Sin llegar a cuajar una propuesta concreta, Brasil y sus estrellas logran -cuando se lo proponen- avasallar a los rivales de turno de esta parte del mundo. La víctima esta vez fue Ecuador: la canarinha despertó en el segundo tiempo y en 13 minutos demolió cualquier crítica para armar su carnaval. El 5-0 en contra hunde al equipo norteño en el fondo de la tabla.

Foto: globo.com

Brasil volvió a jugar de local en el estadio Maracaná por Eliminatorias desde 3 de septiembre de 2000. El último partido del seleccionado brasileño en el histórico estadio –donde nunca ha perdido un cotejo por la competición- había sido ante Bolivia, por la clasificación para el Mundial Corea-Japón 2002. Romario (goleador de aquel certamen) anotó tres goles en aquella ocasión, Rivaldo hizo otro y Marco Sandy, en contra, cerró la cuenta esa noche.

Kaká y Robinho, grandes figuras de la noche, gritan uno de los goles brasileños (Foto: cinasports.cn)Desde un primer momento, el equipo local fue superior, presagiando que podrían ser varios goles los que se verían en la noche. Sin embargo, recién a los 19’ Vágner Love pudo capitalizar una proyección por la derecha de Maicón, y el marcador se logró abrir. 

Ecuador no atinó a intentar el empate. Por el contrario, solo tuvo tibios intentos de manejo del balón, lo que fue aprovechado por Brasil durante todo el primer tiempo para buscar los caminos de gol, aunque sin un patrón de juego definido. Felizmente para el equipo ecuatoriano, el marcador no se movió más en ese periodo de juego.

Pero Brasil tomó el entretiempo como quien se da el tiempo necesario para organizar con éxito la fiesta soñada. Así, visto el desarrollo del segundo tiempo, uno puede llegar a pensar que hubieran planeado liquidar el encuentro en solo 13 minutos. Y el resto del tiempo transcurrido era solo de mero trámite. Este equipo brasileño termina de demostrar lo que siempre se supo desde que Dunga llegó a ser el director técnico de la verdeamarelha: Foto: Tras gran jugada de Robinho, Elano también pudo festejar un tanto (Foto: Reuters)sin llegar a convencer del todo, cuando Brasil desea liquidar los partidos, tiene jugadores para hacerlo, y si los astros están con su camiseta -casi siempre- se dan el tiempo de regalar magia mediante su fútbol.

Si Ecuador quiso en algún momento ejercer su voluntad en el campo, Kaká se encargó de pisar el balón a su antojo y empezar el carnaval con samba y batucada en el Maracaná. Se juntó con Ronaldinho, se juntó con Robinho, y empezó el banquete. Un gol del primero, y otro de Elano tras soberbia jugada del segundo, además de dos goles de Kaká, llegaron a calmar la sed de la Torcida.

El funcionamiento no llega a ser el mejor en el equipo brasileño, pero esta goleada ante el Ecuador le da aire a Dunga para no escuchar críticas ni reclamos de parte de los hinchas hasta dentro de un mes, por lo menos. El ‘Tricolor’ empieza la justa eliminatoria con dos derrotas en dos partidos, y si bien el fútbol está compuesto de momentos, no puede dejar de mencionarse que en la Eliminatoria anterior Brasil solo pudo ganarle por 1-0. Se percibe un cambio generacional en el equipo norteño -aún inconcluso-, y el proceso de ajuste tomará algunos partidos más.

Ver la ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy