Frank Romero vivió un verdadero calvario. El mediocampista de 30 años sufrió para ganarse un lugar en el Albirex Niigata, con el que solo disputó 11 partidos en el año (su peor cifra desde que debutó en el fútbol japonés). Lamentablemente sufrió una lesión que lo alejó de las canchas por tres meses. Su equipo no mantuvo la categoría y bajó a la Segunda División japonesa. El 2018 cambiará de club y jugará por el Machida Zelvia.

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy