Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comPese a que solo jugó un año en el fútbol peruano, el argentino Luis Fabián Artime dejó una gran huella en FBC Melgar, con el que fue goleador absoluto de la temporada 2002. En DeChalaca recordamos la carrera del ‘Luifa’, quien este 15 de diciembre cumple 50 años.

 

Ser hijo de Luis Artime -goleador histórico en River Plate, Nacional de Uruguay y la selección argentina, entre otros equipos-, fue una responsabilidad a la que Luis Fabián Artime (Buenos Aires, 15 de diciembre de 1965) no le rehuyó desde que comenzó a jugar en las categorías infantiles de Ferro Carril Oeste.

Por las vías del área

Su debut con Ferro fue en la fecha 25 de la temporada 1985/86, cuando el 19 de enero de 1986 vencieron 1-0 a Deportivo Español con gol del ‘Luifa’. En aquel equipo dirigido por Carlos Timoteo Griguol alternó con el mundialista Óscar Garré y compartió ataque con el ‘Gallego’ Esteban González.

Su presencia con los verdolagas se extendió por tres campañas en las que anotó 12 goles, hasta que a mediados de 1989 lo contrató Independiente. Con los ‘Diablos Rojos’ volvió a instalar el apellido Artime en Avellaneda, ya que su padre también defendió sus colores entre 1966 y 1968. Debutó el 27 de agosto al empatar 0-0 con Deportivo Mandiyú e hizo su ingreso al campo en reemplazo de Carlos Alejandro Alfaro Moreno, el goleador del equipo.

Luis Artime con camiseta de Ferro Carril Oeste aparece como el último de los hincados hacia el lado derecho (Foto: Facebook)

En un plantel con grandes nombres como Ricardo Bochini, Pedro Damián Monzón -exdefensa de Alianza Lima-, Ricardo Giusti o Rubén Insúa, la presencia del nuevo ‘9’ alcanzó los 20 partidos con cinco anotaciones por el torneo local durante su primer año, más uno por la Supercopa de 1990. El puesto, sin embargo, le fue difícil de sostener y tras marcar otros siete tantos dejó las filas del rojo en 1991.

Su siguiente equipo fue el que le marcó la vida para siempre: Belgrano de Córdoba. Con los ‘Piratas’ se encontró bajo las ordenes de Carlos Biasutto -extécnico de Municipal y Melgar-, quien lo tuvo desde la fecha 1 del Torneo Clausura de 1992. Su primer partido fue como titular el 23 de febrero de visita ante Ferro Carril Oeste, perdiendo 2-1.

El tesoro de las redes

Con Belgrano, el ‘Luifa’ tuvo que esperar dos meses para anotar, pero cuando lo hizo fue por partida doble: el 12 de abril por la fecha 8 señaló los últimos dos goles con los que su equipo venció 3-0 a Estudiantes de La Plata. En total, ese año alcanzó 14 anotaciones, a las que sumó otras cinco en 1993 entre el Clausura y la Copa Centenario.

En su primera etapa con Belgrano el 'Luifa' celebra un gol a Banfield cuando el 'Taladro' tenía a Ángel Comizzo como su arquero (Foto: Facebook)

Luego de un breve paso por San Lorenzo de Almagro, con el que anotó un solo gol a Independiente el 14 de noviembre en el Torneo Apertura -aunque se lo recuerda por otro que anotó a la Católica de Chile en la inauguración del estadio Nuevo Gasómetro-, para el segundo semestre de 1994 ya estaba de regreso con los celestes de Córdoba, con los que se quedó por cinco temporadas consecutivas.

En esa nueva etapa vivió el descenso a la Primera B Nacional en 1996 -la segunda categoría del fútbol argentino-, torneo en el que permaneció durante dos campañas hasta que quedó subcampeón en 1998 al perder la final con Talleres. Pese a la derrota, tuvo opción de jugar el Torneo Reducido que daba el segundo ascenso y en el que superó a Aldosivi. Ya en el segundo semestre de 1999, el club Atlético Tigre lo contrató para jugar otra vez en el Nacional B, pero tras cuatro goles anotados volvió una vez más a Belgrano en el Torneo Clausura 2000. Con los ‘Piratas’ siguió otro año y medio, tras el cual recaló en Gimnasia y Esgrima de La Plata al que dirigía el ‘Viejo’ Griguol y donde apenas si jugó cuatro encuentros en el Apertura 2001.

Explosiva conección

La temporada 2002 encontró a Luis Artime con la idea de jugar en China, pero los problemas con el idioma atentaron contra esa intención. Fue así que surgió la opción de viajar a Perú, donde lo esperaba Carlos Biasutto, quien lo conocía de Belgrano y que se lo llevó hasta Arequipa para que fuera el goleador de FBC Melgar, el equipo que comenzó dirigiendo ese año.

Gol de cabeza de Artime sobre el arco de Bolognesi custodiado por Rafael Quesada el día del estreno goleador del '9' argentino (Recorte: diario Líbero)

Con los rojinegros debutó el 24 de febrero en la fecha 1 del Torneo Apertura, cuando visitaron a Deportivo Wanka en Jauja. En aquel partido no fue titular y tampoco anotó, pero en el siguiente como local ante Bolognesi consiguió su único triplete en el fútbol peruano, luego de ingresar en la segunda mitad el 3 de marzo.

Pese a esa gran presentación, el ‘Luifa’ tuvo que esperar dos meses para volver al gol, pero lo hizo de la mejor manera pues en mayo marcó seis veces en cuatro partidos: uno a Alianza Lima, dos a Alianza Atlético, dos más a Sport Coopsol y uno a Sport Boys. A esa altura del año, sin embargo, Biasutto había dejado el equipo por malos resultados y en su lugar llegó Luis ‘Puchito’ Flores.

El Torneo Apertura lo cerró con 13 conquistas y con Melgar a media tabla, situación que para el ‘Dominó’ se repitió en el Clausura. En aquel torneo, los goles de Artime ralearon entre julio y setiembre, marcando uno por mes, pero en el último tramo del campeonato volvió a elevar su cuota frente al arco: por la fecha 16 le marcó dos al Coopsol de su amigo y compatriota Óscar Dertycia; dos a Estudiantes de Medicina en la fecha 18; uno a Sporting Cristal en la 19; y finalmente dos más a Universitario en la fecha 22.

Con la celeste de Melgar el día que se despidió del fútbol peruano con una camiseta especial y marcándole por partida doble a Universitario (Recorte: diario Líbero)

De aquel encuentro ante los cremas se recuerda el homenaje que se le rindió en el campo, ya que el usual equipo rojinegro vistió aquella tarde del 8 de diciembre con una camiseta celeste en el Monumental, los colores de Belgrano con los que tanto se lo identifica. Ese día, además, alcanzó los 24 tantos en la temporada y con ello se despidió del Perú como el máximo goleador.

De corazón celeste

De regreso en Argentina, Luis Artime cumplió una última etapa en Belgrano. El equipo cordobés había vuelto a perder la categoría a mediados de 2002 y pugnaba por el ascenso mediante la Primera B Nacional. Pese a que durante el primer semestre de 2003 marcó 8 goles, no logró su cometido con el ‘Pirata’ y se mantuvo otras dos temporadas en el club peleando por cumplir el objetivo, tiempo en el que sumó tres anotaciones más durante 2004.

La última vez que celebró una conquista propia fue el 16 de octubre frente a El Porvenir, cuadro que les ganó 2-1 en la fecha 10 del Torneo Apertura. La derrota también marcó su último encuentro oficial con la divisa celeste, con la que perdió como local el 13 de marzo de 2005, cuando Racing de Córdoba les ganó 1-4. El éxito, sin embargo, ya le había sonreído de sobra al ‘Luifa’, que quedó en la historia de Belgrano como el jugador que más partidos disputó (record solo superado por el meta Juan Carlos Olave en setiembre de 2015) y el que más goles anotó.

La última etapa de Luis Artime con Belgrano, luchando por el ascenso en la B Nacional (Foto: Facebook)

Tal fue su identificación en Córdoba que en 2011, antes de la Copa América que se celebró en Argentina, la tribuna popular sur del remodelado estadio Mario Alberto Kempes adoptó el nombre de Luis Fabián Artime pese a no haber nacido en la ciudad. Así, su recuerdo quedó impreso en las gradas junto a los de otros futbolistas también identificados con equipos cordobeses como Osvaldo Ardiles de Instituto, Daniel Willington de Talleres y Roberto Gasparini de Racing.

Aunque no alcanzó la talla internacional de su padre, el ‘Luifa’ igual se ganó un reconocimiento que no muchos jugadores logran en toda en una vida de carrera, tanto en su país como fuera de él.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: Facebook; Recortes: diario Líbero


Comentarios (1)add
...
escrito por Alonso , diciembre 15, 2015
Grande Luifa.

Estuve en su debut con Bolo, ¡en medio tiempo 3 cabezazos y 3 goles!


Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy