Un instante bastó para que Facundo Gareca no engrosara la voluminosa lista de jales nefastos que Alianza Lima llena año tras año con una entrañable persistencia hacia el error; la coherencia en el yerro, dirían algunos. Pero ese era un día de clásico y era también el día de Gareca. El año: 1998. Con un tiro libre, sentenció una victoria blanquiazul sobre Universitario. Balonazos al cielo, arrítmicos quiebres, cabezazos hacia la nada; todo se olvidó. Para los hinchas victorianos, fue más que suficiente.

Composición fotográfica: Sandro Mena / DeChalaca.com

Composición fotográfica: Sandro Mena / DeChalaca.com

A los 77 minutos del clásico del 6 de septiembre de 1998, Facundo Guillermo Gareca Medina (Concepción, Tucumán, 5 de octubre de 1973) escuchó el llamado del destino. Bueno, en realidad era el llamado de Édgard Ospina. Parado a un lado de la banca, el tucumano conversaba con el técnico aliancista y se aprestaba a ingresar al campo de juego sin saber que toda la ineficiencia mostrada hasta la fecha estaba a punto de ser desplazada de las retinas blanquiazules.

 
En 16 temporadas de carrera profesional, Gareca solo ha obtenido un título: con la camiseta del Comunicaciones de Guatemala, en 2002 (Foto: prensalibre.com)"ESA PORQUERÍA"

Apenas un mes había pasado desde que Alianza Lima había importado a Gareca como sustituto de David Chévez, emigrado al Aris de Grecia. Desde un primer momento tuvo que cargar una pesada cruz. Sus primeras tres actuaciones -ante Melgar, Boys y Municipal- habían sido tan calamitosas que el venerable ex crack blanquiazul Cornelio Heredia se animó a declarar, con sentencia de abuelito, que en sus tiempos, "esa porquería de Gareca no hubiera jugado en Alianza”.

El gol que inmortalizaría a Gareca: arco sur, minuto 76 del clásico, Ibáñez vencido por el tiro libre de un recién ingresado en su primer contacto con el balón (Foto: revista Once, N° 64 pp. 4-5)Antes del clásico, sin Gareca en la cancha por las razones ya expuestas, Alianza había conseguido dos empates ante Cristal y Alianza Atlético. Pese a su juego mezquino, el equipo estaba en el segundo lugar del Clausura, con tres puntos menos que el líder Sport Boys. Universitario, en cambio, la pasaba muy mal. El campeón del Apertura llevaba cuatro partidos sin ganar, se ubicaba antepenúltimo en la tabla y el técnico Osvaldo Piazza frotaba su calva, buscando sabiduría en medio de la crisis. Fecha a fecha, las formaciones cambiaban alarmantemente. Tanto así que, en la semana previa al clásico, al ser consultado por el once del equipo, Piazza contestó: “El once es Eduardo Esidio, pero no va a jugar”. En su lugar, ubicó a la joven y displicente promesa Oswaldo 'Polvorita' Carrión.

El clásico sirvió para rendirle homenaje al réferi Alberto Tejada, quien colgaba el silbato en una cancha y en un partido que tantos dolores de cabeza le dieron en su carrera arbitral. Para evitarse más imponderables con la historia, Tejada no dirigió este enfrentamiento y se limitó a recibir una placa conmemorativa, dejándole la posta a su colega José 'Tarjetita' Arana. Sabia decisión, porque Arana tuvo que soportar uno de los peores clásicos de la historia, y sufrió, incluso, una presunta dolencia bucolabial derivada de las 74 veces que tuvo que operar su silbato para señalar una falta, sin descontarse los 39 laterales y 9 tarjetas amarillas que también debió sancionar. Tanta confusión terminó haciendo que Arana expulsara del campo a 'Cuto' Guadalupe, para de inmediato rectificarse al comprobar que el espigado defensor no había sido previamente amonestado.

Universitario tuvo la iniciativa la mayor parte del encuentro. Domínguez, Cantoro, Guzmán y Carazas terminaron perdiéndose goles frente a un exigido arquero Christian Del Mar, que esa tarde estrenó el recordado uniforme dálmata que tantas satisfacciones le diera, sobre todo por el niño que, vestido igual que su ídolo, convirtióse en su feligrés, persiguiéndolo como lapa en todos los estadios y todos los partidos.

Gareca en portada (I): en el festejo luego del gol (Recorte: revista Don Balón Perú, N° 25 p. 1)Gareca en portada (II): en el remate que hizo llegar el gol (Recorte: revista Don Balón Perú, N° 25 p. 1)

Dada la ineficacia ofensiva de los íntimos, con sus delanteros Asprilla y Silva sumidos en un feroz aburrimiento, lo único que podía girar la historia del lado blanquiazul era una pelota parada, intervención divina mediante. Así que hubo una infracción al borde del área crema y Ospina dubitó: o hacía ingresar a Gareca, cuya mayor virtud eran los cobros de tiro libre, o dejaba en el campo a Silva, cuyo metro noventa era aprovechable en tales circunstancias. Cuando vio que Frank Ruiz se acercaba a área rival con intención de hacer efectiva la falta, el colombiano dijo “ni cagando” e hizo ingresar al argentino en una, sin calentar.

 
TIENES QUE METERLA"

Ospina propuso y Dios dispuso. El técnico, que la noche previa había dormido tres horas según propia confesión, conminó a Gareca a dejar la vida en ese tiro libre.Su otra noche feliz en Alianza: cuando le anotó a Barcelona de Guayaquil por la Merconorte (Foto: revista Don Balón Perú, N° 27 pp. 10-11) El mismo entrenador confesó que “le dije a Gareca que tenía que meterla porque nos estaban pifiando”, frase que la chispa de algunos diarios llevó a segundas interpretaciones, muy malintencionadas, huelga decir.

Gareca venció a Oscar Ibáñez, cumpliendo con Ospina y, de paso, con el hijo del presidente Alberto Masías, a quien le había prometido un gol esa tarde. El ánimo lisonjero -por no decir manifiesta sobonería- de su juramento le bastó para quedarse en La Victoria hasta fin de año.

Siendo justos, sin embargo, Gareca también tuvo su mérito. Y es que rompió una nefasta racha de sequía en clásicos jugados en Matute. Gareca hoy, jugando para Deportivo Español en el torneo de Primera B del fútbol argentino (Foto: cde.com.ar)Los cuatro Alianza-'U' en el estadio victoriano anteriores al de ese día habían terminado sin goles. Tres años y cinco meses. Gareca pasará también a la historia como aquel que derribó este infausto récord. Suficiente para obviar su sistemática inoperancia.

El argentino le anotó después dos goles al Barcelona de Ecuador por la Copa Merconorte y uno al Lawn Tennis por el torneo local, pero eso ya nadie lo recuerda ni tiene por qué hacerlo. Luego paseó su fútbol por el Bellavista de Uruguay, el Maracaibo de Venezuela y varios equipos de la Primera B argentina, como Chacarita, Atlético Tucumán, entre todos; de más está señalar que todos ellos se convencieron rápidamente de la impericia, deshaciéndose prontamente de su persona. Ahora recala en otro equipo del ascenso, el Deportivo Español. Habrá que ver si les deja algo para contar.

Fotos: revistas Once y Don Balón Perú; prensalibre.com; cde.com.ar
Video: You Tube / Usuario: ogap74

Comentarios (12)add
...
escrito por Berbatov , abril 15, 2008
Gran recuerdo... Nótese que en el video, el relato es de Maraví y Rebagliati (y no de Rulito y Fleischman) porque ese día también jugaban Boys-Cristal y, como nunca, ese era el partido de la fecha ya que Boys estaba puntero y Cristal, con el Chiqui García, cumplía una muy mala campaña. Al final Cristal, con Navarro, alzó cabeza y campeonó.

Quizá este cambio fue uno de los mayores aciertos de Ospina en su paso por Alianza. Y ciertamente: Frank Ruiz jamás. Haberlo visto frente a la pelota en un tiro libre solo podría haberse comparado con Kanko Rodríguez.
...
escrito por Ciabatti, Roberto , abril 15, 2008
Excelente artículo...y exquisito recuerdo del "fuvol" peruano
...
escrito por 4321 , abril 16, 2008
ke habra sido del brasileño riveyro ke vino junto a gareca?
...
escrito por palo el tucumano , mayo 03, 2008
gareca no la hace goles ni al arco iris
...
escrito por Primo de Gareca , septiembre 13, 2008
Jua que Golazo!!!
...
escrito por gonzalo nieva , junio 07, 2010
Che, que no tienen memoria, peruanos gatos, gareca fue un excelente artillero, de esos goleadores natos y letales. fue goleador donde jugó. En arsenal la rompió, en atletico de tucuman metío 25 goles, en israel se cansó de gritar, fue clave en la campaña de excursionistas etc

...
escrito por adrian centeno , octubre 30, 2010
soy un ex compañero de facu y le deseo lo mejor para el y su flia x se lo merece como persona que es te esperamos para navidad y para fin de año suerte amigo te lo desea adrian centeno,ahhhh y no te olvides del pantalon corto ja ja ja nos vemos facu .
...
escrito por Fernando , marzo 18, 2011
yo estuve en SvR en ese partido, la verdad d Gareca sólo recuerdo ese gol. no destacó en el equipo, pero ese gol en el clásico es inolvidable.
...
escrito por Julio Ricardo , agosto 22, 2013
Los aliancistas celebran clasicos, los cremas títulos. Gran diferencia!
...
escrito por allen garcia , septiembre 02, 2013
encima gritaba el malo ese

...
escrito por nacho castellanos , enero 14, 2014
grande facu ... exelente reporte abrazo desde santaigo del estero
...
escrito por nacho castellanos , febrero 17, 2014
por favor nececito el numero de facundo gareca si podrian pasarme hable con el y me dijo que lo busque pero no encuentro su numero o un mail para contactarme con el gracais
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy