Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comDespués de treinta años, el fútbol peruano tuvo a un campeón nacional no limeño: el Juan Aurich desplazó a los ‘grandes’, muy golpeados por la crisis, en el caótico año de los partidos en mesa.

 

El recuento de los últimos veinte años se cierra con la temporada pasada: un año que trajo el caótico vendaval de puntos ganados y perdidos en mesa (merced a la Comisión de Justicia de FPF, que, para librar a la ‘U’ y Boys del descenso, lesionó el cauce normal del torneo), pero que también trajo la consolidación de los equipos no considerados “grandes”: Juan Aurich de Chiclayo fue su mayor representante, convirtiéndose en el segundo club provinciano en ganar un título nacional. El año tuvo, además, una tragedia excluyente: el asesinato del hincha de Alianza Lima, Walter Oyarce, dentro el estadio Monumental, en el clásico de la fecha 23 del Descentralizado.

El campeón

Tres emotivos partidos tuvieron como corolario una definición por penales que le dio al 'Ciclón' el primer título de su historia (Foto: Wagner Quiroz / DeChalaca.com)Juan Aurich consiguió el primer título nacional de su historia y devolvió la gloria a los equipos no limeños, que no veían a un consagrado desde el Melgar de 1981. El colombiano Diego Umaña amalgamó una escuadra sólida, con un plantel muy amplio y rico, que terminó pesando en la final ante Alianza Lima: Diego Penny, Luis Guadalupe, Ricardo Ciciliano, William Chiroque y Luis Tejada estuvieron entre sus referentes. El ‘Ciclón’ solo perdió cuatro partidos en todo el año y fue, a la postre, un justo campeón.

Los que pelearon arriba

En su mejor campaña desde que está en Primera, Sport Huancayo exhibió un gran rendimiento en muchos partidos que al final lo llevaron a la Libertadores (Foto: Diario Primicia de Huancayo)Alianza Lima lideró casi toda la temporada, pero tres puntos perdidos en mesa (en Iquitos) le quitaron la punta; ante Aurich, no supo manejar el triunfo obtenido en Chiclayo, cayó en Matute y en el Nacional se expuso como un plantel corto, que no le permitió afrontar las bajas por suspensión y lesión. Sport Huancayo fue la gran sorpresa del año y, aunque no peleó el título, desplegó gran fútbol y ganó, con merecimientos, el tercer cupo a la Libertadores. San Martín y León, los finalistas de 2010, se recuperaron de un mal inicio y arañaron una justa clasificación a la Sudamericana, a la cual accedieron otros dos clubes de muy buena campaña: el ascendido Unión Comercio e Inti Gas. Cienciano, que tuvo una notable primera rueda, se desbarrancó por completo en la segunda y ni siquiera alcanzó un cupo internacional.

Los que pelearon abajo

Una victoria sobre CNI, a falta de cuatro fechas, le dio a Alianza Atlético esperenzas de que la baja se podía evitar. Sin embargo, al final todo resultó en vano (Foto: diario La Hora de Piura)El caos de los puntos en mesa fue, a la postre, el caos de la lucha por el descenso. Universitario, que en la primera rueda luchaba los primeros lugares, se vio envuelto en esta disputa y recién se libró de la baja en la penúltima fecha. A la larga, Alianza Atlético (después de veinticuatro temporadas seguidas en Primera) y CNI, que fueron los clubes de menor rendimiento futbolístico, dijeron adiós. Universidad César Vallejo (que se salvó en la última fecha) y FBC Melgar (que se libró en la penúltima) fueron los otros equipos que estuvieron en la cuerda floja. Sporting Cristal, gracias a cuatro puntos ganados en mesa, pudo respirar más tranquilo sobre el final; de lo contrario, su pésima campaña también lo hubiera complicado seriamente.

El goleador

El panameño Luis Tejada volvió a confirmar que lo suyo con el gol es un feliz matrimonio que ayudó al Aurich a cumplir con sus objetivos (Foto: diario La Industria de Chiclayo)Los diecisiete goles que anotó no solo aportaron en el título de Juan Aurich, sino que ubicaron al panameño Luis Tejada como el máximo goleador de la temporada. El promedio goleador de ‘Diente de Oro’ fue muy parejo y su cuota goleadora se distribuyó en varios partidos; tanto así, que apenas marcó dos dobletes en el año, ambos en Chiclayo: ante Sport Boys (2-2) en la fecha 23 y ante Alianza Atlético (2-1) en la fecha 25.

¿Te acordabas de esto?

-Los escándalos del año no solo estuvieron en la mesa, sino también en la cancha. Tal fue el caso de las camisetas con que Universitario y Cobresol se presentaron en Trujillo, para jugar ante César Vallejo. En la fecha 14, como los ´poetas’ jugaron de blanco, los cremas tuvieron que agenciarse unos polos de entrenamiento rojos, cuya numeración fue escrita con plumón. En la fecha 27, en tanto, Vallejo jugó de azul y Cobresol llevó su camiseta negra; los moqueguanos tuvieron que comprar unos polos amarillos en la calle, los cuales, para colmo de males, le quedaban chicos a más de un jugador.

-El peor momento del pésimo año que vivió Universitario el 2011 fue el día que debió presentar un equipo juvenil, e incompleto, para jugar contra Cienciano en el Cusco (Foto: Diario del Cusco)Pero la peor imagen que dio Universitario de Deportes fue en Cusco, en la fecha 26. La directiva de Julio Pacheco programó el viaje a la Ciudad Imperial pocas horas antes del encuentro ante Cienciano y el vuelo se retrasó. Como consecuencia, y para no perder por walk over, los cremas mandaron a la cancha a los jóvenes que ya habían alineado en el partido de reserva (una negligencia absoluta contra la salud de aquellos muchachos), pero solo nueve de ellos pudieron arrancar, pues los otros no tenían contrato profesional. Víctor Balta y Juan Carlos La Rosa tuvieron que completar la oncena cuando el partido ya llevaba más de veinte minutos de jugado. Cienciano goleó 3-0.

-La tercera final entre Alianza y Juan Aurich se disputó el miércoles 14 de diciembre en el estadio Nacional. Estaba programada para iniciar a las 16:00, pero, una hora antes, todavía no se abrían las puertas del estadio, pues la Municipalidad de Lima no había dado el visto bueno y las autoridades competentes tardaban en firmar el acta. La final arrancó a las 16:30, media hora después de lo previsto.

-Se rompieron algunos records: Universitario, al empatar 0-0 el clásico de la octava fecha, superó su mayor imbatibilidad en tiempo en clásicos jugados en Matute (cuatro años, nueve meses y quince días). En Alianza, en tanto, Gustavo Costas acumuló la cifra de 192 partidos de Primera División dirigidos a los blanquiazules, consiguiendo, con esto, un record que ningún otro entrenador alcanzó en los 111 años de vida de los victorianos. Sporting Cristal, en tanto, llegó a sumar doce partidos consecutivos sin ganar, superando el record en la historia del club (una sequía de diez partidos en 1971).

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: Wagner Quiroz / DeChalaca.com, Diario Primicia de Huancayo, diario La Hora de Piura, diario La Industria de Chiclayo, Diario del Cusco

Comentarios (2)add
...
escrito por Alonso , febrero 13, 2012
Universitario: 9 partidos consecutivos sin perder en Matute.
...
escrito por junior cv , febrero 13, 2012
Además, la U no pudo ganar de visita a lo largo del Torneo. Lo que si pudo lograrlo a nivel internacional: en la Copa Suamericana al vencer al Anzoategui por 2 a 1.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy