Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.comPocos son los jugadores extranjeros que, tras pasar por el menesteroso medio futbolístico local, lograron brillar a nivel mundial. Tal fue el caso de Carlos Linazza, quien llegó como un desconocido y, luego de campeonar en 1957 con Centro Iqueño, fue el primer futbolista argentino en consagrarse campeón de la Copa Libertadores, con aquel Peñarol de 1960.

 

Carlos Abel Linazza nació en Saladillo (provincia de Buenos Aires) un 29 de setiembre de 1933. Empezó a jugar en las divisiones infantiles del Estudiantes de La Plata, equipo que tendría que dejar años mas tarde para poder buscar una oportunidad en mayores, que le llegó en All Boys, en 1954. Pasó al año siguiente al Quilmes, sin ser particularmente uno de los destacados del plantel. Así, su carrera en Argentina era prácticamente la de un 'NN', ya que no había jugado aún en la máxima categoría, y se limitaba a ocho partidos y tres goles anotados en Primera B con las dos escuadras mencionadas.

Con la divisa alba del Iqueño, que lo dio a conocer al mundo futbolístico (Foto: revista Ovación)Sin mayores opciones en su país, en 1956 llegó al Perú tentado por el Cento Iqueño. Aquel era el año en el cual el Perú vivió su propio 'Dorado': brillaban excelentes jugadores foráneos como Antonio Sacco, Carlos Zunino, Dardo Acuña y Roberto 'Tachero' Martínez en el recién creado Sporting Cristal, o Adolfo Riquelme y Jaime Cruz en Atlético Chalaco. Linazza arribó junto al golero Nelson Festa para enrolarse a un club como Iqueño que, luego de haber convivido con la media tabla desde su primer ascenso en 1941, en la temporada 1955 había por fin peleado el título hasta quedar en tercer lugar debajo de Alianza Lima y Universitario.

Sin embargo, la primera campaña del cuadro de Monzón -como era conocido el Iqueño- en la que participó Linazza fue discreta. Quedó en sexto puesto, a 14 puntos del campeón Cristal. Sin embargo, el argentino se mostró como un interesante insider o interior derecho. No poseía una descomunal velocidad, pero sí un potente disparo de media distancia. "Su especialidad eran los remates de balón parado, fueran tiros libres o penales. Tenía un remate seco, violento, 'a media agua', como se decía en la época", recuerda el periodista e historiador deportivo Teodoro 'Lolo' Salazar. Además, Linazza agregaba un valor importante a su juego: recuperaba la pelota y era luchador en la marca, algo atípico para un delantero en una época en que los que defendían eran únicamente los zagueros.

El alba del albo

Al siguiente año, el Centro Iqueño haría historia. En el arco ya no estaría Festa, quien se marchó a México -donde sería campeón con el Zacatepec-, pero llegó Fernando Cárpena. En la zaga se paraban José Allen, el experimentado Adolfo Donayre y José Castro. Al medio se paraban Antonio del Valle y el paraguayo Juan Carlos Arce. El quinteto ofensivo era de temer: el Enrique Montenegro, Linazza, Fernando Olaechea, Antonio Palomino y el guaraní Ricardo Quiñónez, seleccionado de su país. El once de Iqueño que campeonó en 1957 tras vencer 2-1 a Universitario. De pie: Castro, Allen, Cárpena, Donayre, Arce y Del Valle. Hincados: Montenegro, Linazza, Olaechea, Palomino y Quiñónez (Foto: archivo José Augusto Giuffra)Bajo la batuta del uruguayo Roberto Scarone, aquel cuadro albo se llevó el título tras totalizar 27 puntos y 38 goles anotados en 22 partidos. Linazza cumplió el rol de enlace entre el mediocampo y la delantera.

En la jornada triunfal del 5 de enero de 1958, Iqueño se alzó con el título tras vencer a Universitario por 2-1 en el estadio Nacional. El primer gol llegó gracias a un tiro libre del chiclayano Montenegro a los 29 minutos, y a los 40' aumentó la cuenta Palomino, luego de una combinación previa entre Linazza y Montenegro. El descuento de 'Toto' Terry, sobre los 81', no alcanzó: los albos habían ganado y con ello cada jugador se haría acreedor a un premio de 1,500 soles de la época y un reloj de oro por el campeonato conseguido.

Al año siguiente, Scarone se marchó a Alianza Lima. Iqueño quedó sexto y no pudo entrar a la liguilla por el título, cosa que sí consiguió en 1959, cuando acabó tercero. Al final de dicha temporada, Linazza partió hacia Europa para probarse en el Real Betis de Sevilla, pero la Federación Española de Fútbol no autorizó su fichaje por falta de historial deportivo. Junto a Juan Eduardo Hohberg -a su derecha-, quien a diferencia de Linazza se nacionalizó uruguayo, mucho antes de jugar por Peñarol y ganar la primera Libertadores (Foto: tenfieldigital.com.uy)Volvió a Lima, y en esas, una llamada de Roberto Scarone, quien acababa de ser contratado por Peñarol de Montevideo, lo sorprendió: lo solicitaba como "el" refuerzo que necesitaba para su campaña en el cuadro mirasol.

Del Perú para América

La llegada de Linazza al 'Carbonero' no estuvo exenta de críticas. La prensa uruguaya lo trataba como a un argentino sin cartel, así como maltrataba a un ecuatoriano que llegó paralelamente y al que consideraba proveniente de un país exótico en el que no se sabía jugar al fútbol. Se trataba de un tal Alberto Spencer.

Pronto, ambos se encargaron de acallarlos. El bonaerense anotó en su amistoso debut ante el Atlanta de Buenos Aires, que acabó 6-2, con otros tres goles de Spencer. Luego, Peñarol enfrentó al también argentino Tigre, y Linazza y Spencer se despacharon con dos goles cada uno para el 5-0 final. La hinchada deliraba y veía con optimismo el siguiente partido oficial que se debía afrontar: un clásico postergado -debido a la realización del Sudamericano Extraordinario de Ecuador- ante Nacional, que definiría al campeón uruguayo de 1959 y primer representante de la historia del fútbol charrúa en la Copa Libertadores de América, que se iba a disputar por primera vez en 1960.

Como parte de la oncena de Peñarol la tarde que el 'Carbonero' ganó la primera Libertadores de la historia en el Defensores del Chaco de Asunción, ante Olimpia. Es el tercero de los hincados desde la izquierda (Foto: capenarol.com.uy)

Lo curioso fue que la dirigencia de Nacional impugnó la participación de Spencer, Linazza y Guillermo Pedra, uruguayo que había sido contratado por Peñarol procedente del Liverpool. La razón era que si bien el partido se iba a disputar en marzo de 1960, correspondía a la temporada 1959 y las inscripciones de los tres jugadores eran extemporáneas. Gracias a los buenos oficios de un entonces joven Washington Cataldi, a la postre gran presidente de Peñarol, los mirasoles consiguieron la aprobación de la asamblea de clubes y, con sus tres contrataciones en el campo, le ganaron 2-0 a su clásico rival y dieron la segunda vuelta olímpica de un histórico quinquenio de títulos.

Con Linazza en el plantel, Scarone reubicó a un joven Luis Cubilla, que fungía de insider, en la posición en la que alcanzaría éxito: puntero derecho. Con ellos, consiguió ganar la primera Copa Libertadores de la historia, en la que Peñarol venció al Olimpia paraguayo en la doble final (1-0 en Montevideo y 1-1 en Asunción). Así, Linazza se convirtió en el primer argentino en alzarse con el máximo trofeo continental de clubes, ya que el único otro jugador de origen gaucho del plantel era Juan Eduardo Hohberg, quien se había nacionalizado uruguayo años antes para jugar el Mundial de Suiza 1954 con la 'Celeste'.

Tercer tiempo

En su vida post-fútbol, que la pasó casi completa en Punta del Este (Foto: tenfieldigital.com.uy)Tras una nueva vuelta olímpica local, Linazza se fue de Peñarol en 1961 para partir hacia Chile, donde jugó por la Unión Española. En 1965 regresó a Uruguay para enrolarse en el Danubio de Montevideo, donde decidió colgar los botines. Luego de ello, decidió quedarse a vivir en tierras charrúas, y, según relata el portal Tenfield Digital, ofició de portero de un edificio de Punta del Este durante muchos años, para luego residir en Playa Brava, en el mismo balneario. Allí lo sorprendió la muerte en diciembre de 2007.

Los homenajes, entonces, no le faltaron a Carlos Abel Linazza de parte de hinchas y directivos de Peñarol, un club grande si los hay en Sudamérica. En el Perú, pocos quizá lo recuerden; apenas los pocos simpatizantes que aún le quedan a Centro Iqueño, un club modesto pero bien organizado que alguna vez inscribió su nombre entre los campeones del fútbol peruano. Gracias, entre otros, a un argentino que llegó cual anónimo para volver al Río de La Plata como grande.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Fotos: tenfieldigital.com.uy; revista Ovación; capenarol.com.uy; tenfieldigital.com.uy; archivo José Augusto Giuffra 

Comentarios (15)add
...
escrito por Juan Andres , febrero 06, 2009
Excelente articulo, no son conocidos los casos de jugadores extranjeros de clubs provincianos que brillaron en el Peru, yo conozco solo los mas nuevos.
...
escrito por Julio Cesar Higa Higa , febrero 06, 2009
Saludos a todos , muy buen articulo , felicitaciones por escribir acerca de uno delos jugadores que dejaron su buen futbol por canchas peruanas. Carlos Linazza
es recordado por los que lo vieron jugar en especial cuando ejecutaba los penales por el Centro Iqueno dando pase a un companero , polemica treta que inclusive hasta hoy se ve de vez en cuando. Ya en el 60 triunfo con el Penarol siendo Campeon de la Copa Libertadores. Muchas gracias por su atencion.
...
escrito por Hugo Hoefken Pflucker , febrero 16, 2009
Muy buen artículo, trae a mi memoria aquel año 1957, en el que seguí de cerca (por primera vez) un campeonato de fútbol. Tenía entonces 9 años y me vi forzado a ser hincha del Atlético Chalaco (hinchaje que conservo hasta hoy).

Recuerdo el partido final, lo escuche en Pregón Deportivo (Radio el Sol) dode narraban; Alberto Sorogaztúa, Lucho Velez y Oscar Artacho.

Linazza fue destacado valor en ese once, en el cual también recuerdo la velocidad del paraguayo Quiñonez y sus centros desde izquierda y al goleador Fernando Olaechea.

Recuerdo que el arquero Fernando Cárpena paso al S. Boys el 58, donde también salió campeón, llegando luego a la Selección Nacional.

Los tiempos actuales, hacen extrañar en primera a Iqueño (los albos de la calle Monzón) al Chalaco (el León Porteño), al Sucre (los Dinamiteros) y a otros. Recuerdo que siempre llenaban el José Diaz, las noches del sabado y las tarde del domingo.

Nostalgias de otros tiempos.

Sería simpático que un día regresen.


...
escrito por HUGO RODRIGUEZ , febrero 17, 2009
FELICITACIONES, UN COMENTARIO EXCELENTE LA VERDAD QUE NO CONOCIA LA TRAYECTORIA DE ESTE GRAN JUGADOR Y COMO SIEMPRE PASA EN TODOS LADOS, SOMOS INGRATOS CON PERSONAS QUE DESTACAN Y ESTAN EN BUEN MOMENTO Y CUANDO MUEREN NOS TRAEN RECUERDOS Y LAMENTOS PORQUE EN SU DEBIDO TIEMPO NO SE LE HIZO EL HOMENAJE QUE SE MERECIÒ. SIGUE ESCRIBIENDO SOBRE GRANDES DEPORTISTAS QUE ES BUENO RECORDARLOS Y NO TENERLOS EN EL OLVIDO.
...
escrito por erick , julio 27, 2009
muy bue articulo ,realmente esto es solo para el q le gusta el futbol y el que la conoce... otro jugador desconocido q llego al peru sin cartel y que luego brillo en otros paises fue el argentino ariel graziani del ciclista lima.
...
escrito por Enrique Gutiérrez Arbulú , agosto 08, 2009
Los felicito por esta nota tan precisa y justa para un grande del fútbol como fue Carlos Linazza, entreala del Centro Iqueño, el "semillero" del fútbol peruano que ojalá algún dúa regrese a Primera División, pues desde que bajó en 1969, dejé de interesarme por el fútbol local y sigo siendo hincha del club y de grandes maestros como Carlos Linazza.
...
escrito por juan vasquez angel , agosto 08, 2010
Carlos Linazza jugo en el iqueño con el "gato vasquez" del cual soy su sobrino me cuenta que era un buen jugador uno de los mejore extranjeros que paso por ese entonces por el centro iqueño
...
escrito por german , agosto 16, 2010
buenas a todos, la verdad que no habia visto este articulo, soy nieto de carlos linazza, y les agradesco los comentarios , de hecho, el debe estar muy orgulloso de esto,, muchas gracias un abrazo
...
escrito por Alfredo Butteler , septiembre 26, 2010
Un gran saludo a todo Perú, excelente artículo de quien fuera un campeón dentro y fuera de la cancha. Tengo que aportarte un dato, y soy nacido en la ciudad de La Plata y fervoroso hincha de Peñarol y quería contarte que luego de dejar el fútbol Linazza estuvo viviendo en la ciudad de La Plata unos cuantos años siendo funcionario de un ente de la provincia de Buenos Aires y luego sí se radicó en Punta del Este como encargado de un edificio de departamentos que según el mismo me contó fue por intermedio del gran Tito Gonçalvez, otro prócer peñarolense.
Bueno me despido deseando que te haya aportado algo más a la figura de Linazza y le pido por favor al fútbol peruano que siga recuperando ese toque mágico que les conocí tiempo atrás y mil gracias además por haber aportado a Peñarol a legendario "negro el 11" Juan Victor Joya Cordero.
Hasta pronto,
Alfredo de La Plata.
...
escrito por Guillermo , septiembre 28, 2010
Hola, quien suscribe guillermo Milla Galarza, hijo de Don Guillermo Milla Morales quien vistio la camiseta del Club Centro Iqueño en los años cincuenta y tantos lo llamaban chosicano.
Me gustaria ver algun archivo que hable sobre su participacion, mas alla de que si fuera o no destacado en aquel tiempo.
Muchas grtacias y a la espera.

...
escrito por Yanina , julio 21, 2011
Hola Buenas tardes!!! Me he emocionado mucho al encontrar este artículo de mi tío abuelo Carlucho, como le decíamos en mi familia, por favor necesito quieran a bien, informarme acerca de donde puedo encontrar algún familiar de Carlos Linazza, ya que hace más de 20 años que no tengo noticias de su familia, yo vivo en Argentina. Les dejo mi mail por si alguien sabe algún dato de su familia y me lo puede facilitar. Mi mail es Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla .
Muchas gracias
Yanina Mottola
...
escrito por jose gonzales , enero 13, 2012
De niño un señor y vecino me llevaba al antiguo Estadio Nacional los días domingos para ver los 3 partidos de futbol programados (los sábados se jugaban 2 partidos). El era hincha del Alianza Lima por lo cual ibamos a tribuna sur. Entre todos los equipos de los entonces campeonatos profesionales (solo 10 equipos) me llamaba la atención el equipo de la calle Monzón (costado del entonces cine Metro de la plaza San Martin). Luego de ese glorioso año de 1957, me acuerdo de la la promoción de Alejandro Zevallos, Vásquez, Pelaez, Del Castillo, Biselach entre otros que junto al efímero periodo de Challe y Miflin engrandecieron el nivel del club por muchos años. Lamentablemente los buenos jugadores emigraban a otros clubs locales de mayor poder económico que el Iqueño, club cuya principal característica ha sido promocionar juveniles que luego brillarían en otros equipos.

Carlos Linazza siempre será recordado por quienes tuvimos la ocasión de ver aquella gloriosa época no solo del Centro Iqueño que tan igual que los otros llamados equipos chicos tenían buenos jugadores que jugaban de igual a igual con los llamados equipos grandes.
...
escrito por Edwin Castro Chirinos , octubre 02, 2012
Cuantos chiclayanos jugaron por el Centro Iqueño; de los que tengo noticias, fueron Juan Montenegro, Josè Castro Cabanillas, De la Oliva y Edwin Castro Cabanillas que jugaba de puntero izquierdo.
Alguien sabe o tiene fotos de aquella epoca, 1956 y 57.
...
escrito por cesar , septiembre 22, 2013
el jugador de la provincia de HUARMEY Y DE LA SELECCION DEL DEPARTAMENTO DE ANCASH JESUS MORANTE CAMACHO JUGO EN EL EQUIPO DEL CENTRO IQUEÑO EN EL AÑO 1954. FUE GOLEADOR DEL CAMPEONATO DE LA INAUGURACON DEL ESTADIO NACIONAL QUE FUE EL DIA LUNES 27 DE OCTUBRE 1952 Y FINALIZO EL 02 DE NOVIEMBRE 1952, ASISTIERON 19 DEPARTAMENTOS LA SELECCION DE ANCASH FUE CONFORMADA POR EL 99.9 POR CIENTO Y CUATRO JUGADORES DE LA PROVINCIA DE CASMA "OJO" JESUS MORANTE CAMACHO GOLEADOR DEL CAMPEONATO DEL ESTADIO NACIONAL FUE LLAMADO A LA PRESELECCION NACIONAL DEL PERU " PERO LA ARGOLLA " FUE SACADO. ACTUALMENTE BORDEA LOS 83 AÑOS JESUS MORANTE CAMACHO, JUAN MORANTE CAMACHO Y JUAN PAZ TRES JUGADORES EN HUARMEY Y VELASQUEZ Y AOKI DE LA PROVINCIA DE CASMA- ANCASH , PERO NINGUNA AUTORIDAD LES BRINDA ALGUN RECONOCIMIENTO SON NULOS.
...
escrito por Daniel Linazza , septiembre 04, 2016
Un poco tarde, pero quiero agradecer este artículo sobre mi padre. Yo no lo vi jugar porque, como dicen, colgó los botines después de jugar en Perú, Uruguay, Chile y México. De ahí nacieron un hija peruana y dos mexicanos. Muchas gracias por sus comentarios y ahora juega desde el cielo y la alegría que les brindó a muchos la disfrutamos en familia hasta su muerte. A todos, gracias por sus recuerdos y de nuestra parte, muchas bendiciones.

Padre Daniel Linazza
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy