Recorte: diario La CrónicaUno por uno, los doce aliancistas que hicieron historia en el barrio de La Boca en 1966.

 

Rodolfo Bazán: La gran figura del ‘bombonerazo’. Arquero que lucía más jugando afuera del país que de local. Esa noche sacó de todo, hasta con la mirada el penal de Zarich. El ‘Mago’ jugó entre otros por Sporting Cristal, Mariscal Sucre y Atlético Grau.

Juan de La Vega: El gran capitán íntimo de inicios de los '60. Su calidad internacional y gran clase y experiencia lo llevaron a ser uno de los mejores de Alianza en La Boca. No se amilanó nunca y metió pierna fuerte cuando fue necesario. 

Orlando Lavalle: Formado en las divisiones menores aliancistas, empezó nervioso el partido. Las constantes arremetidas de Boca lo llenaron de inseguridad, pero luego se convirtió en un gran baluarte para la defensa íntima.

Jorge Barreto: Al igual que Lavalle, un canterano que demoró en acomodarse en el terreno de juego, pero que cuando lo consiguió fue de gran utilidad. Manejo el balón con mucha coherencia.

Rodolfo Guzmán: Lateral izquierdo y gran aliado de su tocayo Bazán. Fue impasable en la noche bonaerense y además participó de la jugada del gol.

Manuel Grimaldo: Volante central de excelsa calidad, socio habitual de De La Vega. Pese a estar lesionado jugó de manera aceptable y se mostró como una buena opción de pase durante muchas partes del partido.

Víctor ‘Pitín’ Zegarra: Además de anotar el gol del triunfo, ‘Pitín’ -quien no requiere de mayor presentación- se la arregló para también ayudar a defender. Fue, como acostumbraba ser, un entrenador dentro del campo. Su experiencia y buen carácter lo ayudaron muchísimo a saber comandar el equipo en un partido tan difícil. 

Luis Martínez: 'Babalú', una de las grandes promesas del ataque íntimo de los '60 que nunca llegó a consagrarse del todo. En 'La Bombonera', no obstante su carácter bullidor, colaboró muchísimo en la marca y cumplió a cabalidad. No lució pero cooperó en el trabajo sucio del equipo.

Eusebio Leiva: El valor más bajo de los blanquiazules. Nunca se ubicó en el terreno de juego y el partido le quedó grande. Años después jugaría en Melgar.

Víctor Rostaing: Heredero de la añeja dinastía que tuvo como gran protagonista a su padre, el "eficiente y correcto" zaguero Juan Rostaing, que brillara en los años '30, fue de los más animados ante Boca. Siempre llevó peligro con su fortaleza física. Fue una cuña dentro del área que no dejó a los backs xeneizes irse del todo al ataque.

Héctor Valle: El popular 'Mono', al igual que 'Babalú' Martínez, tuvo que retroceder por su ala para cumplir una sacrificada labor defensiva. Fue también un alto valor del equipo.

Julio Baylón: Puntero derecho que recién aparecía por la época y que años luego destacaría en México 1970 y llegaría al fútbol alemán. Ingresó en el segundo tiempo, y su velocidad fue determinante para poder aguantar el partido. Cumplió bien y fue un pulmón para los blanquiazules.

Recorte: diario La Crónica

Comentarios (1)add
...
escrito por luis , marzo 14, 2011
no se ve en la foto al gran Juan De La Vega
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy