Foto: captura YouTubeDos redactores de DeChalaca.com sostienen una conversación luego de enterarse de la penosa partida de El Veco. Ambos -de 18 años- dan su punto de vista con respecto al gran periodista.

 

Esta es la adaptación periodística de la conversación de sábado por la noche entre los dos redactores más jóvenes de DeChalaca.com, Alonso Cantuarias (AC) y Carlos Panez (CP), luego de conocida la noticia del sensible fallecimiento de don Emilio Lafferranderie. Desde sus 18 años de edad, ambos transmiten el sentir de la generación más joven por la partida del Maestro.

AC: Carlos, ¿te enteraste del fallecimiento de El Veco? En todos los medios está la noticia y la gente está muy dolida. Aún no lo logro entender, sé que fue un periodista respetable, de gran trayectoria, pero el dolor y el sentimiento de admiración y respeto que expresa la gente es muy inusual.

Frente a los micrófonos en Uruguay, antes de su venida al Perú (Recorte: revista Ovación)CP: Por supuesto, había terminado de cenar y, cuando regreso, un amigo me lo dijo por MSN. Reviso las diversas webs y confirmo la fatal noticia. Apenas pude oír sus programas y por eso no tuve la suerte de disfrutar su cátedra. Quizá por ello personas mayores sientan la pérdida más que nosotros. ¿Te acuerdas exactamente de en qué año oíste por primera vez un programa de El Veco?

AC: Te mentiría si te digo que fuí un oyente de sus programas. De hecho, solo los escuché un par de veces mientras estaba en un taxi. Solamente he tenido contacto con el trabajo de El Veco por las columnas que tenía en DT de El Comercio, pero nada más.

CP: Supongo que, como tú, muchos de nuestra edad tampoco lo habrán oído mucho. La primera vez que lo oí fue en 2005 y poco a poco me familiaricé con el formato de su programa. Para ser sincero, me gustaba más su comentario matutino de dos o tres minutos, aproximadamente, en la secuencia Oído a la Música. Recuerdo que iba camino al colegio y entre las 7:20 y 7:30 siempre me encantaba escucharlo. Ese es, en todo caso, el recuerdo que me queda de él. ¿Pero no te parece increíble que tus amigos o mis amigos que están conectados le rindan homenaje en sus nicks? ¿Por qué será que la gente de nuestra generación aficionada al fútbol siente en el alma la pérdida de alguien tan mayor?

AC: Creo que es porque hoy en día no existe un periodista que pueda trascender tanto. No hay nadie capaz de crear un vínculo especial gracias a sus opiniones que hagan surgir cuestionamientos acerca de cómo vemos y sentimos el fútbol. Hay un vacío enorme que nadie en el Perú es capaz de llenar. En un medio cada vez más superfluo y banal donde todo es una moda, no existe un periodista que unánimemente puede generar respeto ni admiracion. Mira, han pasado solo unas cuantas horas desde el fallecimiento de El Veco y ya abundan decenas de artículos referidos a su vida, su carrera, sus crónicas.

CP: Pues sí, hoy por hoy ya no hay un gran periodista al que se pueda tener como referente, como lo fue El Veco con generaciones mayores. Pienso que nosotros no lo hemos podido disfrutar en su plenitud ya que más allá de una cuestión de tiempos, la sociedad actual ha optado por adquirir diversas costumbres. Y una de ellas es que no se suelen seguir programas mediante radio. Entrevistando a Zico en España 1982. El Veco tenía entonces 40 años (Recorte: revista Ovación)Si a eso le sumamos que un gran porcentaje prefiere ver, oír o leer que un futbolista salió con una modelo o que se fue de juerga el último fin de semana, nos encontramos con que chocan con el estilo que tenía don Emilio. ¿Crees, Alonso, que su estilo, capaz, sea uno de los aspectos por los cuales nuestra generación no lo siguió mucho?

AC: En lo personal, no creo que fuera por eso, pues si algo tengo que rescatar de lo poco que pude apreciar de El Veco fue justamente por su estilo a la hora de escribir. Era un deleite poder leerlo y apreciar la magia en su narrativa. En lo poco que pude leer de él, siempre generó en mí una sonrisa al terminar de leer su crónica, o en todo caso dejaba un cuestionamiento. Yo creo que nuestra generación no aprecia a las personas de la antigua escuela porque existe una soberbia a la hora de analizarlos, de leer o escuchar sus opiniones. Si a eso le sumamos el marketing que tienen otros periodistas deportivos, es muy fácil que otros jóvenes puedan dejarse llevar y preferirlos a la hora de leer o escuchar un programa deportivo.

CP: Coincido contigo. Aunque creo que más allá de no saber valorar a la antigua escuela, es que no nos enseñaron a valorarla. Personalmente, si me preguntas qué es lo que veo comúnmente en el periodismo deportivo nacional, salvo contadas excepciones, es a personas que se dedican a criticar a Manuel Burga o a otros dirigentes por deporte y sin renovar argumentos, o a destapar escándalos para vender. El Veco no tenía ese estilo. En lo poco que pude oírlo, siempre se dedicaba a analizar y comentar temas netamente futbolísticos: obviaba todo tema extradeportivo. Era bastante serio a la hora de referirse a aspectos delicados, como por ejemplo la actuación de la selección en la última Eliminatoria. No tenía la necesidad de salirse del esquema con un comentario llamativo para manifestar su disgusto. Por eso era diferente, único.

Fotos: revista Ovación

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy