Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comA propósito de Willy Serrato, que regresa a Lambayeque para visitar a Los Caimanes por la Segunda División, el recuerdo de once casos de equipos que militaron en el fútbol profesional y que, por diversas circunstancias, mudaron localía a otro departamento.

 

En 2015, Willy Serrato fue el equipo que sacó los pies del plato en temas de localía: su decisión pasó por un tema de captación; es decir, encontrar un lugar donde afincarse y, a la vez, sentir el respaldo de una hinchada. De hecho, el otrora equipo del excongresista Willy Serrato Puse se originó en 2006 en Pimentel (distrito de la provincia de Chiclayo, en Lambayeque). Allí encaró las instancias preliminares de la Copa Perú, hasta que en 2013 dio el gran salto al llegar hasta la Etapa Nacional, lo que le permitió ingresar, al año siguiente, a la Segunda División.

Sin embargo, ete 2015 el equipo recibió el soporte del Sport Chavelines Junior, de Pacasmayo (La Libertad), y con ello se gestó su mudanza a dicha localidad. No obstante, al estar impedido de variar de nombre (más allá de que comercialmente se lo llama Serrato Chavelines), Willy Serrato se plantó en Pacasmayo y allí actualmente juega sus partidos como local. En la órbita profesional, históricamente, ha habido casos similares: mudanzas de departamento sea por un tema de apoyo o para sentir el respaldo de una posible nueva legión de seguidores. Acá, la relación de equipos que se mudaron de departamento, indistintamente de que en algunos casos ello haya dado origen a un nuevo club en términos estadísticos.

11. Deportivo Municipal a Áncash (1999)

Municipal se mudó a Áncash por el Apertura 1999, pero solo afrontó cuatro partidos (Recorte: revista Don Balón Perú)Para el Apertura de 1999, el refugio de Deportivo Municipal fue el viejo estadio Rosas Pampa de Huaraz. De hecho, la decisión edil pasó por dos motivos: mejorar su performance en la clasificación del torneo y, a la vez, captar a nuevos hinchas en el 'Callejón de Huaylas'. La decisión, sin embargo, fue abrupta y con un desenlace vergonzoso: solo encaró siete encuentros (ante Alianza Lima, Universitario, Unión Minas, Sporting Cristal, IMI FC, Alianza Atlético y Cienciano), protagonizando ante los rimenses el insólito caso en el que la 'Academia' efectuó cinco cambios.

10. Alfonso Ugarte a Arequipa (2006)

Alfonso Ugarte jugó la Segunda en Arequipa. No le fue bien (Recorte: diario El Bocón)Tras su incursión irregular por la Copa Perú en los primeros años del nuevo milenio, la dirigencia de Alfonso Ugarte aprovechó una circunstancia para recobrar su estatus y estar en la órbita profesional. Atlético Universidad, que había descendido en Primera en 2005, se negó a participar en la Segunda División y, más bien, le vendió dicho cupo al 'Patrimonio de Puno', que para experimentar y como para congraciarse decidió actuar como local en el estadio Virgen de Chapi de Arequipa. De más está decir que la experiencia puneña en la Ciudad Blanca no fue satisfactoria, tanto que sobre el cierre de la temporada volvió a actuar como local en el Enrique Torres Belón.

9. Olímpico Somos Perú a Loreto (2007) - Inti Gas a Ica (2008)

Olímpico Somos Perú, con el nombre de Loreto FC, buscó un mejor futuro en Iquitos (Foto: Facebook)Antes de convertirse en el punto de partida del Inti Gas (hoy Ayacucho FC), Olímpico Somos Perú ya había probado lo que era cambiar de sede. De hecho, la intención de parte de su dirigencia fue probar suerte en un departamento que contaba con estadio remodelado y que, por aquella época, había servido de sede para partidos eventuales de algunos equipos de Primera, como Alianza Atlético o Unión Huaral, y con mucho respaldo. Así fue como en 2007 decidió trasladar sus partidos al Max Augustín de Iquitos y, de paso, hacer una mudanza comercial, en la que se quiso hasta rebautizar al equipo: se lo denominó informalmente Loreto FC, pero no prosperó. Así, en aquella temporada Olímpico cumplió su participación más discreta en la Segunda y al año siguiente le vendió la categoría a Inti Gas, que mudó la localía del equipo a Ica para lograr allí el ascenso.

8. Atlético Minero a Junín (2008)

Leyva y Fajardo celebran el triunfo de Minero sobre Boys en Huancayo (Recorte: diario El Bocón)Lo del exelenco naranja fue una mudanza obligada por razones externas para su estreno absoluto en Primera División: el estadio Municipal de Matucana no otorgaba las garantías y, por los trabajos de remodelación y expansión, no estaba en condiciones de albergar partidos del Torneo Apertura. Ante ello, Minero decidió fungir como local en el estadio Huancayo, aunque el saldo fue pésimo ya que concluyó en el último lugar del primer torneo del año.

Este caso es similar al de otros clubes que, por temas de remodelación, tuvieron que cambiar de sede de modo obligatorio. Los casos más recordados son los de Bolognesi y Estudiantes de Medicina actuando como locales en Lima y la Vallejo en Chiclayo, Chimbote o Huacho. Sin embargo, ninguno llegó a sostener una misma sede durante un torneo entero, como sí ocurrió en el caso de Minero.

7. San Agustín a La Libertad (1996)

San Agustín selló su descenso con mudanzas inexplicables. Primero Trujillo, luego Chiclayo (Recorte: diario Todo Sport)Si bien ya había tenido una experiencia parcialmente similar en el año anterior (en Huacho), San Agustín le hizo ojos cerrados a su historia y, en la que acaso fue su peor decisión a lo largo de su incursión en Primera, trasladó su localía a Trujillo para el Descentralizado. El Mansiche, antes de su remodelación, fue testigo de la caída libre del equipo canario, que si bien arrancó con un triunfo 2-1 ante Melgar, luego solo supo de derrotas. Al final, cuando su descenso ya estuvo consumado, jugó sus tres últimos partidos como local (vaya a saberse por qué) en el Elías Aguirre de Chiclayo.

6. Ciclista Lima a Ica (1996)

Alfredo Carmona y Jesús Torrealva disputan el balón en Ica, donde Ciclista fue local en 2006 (Recorte: diario El Bocón)La historia del equipo tallarinero tuvo un tinte simular al de San Agustín: su meta era consolidarse en una ciudad con arraigo futbolero y ganarse el cariño de la afición. No funcionó ni lo uno ni lo otro. Con Fernando Cuéllar como DT, Ciclista se mudó a Chincha y fungió como local en el estadio Félix Castillo Tardío (hoy rebautizado como Cuna de Campeones). Su estreno, como para emular más la similitud con el elenco canario, también fue con triunfo (2-1 ante Municipal), pero luego no pudo eludir al fantasma de la baja.

5) Grau/Estudiantes a Piura (2004)

El fútbol peruano tuvo en Grau/Estudiantes a uno de los equipos más raros. Antes de acabar la temporada 2004, el equipo se retiró (Recorte: suplemento Deporte Total, diario El Comercio)El primer engendro en este listado surgió gracias al beneplácito del empresario Luis Ciccia. Asesorado por Roberto Martínez, trató de devolverle la casta histórica al Atlético Grau y, ante la terrible crisis que arrastró al Estudiantes de Medicina de Ica, le dio vida al tristemente célebre Grau/Estudiantes: un club estadísticamente distinto que tuvo que trasladarse a Piura. No obstante, desde su punto de partida ya era previsible que la historia iba a tener un triste final: arrancó jugando como local en Sullana, luego hizo las veces de local en Catacaos y Talara, y finalmente, post Copa América de aquel año, tuvo la ocasión de actuar como local en Piura. Pero para entonces todo ya estaba consumado, con una crisis económica que derivó en su total abandono (el periodista Julio Peña, quien era el jefe de prensa, terminó como DT), y a falta de cuatro jornadas el equipo se retiró del campeonato.

4. La Peña Sporting a Ayacucho (2007 y 2008)

La Peña pasó a llamarse Real Ayacucho FC, sin mucho éxito (Foto: Facebook)Un caso bastante similar al de Olímpico Somos Perú. El recordado equipo de Lince, también asesorado por Roberto Martínez -a efectos de este artículo, una suerte de agente inmobiliario de clubes- decidió aventurarse a trasladar su fútbol a una ciudad carente de fútbol profesional. Gracias al auspicio de la Cooperativa Santa María Magdalena, decidió afincarse en Ayacucho para disputar allí como local sus partidos por la Segunda División 2007. Para variar, la apuesta tampoco resultó exitosa: el aficionado que apreció sus partidos en el Ciudad de Cumaná no se identificó con el equipo, y por eso para el año siguiente se decidió modificar su nombre por el de Real Ayacucho FC. Nada cambió y el club volvió a Lima: primero con la injerencia del empresario Freddy Nossar, quien lo denominó como Real Academia en 2009 pero no pudo evitar el descenso, y al año siguiente, en 2010, con su última puesta en escena en la Etapa Regional de la Copa Perú.  

3. Total Chalaco al Callao (2009)

Total Chalaco buscó su identidad en el Callao. No la encontró (Foto: archivo DeChalaca.com)Tras la experiencia del Total Clean en la Primera División en 2007, y su posterior descenso que derivó en el título de la Segunda en 2008, el conjunto que se originó en el distrito arequipeño de Sachaca vendió el 51% de sus acciones al vicepresidente de Atlético Chalaco (Omar Marcos, a la sazón alcalde de Ventanilla). Así, nació la posibilidad de generar un nuevo club y hacer saltar a la palestra al famoso y recordado Total Chalaco, que contra lo que se supuso no generó representatividad alguna entre los hinchas del 'León Porteño'. Por eso, al año siguiente, y en evidente abandono, trasladó su localía al Segundo Aranda Torres de Huacho, pero ya sin éxito: la pérdida de la categoría también concretó su desaparición.

2. Unión Minas a Junín (2000 y 2001)

Unión Minas se instaló en Junín pensando en una mejor respuesta del público. Sin embargo, el 4-2 sobre Melgar resultó un espejismo (Recorte: diario El Bocón)La historia de la mudanza cerreña fue así: en la fecha 4 del Apertura 2000, Deportivo Wanka -que ya actuaba como local en Huancayo- recibió al Unión Minas y la asistencia registró cerca de 13 mil pagantes en la 'Ciudad Incontrastable'. Ante el déficit económico en el conjunto minero, la decisión de la directiva fue unánime: trasladar su localía a dicha ciudad. Y así fue como, desde el partido siguiente, ante Melgar (triunfo 4-2), le echó tierrita a su inexpugnable recinto del Daniel Alcides Carrión. No obstante, aquella perspectiva fue muy vaga: la historia no se volvió a repetir, razón por la cual, también actuó como local en Jauja. Sin embargo, nada pudo revertir su destino deportivo ni el arrepentimiento que, por aferrarse a la salvación, lo hizo retornar a su ciudad de origen sobre el tramo final del Clausura 2001. El descenso lo castigó.  

1) Deportivo Wanka a Junín (2000, 2001, 2002, 2003 y 2004)

Con gol de Sergio Ibarra y el triunfo sobre UPAO, Wanka debuta en Junín. El club aguantó hasta 2004 (Recorte: diario El Bocón)El Deportivo Pesquero de Chimbote había nacido en 1996 a partir del Deportivo Sipesa (que antes se había llamado también, en distintas etapas, Ovación Miraflores y Ovación Sipesa). Para la temporada 2000, la institución de los hermanos Miranda dio el giro definitivo a su historia al, también por un factor económico, identificar a Huancayo como potencial sede para consolidarse institucional, economica y deportivamente. Así, generó la partida de nacimiento de un tercer club en la máxima categoría: el Deportivo Wanka. Desde la fecha 2 del Apertura 2000, en el que venció 1-0 al UPAO, hasta el polémico partido ante la San Martín en el Clausura 2004, que culminó con una derrota en mesa, Wanka soportó como local en un departamento que, por necesidad, lo tuvo que cobijar. En su caso, para variar, el descenso tampoco lo perdonó, aun cuando hasta hoy sus dirigentes -acaso inspirados por el espíritu de Lánder Alemán- pelean en el Tribunal Constitucional por una restitución que parece jamás llegará.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Facebook, archivo DeChalaca.com
Recortes: diarios El Bocón y Todo Sport, suplemento Deporte Total, diario El Comercio


Leer más...

Para entender el tratamiento estadístico que DeChalaca hace de los clubes y sus cambios de nombre: sistema que se maquilla, club que se disfraza

Comentarios (1)add
...
escrito por Sub Zero , agosto 07, 2015
No es por nada, pero un club con ese nombre (en este caso, de un congresista) no merece estar en primera.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy