Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com 

Cuando se formó en Universitario, Jorge Gabriel Esparza Ariadel (Trujillo, 25 de junio de 1993) no esperó que su destino lo tuviera más ligado al fútbol de su departamento, La Libertad. A propósito, el atacante ha sido pieza fundamental para que Deportivo Llacuabamba tenga presencia en la Liga 1.

Aunque es preciso decir que la carrera de Esparza está vinculada al fútbol liberteño, también hay que destacar que la temporada 2019 la comenzó lejos del calor trujillano y sí en la altura del Cusco para tener la presión de un emblema imperial como es Deportivo Garcilaso. Posteriormente, con el elenco celeste eliminado, pasó a las filas de Deportivo Llacuabamba, con el que tuvo una campaña para el grato recuerdo. Es más, si bien la historia dirá que Stein lo ganó por un error del cuadro de Parcoy al momento de alinear un jugador, el 2-2 en la cancha tuvo a Esparza como figura.

Antes de pisar Lima y ser parte del plantel crema, Esparza comenzó en la Academia CAR Talentos Trujillanos. Con sus 168 centímetros, su paso profesional lo llevó a disputar la Segunda División con Serrato. Posteriormente llega la senda de la Copa Perú con Alfonso Ugarte de Chiclín, Alianza Libertad, El Inca de Chao y Pirata FC, con el que gritó campeón de la Copa Perú 2018. Más adelante, sin pegar el regreso a Primera con el elenco de José Leonardo Ortiz, pisó el Cusco para jugar en Garcilaso.

Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy