Fotos: revista Don Balón Perú / Composición fotográfica: Carlos Vela

Se hizo profesional en Huánuco y el Cusco lo consagró como caudillo. Pero nació en Pucallpa, y además estudió contabilidad, más allá de que el fútbol le tuviera otro destino reservado. Con este reconocimiento a Carlos Cumapa, el capitán del primer equipo exitoso de Cienciano, se da inicio a una sección dedicada a rendir honor a los ídolos perdidos del fútbol peruano.

Composición fotográfica: Carlos Vela / DeChalaca.com

“El fútbol me dio solo lo suficiente para vivir, y aunque no hice mucho dinero, jugarlo me hizo inmensamente feliz. Pero soy consciente de que estoy jugando mis últimos años y, por eso, quiero estar preparado para asumir mi próximo reto: tener mi propio estudio contable”.

(Carlos Cumapa a la revista Don Balón Perú, N° 27 p. 38, setiembre de 1998)

 

Le decían el tío, acaso por el mechón blanco que lo acompañó siempre y casi como presagio inspirado de que algún día inauguraría esta sección. Para definir a Luis Carlos Cumapa Sifuentes (Pucallpa, 6 de marzo de 1966), habría que decir que fue el prototipo del jugador silencioso pero regular de los años noventa. Que era el número ‘6’ que imponía respeto y repartía pierna fuerte, pero que también jugaba y generaba fútbol. Que se barría durante todo el partido y era pegajoso en la marca, pero que a la vez iba al ataque y hacía goles. No era ni por asomo José Velásquez, pero, a su manera, también era un patrón.

 

SIEMPRE AL CENTRO

Con León, la camiseta que lo vio nacer para el fútbol profesional, en un partido en Matute en 1994 (Foto: revista Estadio)En su tierra natal, Cumapa jugó fútbol desde los 12 años en el Asociación Deportiva Ucayali, siempre de manera amateur. Pero esa afición no era una prioridad para él: tras cumplir la mayoría de edad, se marchó a Huánuco para estudiar contabilidad en la Universidad Hermilio Valdizán. Allí avanzó de a pocos la carrera y cuatro años luego, en 1988, decidió compartir sus dos pasiones. Se enroló en León, el club más popular de la ciudad, y debutó en Primera División en el Regional Centro.

 

Desde esos inicios de su carrera con la camiseta crema del cuadro huanuqueño, ya marcaba una pauta que seguiría siempre: la regularidad en sus presencias como titular a lo largo de los 90 minutos de juego. De hecho, aunque casi siempre arrancó entre los once, Cumapa solo fue habitualmente recambiado en dos de sus 15 temporadas en la máxima categoría: las de 1991 y 1992, ambas con camiseta de Unión Minas de Cerro de Pasco. Curiosamente, las que lo descubrieron al ruedo mediático, cuando el cuadro cerreño quedó entre los 16 privilegiados clubes que mantuvieron la categoría luego de la reducción de equipos de aquellos años.

 

Para 1993, volvió a León. En esa etapa, conocería a dos técnicos que lo marcarían: ese año, a Carlos Daniel Jurado, y al siguiente, a Ramón Quiroga. Con este último, en 1994, el cuadro huanuqueño cumplió una de las mejores campañas de su historia en Primera, con un equipo que tenía por baluartes a Raúl Mejía, ‘Danny’ Chumpitaz, César Rodríguez, los uruguayos Gustavo Machaíin y Pedro Varela y, por supuesto, a Carlos Cumapa. Llegó hasta la Liguilla por el subtítulo y quedó tercero, tras caer ante Alianza Lima y Sipesa y vencer a Universitario. Al año siguiente se desmanteló y perdió la categoría. Pero sus individualidades no solo la mantuvieron.

 

A la marca de Waldir Sáenz en el Alianza 2 - Pesquero 2 del Descentralizado '96 (Recorte: diario Líbero)EL GRAN SALTO

 

Merced a sus buenas actuaciones en ese recordado León, Cumapa estuvo voceado para integrarse a Universitario de Deportes para la temporada ’95, pero no llegó a un acuerdo económico con la directiva crema. Recaló igualmente en Lima, con Deportivo San Agustín, donde se reencontraría con Jurado. Nueva temporada de protagonismo: los canarios, con un equipo modesto, llegaron al Octogonal y fueron animadores.

 

Para 1996, el club que pidió los servicios del volante fue Deportivo Pesquero, en el que un novel Claudio Pizarro hacía sus pinitos en el fútbol de Primera. Allí hizo dupla de contención con otro debutante en la categoría: Gregorio Bernales, con el que conformó una de las parejas de primera línea más sólidas del certamen. Otra vez, un equipo de Cumapa tuvo buen suceso: el cuadro chimbotano se clasificó sétimo en la temporada regular, se clasificó a la Preliguilla y en una serie memorable, eliminó tras dos partidos a Sport Boys en el propio Miguel Grau del Callao, en una tarde donde los hinchas rosados invadieron el campo ante la frustración de la eliminación.

 

Imagen con historia: Cumapa (al centro en el suelo) en su tarde de debut con Cienciano, ante Alianza Lima en Arequipa (Recorte: diario Líbero)Y con esos avales, llegó el fin de los saltos de Cumapa de una ciudad a otra. En 1997, encontraría su lugar. En el centro del campo, como siempre, y algo tirado hacia la sierra sur. Otra vez con un viejo conocido en el banco: Quiroga. Con una camiseta que lo sentiría sudar historia: la roja del Cienciano del Cusco. Debutó con ella en la cancha de la UNSA, una tarde de febrero frente a Alianza Lima en la que los imperiales debieron hacer de locales en Arequipa debido a que el gramado del Garcilaso de La Vega estaba siendo resembrado. Y nunca más se la quitó.

 

 

ROJÍSIMA CONSAGRACIÓN

 

Durante las cinco temporadas y media que vistió la camiseta de Cienciano, hasta su retiro tras el término del Apertura 2002, Carlos Cumapa jugó 196 de los 253 partidos oficiales (245 por el torneo local y 8 por Copa Libertadores) jugados por el cuadro rojo en ese lapso. El 77.5%, para decirlo matemáticamente. Y tratándose de un hombre que llegó al Cusco habiendo superado la barrera etárea de la base tres.

 

Su regularidad con Cienciano a finales de los '90 le ameritó reportajes, como este en el que se analizaban sus virtudes técnicas y tácticas (Recorte: revista Don Balón Perú, N° 27 p. 38)Fue el caudillo, el líder del salto de Cienciano a la palestra del fútbol peruano e internacional. Durante esos años, tuvo varios compañeros en labores de contención: Germán Muñoz, Roger Serrano, Edwin Pérez, Martín Rodríguez; todos le cargaron los maletines. En 1998 y 1999, su segunda y tercera temporada en el Cusco, fue reconocido por la revista Don Balón Perú como el mejor jugador del cuadro rojo. Hasta debió oficiar de técnico interino durante las dos últimas jornadas del ’99, tras el despido de Franco Navarro. Y después de que en 2000 su protagonismo fuera algo opacado por la gran temporada hecha por el mexicano Óscar Olvera, se produciría la consagración soñada, el broche de oro que cualquier jugador provinciano quisiera tener para el cierre de su carrera.

 

En la temporada 2001, Cienciano cumplía 100 años de historia y, al igual que Alianza Lima, tenía el objetivo clarísimo: honrar la conmemoración con un título. Pero pocos apostaban por el cuadro rojo, máxime luego de que en el Apertura, con Freddy Ternero en el banco, solo había conseguido ubicarse cuarto pese a haber invertido en contrataciones. Para el Clausura, Juvenal Silva anunció dos regresos: primero, el de Carlos Daniel Jurado, y luego, el de Óscar Olvera para el mediocampo.

 

Luchándola con un contemporáneo y colega suyo en el puesto: el 'Puma' Carranza, en un partido del Clausura 2001 (Foto: revista El Gráfico Perú)Se armó entonces el festín. Cumapa, que se reencontraba por tercera y definitiva vez con el ‘Viejo’ en el banco, fue el capitán de ese equipo de Cienciano que consiguió lo que nadie ha obtenido en 10 temporadas y pico de torneos cortos en el Perú: ganar los 11 partidos de local, hacer una ‘media inglesa’ perfecta de 33 puntos y, luego de una definición cabeza a cabeza con el sorprendente Estudiantes de Medicina de Ica -al que venció en partido extra en Arequipa-, se consagró campeón del Clausura. Era el equipo de los ‘Locos’ uruguayos Martínez y Zapata, de Maurinho Mendoza en el arco, de la tripleta Flores-García-‘Changó’ Maldonado en el fondo; pero sobre todo, era el equipo del patrón Cumapa. En la final se demostraría por qué.

 

NADA ES PERFECTO

 

Estadio de Matute, 22 de diciembre de 2001. Alianza y Cienciano, los equipos centenarios de la temporada, comenzaban 180 minutos de ida y vuelta para dirimir al campeón nacional de aquel especial año. Waldir Sáenz puso en ventaja a Alianza, pero nueve minutos después, apareció el caudillo: Cumapa se elevó en el área del arco Sur y cabeceó arriba, donde no podía llegar Marco Flores. Cumapa en la cúspide de la pirámide de celebración luego de que Zapata (de espaldas) pusiera el 1-2 en la final de ida de la temporada 2001 en Matute ante Alianza Lima (Foto: revista El Gráfico Perú)Era el empate que luego el ‘Colorado’ Zapata, vía penal, transformaría en un 1-2 ilusorio para la ‘Furia Roja’. Iniciado el segundo tiempo, José Soto igualó para Alianza, pero el empate parecía inamovible. Cienciano sacaba de visita una inmejorable ventaja para el cotejo de vuelta en el Garcilaso.

 

Hasta que llegó la jugada fatídica. Minuto 87: falta en el centro del campo. Cumapa, siempre recio, había trabado por detrás a 'Pepe' Soto. Eduardo Lecca no titubeó. Fue roja para el del ‘Rojo’. Cienciano tenía uno menos sobre el final del partido; pero no era cualquiera, era él, el líder, el que no iba a estar en el encuentro de vuelta de cuatro días luego. Mazazo sicológico, que le dicen. A los ’90, al borde del pitazo final, Roberto Farfán colocó el 3-2 para los íntimos. La historia posterior es conocida: Cienciano ganó 1-0, pero en la definición por penales Roverano fue figura y Sáenz se robó las fotos.

 

Cualquier hincha cusqueño promedio evoca la expulsión de Cumapa en Matute como la jugada que determinó la pérdida del título de 2001. Ese campeonato nacional que hasta ahora le es esquivo al equipo de la Plaza San Francisco. Igualmente, aquel cuadro de Jurado, con Cumapa siempre con la banda, tuvo un extraordinario consuelo en la Copa Libertadores, la primera de su historia, en la que clasificó a segunda fase tras derrotar en el Garcilaso al 9 de Octubre de Paraguay, al Gremio de Brasil y al Oriente Petrolero de Bolivia.

 

Su última tarde en el fútbol activo: marcando a 'Nuno' Molina en el Monumental por el Clausura 2002 (Foto: suplemento Deporte Total, diario El Comercio)Tras ello, el líder supo decir adiós. En junio de 2002, un partido en el Monumental ante Universitario (triunfo crema 1-0, con gol de ‘Chemo’ del Solar) le sirvió como silenciosa despedida. Y aunque Juvenal Silva prometió un partido homenaje, el cotejo jamás se disputó. El Cusco nunca pudo decirle gracias a su caudillo principal, al que encabezó los primeros capítulos del éxito incomparable que alcanzaría Cienciano en la década actual. No estuvo ni en la Sudamericana, ni en la Recopa. Para él no hubo fotos ni huaynos. Quizá porque era el ‘Tío’, no el ‘Papá’.

 

De Cumapa, luego de eso, se ha sabido poco. Su último vínculo conocido con el fútbol fue la dirección técnica del Señor de Puelles, en la Liga de Huánuco, como parte de la Copa Perú. Y también ha mantenido una academia de menores en dicha ciudad. Hasta donde existen registros empresariales disponibles, nunca ha llegado a establecer su estudio contable. Pero vaya si supo contabilizar éxitos en las canchas. Como para que el fútbol recuerde su mechón blanco con cariño.

Fotos y recortes: revistas Don Balón Perú, Estadio y El Gráfico Perú; diarios El Comercio y Líbero

Comentarios (14)add
...
escrito por brxno , marzo 30, 2008
bxenaaaa
...
escrito por LOKI7O , abril 06, 2008
HOLA FVRIA ESTE REPORTAJE A UNO DE LOS MEJORES JUGADORES DEL PERU ESTA DE LUJO CUMAPA CAPITAN DEL MEDIO CAPITAN DE LA GRORIOSA FVRIA ROJA CIENCIANO DEL CUSCO GRACIAS POR TODO CUMAPA

CHAO FVRIA
...
escrito por miguel angel villegas caceres , agosto 08, 2008
q les puedo decir de ese gran vecino q fue cumapa x q eso es lo q fue el vivio en mi barrio fonavi 1 alla en la ciudad de huanuco yo personalment lo vi jugar en el equipo de mis amores el leon de huanuco al cual lo iva a ver con tan solo mis 8 años todos los domingos en el heraclio tapia ,y la gente lo ovacionaba desde las tribunas lastima q despues nos desmantelaran de jugadores y nos fuimos a segunda , pero el tema es cumapa uno de los mas grandes jugadores q ha tenido el balompie peruno ,lastima q ese miserable dfe juvenal silva no cumpliera con la despedida q se merecia q prometio ya el pueblo cusqeño debe estar tremendament agradecido al gran capitan q tuvo la furia roja...dnde te encuentres saludos de un hincha tuyo ... cumapa...........
...
escrito por Agüita , enero 21, 2010
cumapa eres lo mas grande que vio nacer la region ucayali.

gracias por ilustrar nuestros ojos con tu juego recio y lleno de garra, que hasta el puma carranza quedaba chico delante tuyo.

Saludos de un paisano pucallpino.

pd: tambien estuvo como DT en el tecnologico suiza en el año 2008 hasta la etapa departamental. Luego renuncio por motivos personales y se regreo al cusco.
...
escrito por yubel , febrero 01, 2011
REALMENTE TUVO UNA GRAN HISTORIA....LES CUENTO QUE CUMAPA ESTUVO DE TECNICO DEL DEPORTIVO MUNICIPAL DE LA CONVENCION , EL CUAL CAMPEONO LA LIGA SUPERIOR DE CUSCO, Y LAMENTABLEMENTE SE ELIMINARON EN LA ETAPA DEPARTAMENTAL DE LA COPA PERU 2010 ANTE EL REAL GARCILASO POR PENALESSSSSSS.....Y TAMBIEN PORQ EL REAL MANEJO MUCHO DINERO BAJO LA MANGA....DE TODOS MODOS GRANDE CUMAPA...POR AHI ME DIJERON Q ESTARIA ESTE AÑO CON EL TECNOLOGICO DE PUCALLPA!!!!
...
escrito por chapita , febrero 03, 2011
gracias profe x seguir entrenandos ya q dicho nuestra meta es campeonar la copa crema x eso cada dia mas nos esmeramos a la copa crema se dijo del 11 al 14 de febrero del 2011
...
escrito por ary cumapa moscoso , marzo 22, 2011
obio mi papa es uno de los mejores jugadores q a tenido el peru
por el tantos logros de cinciano
VIVA MI PAPA !!!!!!!!!!!!!!!!!!
...
escrito por manuel , mayo 15, 2011
El negro cumapa, fue uno de los grandes del futbol peruano, nacio en mi barrio, por el jiron urubamba en pucallpa, integro siempre la selección del colegio faustino maldonado de pucallpa, siempre viene de Huanuco para aca a darse una pichanguita con los amigos del barrio.
...
escrito por CESARIM , julio 15, 2012
AHORA A TRIUNFAR PROFE CON LA JUVE DE TICLACAYAN LA AVALANCHA PASQUEÑA TE ESPERAMOS POR QUE SOMOS EXTREMADAMENTE DE LA JUVE
...
escrito por BRAYAN , noviembre 02, 2012
vamos pumaca ahra triunfar con juven. ticlacayan todos los pasqueños tienen fe en ud profe vamos profe tengo el fe que vamos ala profesional profe tengo 16 años sienpre pese que un equipo pasqueño vae al profesional.
vams pumapa....
vamos juventd ticlacayan...
ne secitamos un arquero pumaca jala al de segund division o al arquero suplente de leon .
...
escrito por BRAYAN , noviembre 02, 2012
VAMOS CUMAPA YO CONFIO EN UD PARA PASAR EN LA PROFESIONAL VAMOS JUVENTUD TICLACAYAN. TODOS LOS PASQUEÑOS ESTAMOS CON TIGO PUMAPA...
...
escrito por manuel alomia , noviembre 23, 2012
Yo conoci a Cumapa en la Universidad Hermilio Valdizan, cuando era cachimbo, delgado, crespo, estudiaba Contabilidad en los años 85, yo estudiaba Agronomía. Le vi jugar en el estadio por primera vez en el Heraclio Tapia en el campeonato interfacultades. Era espectacular, jugaba parado al centro para no humillar al equipo adversario...pero a pesar de su delgadez, era fuerte y repartia bola a todo lado... definitivamente un jugador muy bueno, genial, que si fuera joven en estos tiempos que los peruanos salen al extranjero...estaria jugando muy bien en la Bundes liga!!!.¡¡Bravo Cumapa!!!
...
escrito por Leonista huanuqueño , agosto 15, 2015
Es una pena que como tecnico no tenga buenos resultados como cuando fue jugador,esta en ultimo lugar en el torneo reserva creo que deberia dedicarse a otra cosa como gerente deportivo donde maneja el presupuesto del equipo.
...
escrito por franco angeles valle , mayo 02, 2016
Para el primero, Carlos Cumapa no fue uno de los mejores jugadores del Perú. No lo conocía nadie, es la verdad. Un mejor jugador de Perú por ejemplo fue César Cueto o Julio César Uribe.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy