Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEn Primera, su carrera arrancó en Universitario y terminó en Melgar. Recordemos a César ‘El Huevo’ Adriazola, uno de los laterales izquierdos con más gol que tuvo nuestro fútbol.

 

César Augusto Adriazola Delgado nació en Mollendo el 10 de junio de 1956 y se consolidó como uno de los laterales izquierdos más importantes de los ochenta. Destacó su excelente remate de larga distancia, así como su precisión en penales y tiros libres. El primer equipo que lo tuvo en sus filas fue el Sport Boys del barrio Las Cruces en su ciudad natal, sin embargo, su aparición mediática se produjo en la primavera de 1976: como capitán del Pesca Perú de Mollendo, fue una de las figuras de la Finalísima de la Copa Perú. Los mollendinos fueron subcampeones, con solo un punto menos que Bolognesi de Tacna, que ascendió. Pero el futuro de Adriazola tenía un rumbo mejor: Universitario le echó el ojo y lo fichó para la temporada siguiente.

Adriazola en Odriozola

César Adriazola, el segundo de los parados, cuando recién daba inicio a su carrera de futbolista con el Sport Boys de Mollendo (Foto: clubsportboysmoll.blogspot.com)A la ‘U’ no llegó con la titularidad asegurada; más bien, tuvo que ver la mayor parte de la campaña de 1977 desde el banco; el titular por el carril izquierdo era Juan Manuel Toyco. Adriazola debutó en Primera División el 27 de marzo de 1977, cuando Universitario, por la séptima fecha del Interzonal, empató 0-0 contra Cienciano en el Lolo Fernández. No volvió a alinear hasta las dos primeras fechas del Descentralizado, en junio, con victorias cremas sobre Alfonso Ugarte de Puno (2-0) y Deportivo Municipal (0-1).

Al año siguiente, bajo el mando de Roberto Scarone, se consolidó como dueño de ese carril. También comenzó su producción goleadora: su primer tanto lo anotó el sábado 9 de septiembre de 1978, en la victoria de la ‘U’ por 3-1 sobre Atlético Chalaco en el estadio Nacional. En aquella temporada marcó dos goles más: uno contra Deportivo Municipal (4-1) y otro contra León de Huánuco (4-0).

La especialidad del 'Huevo' Adriazola fueron los tiros libres, arma que hizo sentir en cada uno de los equipos que defendió (Recorte: revista Ovación)En 1979, tuvo su primera experiencia internacional: disputó la Copa Libertadores. La del sábado 24 de febrero fue, acaso, su tarde más memorable: en Matute, Universitario goleó 3-6 a Alianza Lima. Las cosas empezaron mal para el ‘Huevo’: apenas al minuto, cometió un autogol en la valla de Eusebio Acasuzo, que puso en ventaja a los íntimos. Universitario, sin embargo, remontó hasta alcanzar la inédita goleada. Un centro suyo provocó un autogol aliancista, de Jaime Duarte, a los 25’, que puso a la ‘U’ arriba por 1-2; el ‘Huevo’ marcó el último gol de la jornada a los 89’, de penal, e hizo historia: se convirtió en el primer lateral izquierdo que hizo un gol en clásicos.

En aquella Libertadores, hizo un gol más, en la derrota crema por 2-5 contra Palmeiras. En el torneo local, tuvo que esperar hasta los octogonales: marcó en la victoria de la ‘U’ por 1-2 sobre Unión Huaral y otra vez contra Alianza Lima, en un empate 1-1 en Matute.

Jugando para Universitario, Adriazola también hizo sentir una ruda marca cuando la situación así lo requería (Recorte: revista Ovación)1980 fue un mal año para la ‘U’, que terminó en la novena casilla. Adriazola anotó tres goles: contra Ugarte (2-0 en Lima), otra vez contra Alianza (1-1 en el Nacional) y contra Torino (derrota 4-1 en Talara). Sin embargo, el ‘Huevo’ no logró salvarse de la tremenda ‘poda’ que ordenó la dirigencia; Adriazola, así, le dijo adiós a Odriozola.

Migraciones ochenteras

El fútbol le dio una nueva oportunidad en 1981: fue fichado por León de Huánuco, que volvía a Primera después de un año de ausencia. Adriazola llegó de la mano de otros purgados cremas: Fernando ‘El Gato’ Cuéllar (quien asumió como técnico/jugador), David Zuloaga y Freddy Cañamero. Los huanuqueños hicieron una buena campaña y terminaron quintos, aunque un año después, en 1982, pelearon la liguilla por el descenso.

En 1983, sin embargo, su carrera dio un nuevo despegue: fue contratado por CNI, al que dirigía Máximo Carrasco (campeón con Melgar en el 81). Hizo tres muy buenas campañas con el elenco de Iquitos. En 1983, llegó a la liguilla por el título. En 1984, fue subcampeón del Descentralizado y estuvo a un tris de llegar a la Libertadores, al no lograr imponerse a Universitario y Melgar en un triangular clasificatorio. En 1985, casi llega otra vez a la Copa: CNI perdió la final del Regional, por 3-1, ante Universitario en un polémico partido.

Con la camiseta alterna de CNI enfrentando a su ex equipo en una disputada jugada contra Percy Rojas (Recorte: revista Ovación)Sus actuaciones en Iquitos le valieron su convocatoria a la selección peruana. Adriazola vistió por primera y única vez la blanquirroja el 17 de febrero de 1985, cuando Moisés Barack lo convocó para el amistoso en que Perú goleó 3-0 a Bolivia, en el estadio Nacional, con hat trick de Franco Enrique Navarro. Jugó los primeros 45’, siendo reemplazado en el complemento por César ‘El Gato’ Espino. Fueron sus únicos 45 minutos con la selección en un partido “A1”. Difícil saber por qué tuvo tan poca chance; por aquella época, la banda izquierda se la alternaban Hugo Gastulo, Roberto ‘Cucurucho’ Rojas o, incluso, Jorge ‘El Mango’ Olaechea (quien fue el titular en España 82).

Para 1986, Adriazola volvió a Lima: fue contratado por Deportivo Municipal, que hizo una muy buena campaña, quedando tercero en la liguilla del Descentralizado. En 1987 se quedó en la capital, pero en otro club: Sporting Cristal, dirigido por Miguel Company, lo contrató. En el cuadro de La Florida, tuvo una intensa pugna por la titularidad con ‘Cucurucho’ Rojas. Cuando este último, tras la Tragedia de Ventanilla, se fue a Matute para reforzar a Alianza, Adriazola peleó el puesto con una figura emergente: el ‘Zancudo’ Percy Olivares. Pese a sus regulares actuaciones en Cristal, no continuó en 1988.

Llegó, entonces, el tramo final de su carrera, que lo llevó a equipos de altura. En 1988 fue contratado por Cienciano, con quien se consagró campeón del Regional Sur y clasificó al Descentralizado. En 1989 siguió su buena senda: lo fichó el benjamín Aurora de Arequipa, que, dirigido por Máximo Carrasco, hizo una notable campaña, ganando los dos Regionales Sur y clasificando a las dos liguillas del año.

Las últimas erupciones

Aquí aparece junto a Eduardo Saavedra en la previa de un Municipal-CNI de 1984 (Recorte: revista Ovación)Llegó el año 1990 y Adriazola se quedó en Arequipa, pero para firmar por el club que lo cobijó en sus últimos cuatro años de Primera División: FBC Melgar. Adriazola anotó su primer gol con chompa rojinegra ante su ex club: por la cuarta fecha del Regional, marcó en una goleada 3-0 sobre Aurora. Y en la liguilla por el Regional I se cobró una tremenda revancha: el 2 de septiembre de 1990, de penal, marcó el gol del empate ante Universitario en Lima; este resultado impidió que los cremas llegaran a una final contra Sport Boys, que se quedó (tras ganar 2-1 a Unión Huaral) con el título del primer semestre. Nueve goles anotó, en total, el ‘Huevo’ en aquella excelente campaña rojinegra, que incluyó los dos títulos regionales del Sur. En 1991, Melgar nuevamente se llevó los dos regionales: Adriazola sumó siete goles a sus cifras.

En 1992, la pelea por el sector izquierdo de la defensa rojinegra se hizo más intensa: Adriazola encontró en Ernesto ‘Palito’ Vera un gran competidor, pues este reunía cualidades parecidas a las del ‘Huevo’: un gran remate de media distancia y precisión a balón parado. Adriazola tuvo mayor presencia en 1992, mientras que Vera fue desplazándolo, casi definitivamente, en 1993.

La rojinegra de Melgar fue la última camiseta con la que César Adriazola alternó en los primeros planos del fútbol peruano antes de dejar a los mistianos en 1993 (Recorte: revista Estadio)En el 92, Adriazola anotó en el primer partido que retornó el formato de los Descentralizados: el 11 de abril, marcó en el empate 2-2 que sacó Melgar contra Deportivo Municipal. Hizo otros tres goles más en aquella campaña.

En 1993, cerró su carrera profesional con dos goles. Para no perder la costumbre, uno se lo hizo a Alianza: fue el 30 de mayo de 1993, en una victoria del ‘Dominó’ por 6-3 sobre los blanquiazules, por el Torneo Intermedio. Su último tanto en Primera fue unos meses después, el 15 de septiembre, en un empate 1-1 contra León en Arequipa.

Ese año colgó los botines. Tras ello, Adriazola se dedicó a la dirección técnica y condujo en la Copa Perú: fue entrenador de emblemáticos clubes arequipeños, como Aurora y Piérola. También se hizo cargo del equipo de Reserva del León de Huánuco en 2010. Después, se dedicó a las categorías menores de Universitario, donde ha hecho carrera. Tuvo el infortunio de experimentar un descenso, en Segunda, con el U América en 2011.

Pero la marca del ‘Huevo’, como uno de los laterales con más gol que tuvo el Perú, es imborrable.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Foto: clubsportboysmoll.blogspot.com; Recortes: revistas Ovación y Estadio

Comentarios (8)add
...
escrito por Richard Salazar Cruz , agosto 21, 2013
Gran jugador, mis recuerdos son su paso por Melgar, esos disparos de media distancia eran su marca, recuerdo que el 92 en las primeras fechas cuando el equipo no venia bien, se puso el equipo al hombro e hizo goles importantes
...
escrito por shirley adriazola esquivel , agosto 22, 2013
siempre sera el mejor papito sabes que eres el mejor padre y el mejor jugador eres una historia futbolistica y eso es importante sabes que siempre te vamos admirar te amo papa cesar su patada es incomparable
...
escrito por M. Esquivel V. , agosto 22, 2013
Ese es mi tio carajo, escribio su nombre en la rica historia del fuchibol peruano, saludos a quien escribio esto..buena tio huevo, saludos desde las tierras de uncle Sam.
...
escrito por Juan Adriazola Delgado , agosto 23, 2013
Ese en mi hermano, fue un gran jugador en aquellas épocas que ahora no hay nadie mejor que el, fue un lateral izquierdo de la patada, recuerdo una anécdota de un tiro libre se tumbo al habiloso Lobaton con un remate de tiro libre le metio un zurdazo y cayo KO futbolistico y todo el estadio comenzó a contar 1 2 3 4 5 fue un vacilon jajajajaja .eso quedo en la historia del Futbol MOLLENDINO.
...
escrito por Henry Lemos Herrera , agosto 23, 2013
Gracias dechalaca.com por recordar a esta gloria del fultbol Peruano en pespecial el loretano; como no recordar esas tardes de futbol cuando dabas mucha alegria enorme al publico de Iquitos con esos golazos que anotabas por tu equipo el CNI en el gramado del Max Augustin; saludos y fuerte abrazo a la distancia...........
...
escrito por huguito pierola , octubre 09, 2013
que grande, simplemente un grande. creci viendolo jugar en Melgar y fui siempre su hincha. Un abrazo fuerte para el huevo adriazola y muchos saludos a su familia
...
escrito por Claudio , septiembre 17, 2015
grande huevo, que tales cañonazos, tenias fútbol y habilidad, y como dice la reseña ¿porque no tuvistes mas oportunidades si de lejos fuistes mas jugador que cucurucho Rojas
...
escrito por Efraín Astete , febrero 06, 2017
Adriazola, crack del fútbol peruano, siempre en la retina de los hinchas de la 'U', CNI, Melgar y Aurora: en el corazón de los mollendinos.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy