- como se verá más adelante- implantó una nueva mística en el grupo, algo que, a la postre, desencadenó en el título.

En la última jornada de la liguilla final, los pamperos rivalizaron ante el Cojutepeque y se vengaron de aquella derrota que sufrieron semanas atrás: fue un contundente 3-1 que los catapultó en la final y que, además, sirvió para que el súper líder perdiera la posibilidad de ser campeón automático y que el Águila no pudiera obtener el bicampeonato.

Momento cumbre

Duffoó (arriba) y Seminario (abajo): baluartes del título pampero (Recorte: lafuriapampera.com)Hasta que llegó el día de la final. Un 2 de abril de 1989, en el estadio Cuscatlán de la capital y ante un poco más de 60 mil personas, saltaron al campo los dos pilares peruanos. El trámite del partido fue emocionante, ya que apenas a los cinco minutos José María Batres, después de llevarse a dos defensas rivales, ensayó una pared con Seminario, quien disfrazándose de creador, se la devolvió para que el salvadoreño batiera al portero Vargas, del Cojutepeque. Sin embargo, la alegría no duró mucho, ya que Percival Piggot, al minuto siguiente, decretó el empate.

La intensidad y rudeza dentro de la cancha, típica de una final, terminaron por dejar amonestados -paradójicamente- a nuestros dos compatriotas con tarjetas amarillas; los únicos amonestados del decisivo compromiso.

El segundo tiempo pasó desapercibido. Salvo algunas combinaciones en ataque por parte de Seminario con De Moura y Henríquez, que pusieron en jaque a la defensa rival, los 90’ se cerraron con el 1-1. Así, se llegaron a los tiempos suplementarios, 30 minutos de poder a poder que definirían al campeón. Por cosas del destino, nuevamente José María Batres adelantó en el marcador a Firpo cuando sólo se jugaba el primer minuto. Empero, a falta de dos minutos para el final del encuentro, Hugo Ventura emparejó la cuenta a dos. No había otra: los penales definirían al campeón.

Firpo empezó con la ruleta desde los doce pasos vía Miguel Seminario, quien se cuadró frente a la pelota y terminó errando su disparo -esa fue la última presencia del atacante peruano con el elenco pampero, ya que meses después fichó por el Macará de Ecuador-, mientras que el rival concretó y se puso adelante en la definición. En el segundo penal, Firpo encontró la tranquilidad, ya que Quintanilla falló para el Cojutepeque. Luego, el turno fue para Martín Duffoó, quien con un disparo rasante venció el pórtico de Vargas. Chamagua ataja el penal decisivo y le da el primer título de su historia a Firpo (Recorte: laprensagrafica.com.sv)Sin embargo, ‘Kiko’ Henríquez perdió el cuarto penal y la balanza volvió a inclinarse en contra de sus intereses.

En ese punto, si Percival Piggot convertía el siguiente disparo, el título les correspondería a los choriceros del Cojutepeque. Empero, Firpo agradeció a Piggot y a Ventura, quienes fallaron el quinto y sexto penal, respectivamente, así como también a Cárcamo Batres, quien una vez más fue providencial: convirtió el penal decisivo y le otorgó a su equipo el primer título dentro de su palmarés.

Los protagonistas de aquella final -recuerdan los salvadoreños- fueron el arquero Raúl Chamagua y José María Batres. Sin embargo, un trabajo anónimo pero incansable fue el que desplegaron los peruanos en aquel histórico día. Juntos nuevamente en un título; el primero que se escribió en la historia del Firpo.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com 

Comentarios (9)add
...
escrito por Pepe Malper , febrero 24, 2010
Martin Duffó Medrano, gran amigo y gran persona, cañetano "descubierto" muy joven por Don Ronberto Scarone en un amistoso que fue a jugar Universitario con el Atlético Independiente de Cañete, hoy Martin dirige al Matices Ciclo Club de Imperial que esta por comenzar su participación en la Liga Distrital Imperialina. Suerte Maestro!
...
escrito por fabio leon naranjo , febrero 24, 2010
Mi saludo para el Perù futbolero.
Curiosamante el equipo Luis Angel Firpo, tomò su nombre in memorian del boxeador argentino de los pesos completos , el famoso Toro de Las Pampas.
Lo americanos propietarios de la Fruit Company fundaron un equipo al que pusiero Jack Dempsey en honor del campeòn mundial . Y los braceros para llevar la rivalidad fundaron el Firpo. Linda curiosidad.
Dice la historia que ambos boxeadores se enfrentaron en el otoño de 1923, ganò al amèricano por K.O en el segundo round, pero el argentino lo sacò de un derechazo del ring, en lo que los especialistas en el noble arte de la diosa Fistiana lalmaron LA PELEA DEL SIGLO.
Historias lindas tiene el esfèrico mundo de la pelota que merecen ser recordadas.
Un abrazo a la hinchada del Luis Angel Firpo.
De pronto no existirà en Perù un equipo que se llame MAURO MINA ?
...
escrito por Aliper , febrero 24, 2010
Muy buena nota, no sabia que dos peruanos habian campeonado en El Salvador...que curioso que tambien hayan sido campeones con Universitario en el 85'
...
escrito por Pablo Benel , marzo 16, 2010
Muy buen artículo, importante darlo a conocer para los jóvenes que recién empiezan en lides futbolísticas y para quienes fueron sus compañeros futbolistas. Ahora ellos son colegas DTs. Sirva también para sus dirigidos el conocerlo y merezcan el respeto que merecen.
Deben haber muchas historias mas como esta. amigos de "De Chalaca" felicitaciones.

...
escrito por wilfredo hernandez , septiembre 10, 2010
Como puedo contactar a Martin Duffoó para un articulo aca en El Salvador
...
escrito por Toño Mateo , octubre 13, 2010
Hola, el correo de Martin Duffoo es; Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

...
escrito por Principe , noviembre 10, 2010
Aguante Firpo!!! Aguante Furia Pampera!!
...
escrito por Toro , noviembre 10, 2010
Entre "la Furia Pampera" hinchada de Firpo, se recuerda de muy grata manera a Seminario y a Martín, de los mejores extranjeros que han pasado por nuestro glorioso equipo, el cual de hecho, ya tiene 9 títulos. Hace unos 5 años tuvimos a Fran Palomino que no tuvo ni por serca el nivel de los antes mencionados, pero tiempo atrás habia sido campeón de primera en Perú.

Saludos desde El Salvador.


...
escrito por Claudio Duffoo , junio 16, 2011
Muy buena la nota me siento orgulloso de los logro del futbol peruano y mas aun si tiene como participe una familiar mio no sabia que exitio este momento y ahora me alegro de saber que el peru siempre ah tenido bueno representates lastima que ahora ya no sea asi.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy