Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comCléber Chalá fue uno de los jugadores más importantes de Ecuador en los noventa y un recurrente dolor de cabeza para el fútbol peruano. Sin embargo, en 2004, cuando llegó a San Martín, su nivel estuvo muy lejos del que se esperaba.

 

2004 fue un año de muchas emociones para la Universidad San Martín de Porres. Los santos no solo hicieron su debut en el fútbol profesional, sino que protagonizaron una heroica remontada de puntos que les permitió salvar la categoría tras un paupérrimo Apertura, en el que apenas sumaron el 12.82% de los puntos disputados. Pero ¿qué hizo posible este logro? El milagro fue producto de la mano del argentino Oscar Malbernat en el banco y de una reestructuración total del plantel, con nuevos refuerzos. Entre ellos, sin embargo, algunos no dieron la talla: tal fue el caso del ecuatoriano Cléber Chalá.

 

 

Con 33 años a cuestas y con un currículum importante, que incluía su paso por importantes equipos ecuatorianos como El Nacional y Deportivo Quito, una experiencia en el fútbol europeo (Southampton) y una participación en el mundial Corea/Japón 2002, Chalá estaba llamado a ser la figura de los albos en el Clausura 2004. Estuvo lejos de serlo.

Proceso de selección

Cléber Chalá con la camiseta de El Nacional anotándole un gol a Emelec en la final de 1996 que acabó en triunfo del equipo militar por 2-0 (Foto: diario El Universo de Ecuador)En el currículum del volante, su participación en la selección mayor de su país era un detalle a considerar. Desde 1992 fue internacional de Ecuador. Formó parte de las nóminas del ‘Tricolor’ en la Copa América y participó así de 4 certámenes: Ecuador 1993,  Bolivia 1997, Colombia 2001 y Perú 2004. Asimismo, formó parte de los procesos eliminatorios para Francia 1998 y Corea/Japón 2002. Justamente, en las Eliminatorias, en el duelo en Quito entre su selección y Perú, le convirtió un tanto a la blanquirroja. En aquella jornada, los norteños se impusieron por 2-1 con goles de Chalá y el ‘Tanque’ Eduardo Hurtado, mientras que Juan Pajuelo logró el descuento.

Cuando jugaba en El Nacional de Quito, también le trajo algunos sinsabores a los clubes peruanos. En la Copa Conmebol 1992, marcó sendos dobletes (en Lima y Quito) en las victorias de El Nacional sobre Universitario por 1-3 y 3-1. Y en la Conmebol 1994, anotó el descuento en el triunfo de Sporting Cristal por 2-1 en Lima.

Más furioso que rápido

Cléber Chalá junto a Álex Aguinaga, dos de los emblemas del Ecuador que clasificó por primera vez a una Copa del Mundo (Foto: El Comercio de Ecuador)Chalá llegó a San Martín gracias a una recomendación del propio ‘Cacho’ Malbernat y dejó la divisa de El Nacional para reforzar a un novel cuadro santo que buscaba salvarse del descenso. A los pocos días de su arribo, y debido al ritmo de competencia con que llegó de Ecuador, el norteño hizo su debut en el balompié nacional: fue el 24 de octubre, por la fecha 10 del Clausura, donde San Martín enfrentó en condición de visitante a Bolognesi de Tacna. Pese a que el marcador terminó en empate 0-0 en el Jorge Basadre, los medios deportivos tuvieron buenos comentarios con el debut de Chalá, al punto de considerarlo uno de los jugadores más desequilibrantes de la cancha.

Cléber Chalá en su paso por el fútbol peruano, celebrando un gol de la San Martín junto a Pedro Prado (Recorte: diario Líbero)Su prometedor estreno hizo que fuera tomado en cuenta de forma regular en el equipo. Tan solo tres días después, volvió a tener minutos en el triunfo de San Martín 2-1 ante Deportivo Wanka. De igual modo, estuvo presente en la derrota por la mínima ante Sporting Cristal por la fecha 12. Pero la expectativa que generó su juego en Tacna no sería reeditada hasta la fecha 14, jornada que coincidió con su estreno como goleador. El 6 de noviembre, Chalá puso el segundo tanto de la victoria santa por 2-1 sobre Melgar y se ubicó como uno de los mejores jugadores de la cancha.

Luego de aquel partido, el rendimiento del ecuatoriano decayó y no fue protagonista. Mientras Martín Mandra y Paul Cominges, con sus goles, se turnaron el traje de salvadores, Chalá transitó por el camino de la intermitencia. Recién en la fecha 23 volvió a protagonizar una buena actuación y lo hizo precisamente contra el rival frente al cual se estrenó: Bolognesi. El 15 de diciembre, el volante se hizo presente en la goleada 5-2 sobre el cuadro tacneño. El ex Southampton convirtió a los 72’ y puso el transitorio 3-1.

Aquel tanto significó el segundo en su paso por el Perú y fue también el de su despedida. Pese a formar parte de los festejos por la espectacular campaña en el Clausura 2004, donde San Martín salvó el descenso de forma dramática, el norteño terminó empacando sus maletas al finalizar diciembre con 15 encuentros disputados durante su estancia en Santa Anita.

Adiós en casa

Ya en la última etapa de su carrera, Chalá regresó a El Nacional donde se mantuvo como uno de los referentes del equipo (Foto: AP)Tras su paso por San Martín, Chalá retornó al equipo que lo formó y donde tuvo sus mejores actuaciones: El Nacional. En el ‘Nacho’, Chalá jugó por cinco temporadas más (2005-2009) hasta su retiro definitivo del fútbol. Durante sus últimos años de estadía en el cuadro criollo protagonizó un hecho curioso y quizá alejado de la imagen apática que brindó en el Perú. Corría el segundo semestre de 2008 y Chalá llevaba alejado del fútbol por más de seis meses. Sin embargo, el entonces técnico del equipo, Jorge Célico, pidió su vuelta para que el grupo tomara conciencia de lo que representaba jugar en la institución y así fue como el ex jugador volvió al ruedo: para motivar a las nuevas generaciones y crear un mayor peso en el vestuario. Al culminar su contrato especial de seis meses, se retiró de una manera digna del club que lo acogió durante 19 temporadas.

Pero su amor por este deporte no terminó allí. En la actualidad, es asistente del Zacatepec, equipo que disputará la Liga de Ascenso de México desde la próxima temporada, y también se dedica a la labor de cazatalentos en su país.

Cléber Chalá fue una de los tantos futbolistas que llegaron al fútbol peruano con un gran cartel de por medio, pero que terminaron pasando sin pena ni gloria por nuestras canchas. Lejos de crear un romance con ‘La Muela’ o con la plana de directivos del equipo, el ecuatoriano no permaneció más de tres meses en Lima antes de retornar a su patria.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: diarios El Universo y El Comercio de Ecuador, AP; Recorte: diario Líbero

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy