Composición fotográfica: Santiago Carbajal / DeChalaca.comJean-Pierre Rhyner recibió la aprobación para jugar por Perú, pero en el camino todavía quedan los casos de Gianluca Lapadula, Percy Prado, Jeisson Martínez e incluso Roberto Siucho, quien se nacionalizó chino y hoy se llama Xiao Taotao. Acá, una guía práctica sobre los criterios de elegibilidad.

 

La elegibilidad de jugadores para la selección es un tema que lleva tiempo en el tintero debido a la aparición, cada vez más grande, de futbolistas peruanos o con raíz peruana que desarrollan su carrera en el exterior y que se asoman como posibles opciones.

El problema es que los casos son distintos y desde la Federación Peruana de Fútbol y la mayoría de medios no se ofrecen respuestas que simplifican el asunto. Por eso, a continuación -casi como obsequio por Fiestas Patrias-, se responden las principales interrogantes. Ellas parten de la situación de Roberto Siucho, que explica muchas cosas importantes, para luego pasar por el de Jean-Pierre Rhyner y el resto de jugadores que aparecieron en el radar.

¿Roberto Siucho puede jugar por China luego de obtener el pasaporte de ese país?

Habitualmente se cree que los partidos de juveniles no cuentan para inhabilitar a un jugador al momento de hacer el cambio de selección, lo que se conoce como one time switch. Lo real es que eso depende. ¿De qué? De si el jugador disputó partidos oficiales en ese nivel cuando tenía más de una nacionalidad.

Xiao Taotao -nuevo nombre de Roberto Siucho- ya no tiene la nacionalidad peruana, pero tampoco podría jugar por la selección china. (Foto: sohu.com) 

El caso de Roberto Siucho es simple: no era chino cuando jugó partidos oficiales en las categorías Sub-17 y Sub-20 con Perú. FIFA ya bloqueó un intento de cambio de selección con una situación idéntica a la del exfutbolista de Universitario.

¿Cuál es ese caso idéntico al de Siucho?

Ryan Johansson es un delantero que nació el 2001 en Luxemburgo y que tiene madre irlandesa y padre sueco. Representó a su país de nacimiento oficialmente en distintas categorías juveniles y luego buscó un cambio a Irlanda, selección con la que solo llegó a jugar un amistoso Sub-19. FIFA bloqueó el intento porque no era irlandés cuando representó a Luxemburgo. Tenía la raíz por su madre, pero no la nacionalidad. Lo de Siucho es igual: no era chino cuando jugó por Perú.

Después China puede llevar el caso a FIFA y hacer todos los intentos posibles para conseguir una habilitación. Johansson y su familia lo hicieron, aunque todas las respuestas fueron negativas. Por eso, el jugador manifestó su interés de jugar por Suecia, país de su padre y del que sí tiene la nacionalidad.

¿Pero no tenía que disputar dos partidos oficiales a nivel absoluto para quedar impedido de cambiar?

Ryan Johansson, luxemburgués de nacimiento, pudo jugar por Irlanda. (Foto: pundittarena.com) 

Para que aplique esta situación un futbolista debe tener doble nacionalidad o más en el momento en el que juega un partido oficial en cualquier categoría. ¿Qué se entiende por doble nacionalidad? Tener los documentos que lo demuestran. No alcanza con, por ejemplo, ser peruano de nacimiento y que alguno de tus padres o abuelos sea de otro país al que luego quieres representar (como ocurre con Siucho).

¿Cómo fue el caso de Jean-Pierre Rhyner?

Ese caso es distinto al de Siucho. Jean-Pierre Rhyner sí jugó tres partidos oficiales de la categoría Sub-21 con Suiza, pero era peruano en el momento que lo hizo. Contar con la nacionalidad peruana hizo que el defensor central del Cádiz no tuviera problemas para hacer el one-time switch a Perú.

En su caso, debía disputar dos partidos oficiales de Nivel A con la selección mayor de Suiza para quedar impedido de cambiar. ¿Qué se entiende por partidos oficiales de Nivel A? Partidos de Eliminatorias al Mundial o la Eurocopa, o duelos por las fases finales de estos torneos. Si lo hacía, quedaba inhabilitado para cambiar a Perú o cualquier otro seleccionado.

En 2015, Jean Pierre Rhyner llegó a jugar tres veces por la Sub-21 suiza. (Foto: Twitter)

Es bueno repetirlo una vez más: los amistosos no inhabilitan a un jugador para hacer el cambio de asociación.

¿Qué hay de Gianluca Lapadula? ¿Cuál es su caso?

Su caso es bastante sencillo. Nunca disputó partidos oficiales en ninguna categoría con la selección italiana. Su único encuentro fue un amistoso ante San Marino el 31 de mayo del 2017. Los encuentros amistosos no inhabilitan para un cambio. No importa el nivel, el rival, si suman en el Ranking FIFA o lo que sea. Lapadula estará habilitado para hacer el one time switch hasta que dispute un partido oficial con la selección mayor italiana.

¿Por qué uno y no dos? Porque el futbolista del Lecce, hasta ahora, solo es italiano. Si obtiene los documentos peruanos antes de disputar ese primer partido pasará a tener doble nacionalidad. De darse esa situación, sí tendrá que sumar minutos en dos encuentros para quedar impedido de cambiar.

¿Es verdad que ese amistoso con Italia haría casi imposible que FIFA apruebe un cambio de asociación porque no era peruano?

Lapadula viene salvando al Lecce en el Calcio a punta de goles. ¿Algún día se animará a hacerlos por Perú? (Foto: Prensa Lecce) 

Eso no es correcto. Los estatutos de FIFA son bien claros sobre el tema. “Los jugadores podrán ejercer el derecho a cambiar de federación únicamente si no han disputado -ya sea de manera parcial o total- ningún partido de selecciones A de una competición oficial representando a su federación actual, y si en el momento de su primera participación, parcial o total, en un partido internacional de una competición oficial representando a su federación actual ya poseía la nacionalidad del país para cuya federación solicita la autorización”.

En estos casos FIFA siempre habla de partidos oficiales. Lapadula no disputó ninguno de este tipo con Italia. Si tramita sus documentos peruanos y los obtiene, no habrá ningún impedimento. Para eso, lógicamente, el futbolista debe querer hacerlo; este último requisito, de momento, no se cumple.

¿Y los casos de Percy Prado y Jeisson Martínez?

Son los más sencillos de todos. Ambos nacieron en el Perú, tienen documentos peruanos (que deben renovar en caso sea necesario) y están totalmente habilitados para saltar a la cancha en caso Ricardo Gareca lo requiera.

Martínez y Prado: dos peruanos más como cualesquiera otros a disposición de la blanquirroja. (Fotos: Prensa Fuenlabrada y Prensa Nantes) 

De ese modo, ni para el caso del lateral del Nantes ni para el del delantero del Fuenlabrada hay necesidad de hacer one time switch o gestionar algún permiso especial. Ambos -desde siempre- forman parte del universo elegible de la selección.

¿Qué se sabe de Andrew Farrell?

¿Lo recuerdan? El lateral derecho y defensor central del New England Revolution aparece en varios buscadores con la bandera peruana, como si se tratara de un compatriota más. Lo concreto es que no tiene la nacionalidad peruana. Vivió una década en el país, desde los cinco hasta los quince años de edad, y luego regresó a su Estados Unidos natal, donde desarrolló toda su carrera en la MLS.

Su caso es el más complejo de todos porque requiere incluso una intervención estatal. Como se mencionó líneas arriba, no tiene la nacionalidad peruana. Tampoco tiene raíces por algún familiar directo -sus padres son dos misioneros estadounidenses que lo adoptaron cuando era niño-. Tiene un hermano adoptivo peruano, pero eso no cuenta para FIFA.

Farrell, habitual titular en New England Revolution, tendría que hacer una gestión bastante compleja para lograr su habilitación para la selección peruana. (Foto: mlsdigital.net) 

Esa situación impide una nacionalización por la vía familiar. Técnicamente, Farrell tendría que regresar al Perú, vivir dos años, nacionalizarse y luego residir tres más para ser habilitado por FIFA. Con 28 años, se antoja casi imposible.

¿Qué hacer? El gobierno peruano tendría que reconocerle el tiempo de residencia para se nacionalice. Luego tendría que hacer la consulta a FIFA para que también reconozca ese tiempo de residencia y lo habilite.

¿Hay algún antecedente que sustente lo de Farrell?

Sí, y es un caso en el que incluso se hizo el one time switch. Con Andrew Farrell no habría necesidad porque nunca jugó por alguna selección de Estados Unidos, pero en el caso de Gedion Zelalem sí se llevó a cabo todo un proceso. Este jugador, de padres etíopes pero nacido en Alemania, representó a su país de nacimiento en partidos juveniles no oficiales. Antes vivió en Estados Unidos, donde fue descubierto por un ojeador del Arsenal.

El caso de Gedion Zelalem, etíope de nacimiento pero habilitado para jugar por Estados Unidos, da alguna luz al tema de Farrell. (Foto: usatbi.com) 

Cuando ya vivía en Londres, la US Soccer mostró su interés por él. Intercedió con el gobierno, se le reconoció el tiempo de residencia y posteriormente se le dio la nacionalidad. No hubo problema para ello ya que no había disputado partidos oficiales. Así, meses después debutó en el Mundial Sub-20 2015 con la camiseta estadounidense.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Prensa Fuenlabrada; Prensa Lecce; Prensa Nantes; sohu.com; pundittarena.com; usatbi.com; mlsdigital.net; Twitter


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy