Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa esencia del fútbol sufre un proceso de decoloración; el jugador número doce, la hinchada y el folclórico acompañamiento se ven afectados por prohibiciones a veces exageradas. Desde 2016 las banderolas vienen siendo prohibidas, así como instrumentos musicales, gorros, globos y hasta papel picado.
    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

El estadio se ha convertido en un escaparate de protesta. La acción se centra en la cancha, pero las tribunas también buscar ser partícipes. La violencia generó partidos a puerta cerrada, solo con hinchada local y postergaciones molestas por falta de garantías o competencia de seguridad. El mayor ejemplo fue sin duda mandar la final de la Copa Libertadores a Madrid por los incidentes con el bus de Boca Juniors cerca del estadio Monumental de River Plate. Los argumentos que dictan los organismos correspondientes contra las banderas son la dificultad de visibilidad para monitorear hechos violentos, y adicionalmente que obstaculizan salidas de emergencia.

El silencio de los inocentes

Ante estas prohibiciones, las hinchadas han tenido que buscar alternativas para estar más pegados a su equipo, la más famosa pero fuera del estadio, es el famoso banderazo, que es una celebración previa al partido en el lugar de concentración del equipo o en el escenario del mismo.

Otras opciones que aparecieron fueron los carteles con el nombre de determinadas figuras. Serrato Pacasmayo lo realizó en algunas oportunidades para agradecer a su presidente; una cartulina para cada letra y que formara el respectivo apellido. Se pudo ver también más seguido en partidos de Piratas y Melgar con mensajes más enfocados al equipo.

En la fecha final de la Finalísima, SERRATO fue un singular mosaico durante el Pirata - UDA. (Foto: Álex Melgarejo / DeChalaca.com) 

Los globos fueron permitidos y aparecieron en diferentes partidos con los colores de los equipos. Incluso Alianza Lima formó sus siglas en forma de mosaico a base de solo globos blanquiazules. En épocas menos calurosas las bufandas también son herramientas para comunicar mensajes, así como los polos donde hay más espacio para que los hinchas puedan expresar opiniones.

El hincha blanquirrojo

En partidos de la selección peruana, la prohibición también estuvo presente, pero se llegó a negociar una banderola por tribuna. En Norte, Sentimiento Blanquirrojo creó un manto gigante para el partido contra Nueva Zelanda que se exhibió durante el himno con el mensaje "Que se haga victoria nuestra gratitud", parte de la canción 'Contigo Perú' del recordado 'Zambo' Cavero. La barra de norte también hizo una curiosa bandera contra Escocia, en alusión a la serie española La Casa de Papel, con varios barristas disfrazados y el mensaje "Gracias Profe para Ricardo Gareca". En ese mismo partido, la FPF y Coca Cola armaron un mosaico desde la tribuna oriente con el mensaje Perú a Rusia.

Esperemos que para el presente año exista mayor flexibilidad por parte de los organismos competentes, y también de los hinchas. Retirar el espectáculo de las barras y su fiesta resta totalmente al producto que buscamos vender.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (1)add
...
escrito por Cris , enero 15, 2019
Se prohíbe beber cerveza y se prohíbe insultar a los jugadores, que si les molestas se retiran de la cancha como nenas.
La fifa a mis de México les prohíbe gritarle Puto al arquero, phohibir, prohibir, prohibir.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy