Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUna estadística que no pasa desapercibida es que solo la tercera parte de los clubes no cambiaron al entrenador durante toda la campaña. De ellos, dos tuvieron la recompensa del ascenso -César Vallejo y Carlos Mannucci-, otros dos fueron protagonistas –Juan Aurich y Unión Huaral- y el restante –Los Caimanes- tuvo una campaña intrascendente, aunque alejado del descenso.

    Jorge Frisancho | @wolfs_venom15
    Redactor

Los casos de José del Solar y José Soto fue la muestra de que un proyecto sostenido puede tener recompensa. Tanto César Vallejo y Carlos Mannucci fueron los clubes más regulares y lograron volver a la Primera División. En los casos de Juan Aurich y Unión Huaral, tanto Carlos Cortijo como Francisco Melgar realizaron campañas más que aceptables, si se toma en cuenta que contaron con planteles muy jóvenes. Ambos equipos llegaron al Reducido y se enfrentaron en la primera fase, la cual fue ganada por el conjunto chiclayano; en la siguiente ronda, Juan Aurich fue eliminado por Cienciano. Finalmente, Los Caimanes tuvo una temporada sin muchas emociones -no peleó la clasificación al Reducido ni tuvo problemas con el descenso- de la mano de Miguel Miranda.

Los más experimentados

Si bien no son veteranos, José del Solar y José Soto acumulan la experiencia de haber dirigido en la Primera División -incluso ‘Chemo’ ya ha sido campeón con Sporting Cristal y ha dirigido a Colón de Santa Fe (Argentina) y Universidad Católica (Chile). Respecto del resto de entrenadores, Mario Flores empezó la campaña con Atlético Grau, no obstante, no se dieron los resultados y dejó el cargo; Sergio Ibarra no tuvo mucha fortuna con Cienciano y fue cesado tras la cuarta fecha luego de perder 0-4 ante César Vallejo; Flavio Robatto llegó con procedente del Deportivo Cúcuta, pero tampoco tuvo éxito con Alianza Atlético y se fue del club churre tras la novena jornada.

Otros entrenadores que no pudieron plasmar su experiencia en sus respectivos equipos fueron Gustavo Roverano, quien estuvo a punto de lograr el ascenso con Cienciano; Orlando Lavalle, quien no pudo lograr que Coopsol clasifique al Reducido; y Carlos Galván tuvo que sufrir los problemas económicos de Sport Loreto y Deportivo Hualgayoc.

De a pocos se aprende

Juan Jayo llegó a Salinas, pero se encontró con un panorama muy complicado. (Foto: Prensa Alfredo Salinas) 

Una curiosidad del torneo de 2018 es la presencia de entrenadores con poca experiencia en más de club: Haruki Kanashiro dirigió un partido con Deportivo Coopsol y tres partidos con Deportivo Hualgayoc; mientras que Luis Revilla estuvo en los banquillos de Sport Victoria y Alfredo Salinas. Por su parte, Guido Medina tuvo su primera oportunidad en la plantilla principal de Alianza Atlético, con la cual logró clasificar al Reducido.

Juan Jayo dirigió a Alfredo Salinas entre las fechas 8 y 23, sin embargo, no pudo culminar la campaña dada, principalmente, la precaria situación del elenco espinarense. Por otro lado, Javier Chumpitaz -lateral izquierdo de Cultural Santa Rosa- dirigió al elenco policial entre las jornadas 27 y 29. Finalmente, Serrato Pacasmayo contó con cinco entrenadores, los cuales no contaban, con excepción de Rainer Torres, con experiencia previa, tales como Alejandro Vidarte, César Villanueva, Ramón Castro y Luis La Torre.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: Prensa Alfredo Salinas


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy