Elano no puede pasar ante la marca de Yepes, el mejor del campo (Foto: FIFA.com / AFP)Una nueva decepción resultó siendo en la noche del 'Maracaná' este Brasil que sigue sin brindarle alegrías a su público. Empató a cero goles con un conjunto colombiano que se llevó las palmas por nunca bajar los brazos. Los dirigidos por Lara se lavaron la cara de su mal partido con Paraguay y terminaron llevándose un punto de oro de tierras cariocas.

La ficha del partido

 

Dunga parece haber perdido la brújula para encontrar ese conjunto verdeamarelho que era prácticamente invencible en casa. El ex campeón del mundo está solo y extraviado mostrando una careta completamente errónea de un Brasil que no sabe a qué juega. Su público está hambriento de gol, y preocupa que su equipo de toda la vida no sea capaz de repetir en casa los festines que se da fuera. En ello contribuyó que al frente tenía una Colombia que fue inteligente tanto defensivamente como ofensivamente y se llevó un punto que pudieron ser tres.

 

Bedoya se lleva a Lúcio. Colombia se plantó serenamente en el 'Maracaná' (Foto: FIFA.com / AFP)Los once de Lara

Qué se puede decir de Colombia. La derrota en casa contra los guaraníes dolió; entonces vieron que a la esquina estaba la 'Canarinha' y su ego aumentó. Equipo ordenado, que hostigó hasta el más no poder a los publicitados "monstruos" que hoy dieron risa más que susto. La escena se repetía: Kaká la agarra, se la da a Robinho y de repente dos cafeteros se le prenden de la camiseta hasta hostigarlo. La línea de volantes conformada por Toja, Vargas,  Guarín y Bedoya ayudó mucho para que persista el orden y se lleven un punto de oro.

 

La '9' de Brasil fue demasiada responsabilidad para Jó (Foto: FIFA.com / AFP)Flo-Jó

Un Brasil pálido que no metió miedo en los noventa minutos. Lo más claro que tuvo en la primera mitad fue una que se la perdió el joven delantero del Manchester City, que lucía rígido y estorbado al no tener la posibilidad de zafar de la férrea marca cafetera. Una verdadera lástima que Dunga siga sin tener un delantero neto como el que este Brasil reclama. Sí que le hace falta el gol. Kaká se debe estar cansando al no tener arriba a un gordito llamado Ronaldo, porque al novel Jó el partido le quedó grande.

 

Robinho remata estorbado por Perea. El atacante fue el mejor en Brasil, pero anduvo solo (Foto: FIFA.com / AFP)En los pies de Robinho

Kaká estaba completamente marcado y el otro punto clave para la visita era Robinho. También en el juego, lo más lúcido que tuvo Brasil: sus recorridos por la bandas fueron los más desequilibrantes en el segundo tiempo, pero en general a sus compañeros les faltó más llegada y puntería de cara al arco de Julio.

 

Wason: ni villano, ni héroe

Algo le faltó a está Colombia faltosa y eso fue gol. No hubo nadie quién la metiera en el arco de Julio César que yacía tranquilo por momentos. Quinteros era el más correlón, pero Lucio tenía mas maña en hacer los piques y utilizar el hombro en descolocarlo. El otro que tuvo las posibilidades de hacer historia fue Rentería: Rentería tuvo las más claras de Colombia, pero estuvo falto de puntería (Foto: FIFA.com / AFP)Wason entraba al choque y ganaba, pero las pocas que tuvo las desperdició mandándolas a las tribunas.

 

La cruz de Dunga

La gente en las tribunas le gritaba de todo a su técnico, desde el filho da…hasta la popular palabra de ‘burro’. Pero Dunga tiene bastante culpa, se demoró prácticamente más de la cuenta para hacer los cambios porque su equipo ya no podía avanzar más. La vitalidad de Alexandre Pato fue buena hasta que se topó con los muros llamados Perea y Yepes. Le quedaba Mancini que desapareció completamente, y se jugó su última carta sacando a Juan para meter a otro central como Tiago Silva. Todo eso no sumó más que cero.  

Fotos: FIFA.com / AFP

Leer más...

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy