Foto: EFE

Paraguay  logró mantener el liderazgo de la clasificación rumbo a Sudáfrica 2010 luego de ganarle categóricamente por 2-0 al ‘Scratch’ brasileño.  Con goles de Santa Cruz y Cabañas, el equipo de Gerardo Martino sigue pisando fuerte en la competición sudamericana.  Dunga no pudo zafar del planteamiento delineado por el estratega del cuadro guaraní.

La ficha del partido

Fotos: EFE

Fecha a fecha, la facha de candidato serio de la selección paraguaya para llegar sin dificultades a Sudáfrica 2010 se hace menos espejismo y más realidad. Cinco fechas sería para otros equipos demasiado pronto para ir definiendo o sosteniendo una candidatura a prueba de balas. Pero en cada jornada eliminatoria que se juega en Sudamérica, el cuadro guaraní se aleja del pelotón de los equipos de nivel promedio y, por el contrario empieza a pisar fuerte en el lote de equipos de elite de esta parte del mundo (Brasil y Argentina).

Salta Haedo entre Juan y Josué. Paraguay calibró su chapa de grande sudamericano ante Brasil (Foto: EFE)Gerardo Martino tomó el equipo y tuvo que irse eliminado de la Copa América de Venezuela, tras una escandalosa derrota frente a México. Sin embargo, la coherencia del trabajo realizado no fue siquiera cuestionada por los dirigentes del país mediterráneo. Los ensayos de la albirroja siguieron su curso normal, y tras casi ya un año, los frutos se manifiestan de forma tajante e irreprochable. El termómetro para ver cuál es el real nivel de un cuadro es enfrentar a un equipo A-1 en una competencia oficial. Ante el ‘Scratch’ se presentaba la oportunidad para medir cuán alto podía volar.
 

GARRA Y DESARROLLO

Este equipo paraguayo es distinto de sus predecesores de la última década y del comienzo de esta.  Si bien la garra se mantiene intacta a través de los años, se han ido añadiendo factores y retirando otros, para alegría de los hinchas paraguayos. Sin caudillos del tipo José Luis Chilavert, el equipo actual no puede estar perdiendo el tiempo buscando quién podría tomar ese papel protagónico. Así, la fuerza y coraje del once se sostiene en el mismo plantel de jugadores.

Este equipo, además, no busca especular y lograr el resultado a través de jugadas aisladas de ataque: Martino le agregó agresividad, inteligencia y automatismos ofensivos que no eran manejados con Paulo Carpeggiani, Cesare Maldini ni el ‘Maño’ Ruiz. Luiz Fabiano es contenido entre Da Silva y Cáceres (Foto: EFE)Arriesgó de manera ordenada y plantó un 4-3-3, que cuando defiende se convierte en un 4-4-2, replegando a Nelson Haedo, y dejando en punta a Salvador Cabañas y Roque Santa Cruz.

Juan, Lúcio, Gilberto  y compañía sufrieron durante todo el primer tiempo y gran parte del segundo, incluso cuando Paraguay se quedó con diez por expulsión de Darío Verón.  El primer gol anotado por Santa Cruz, a la salida de un tiro de esquina desviado por Cabañas, tuvo clarinadas de alerta previa: tiro al palo del delantero del América de México que pudo salvar en segunda instancia el golero Julio César y centros constantes hacia el área central brasileña. Cada rechazo brasileño era nuevamente recuperado por los volantes paraguayos -Santana, Vera, Barreto-, todos en un gran nivel, o los marcadores de punta que cumplen con gran eficiencia el del ida y vuelta y nunca dejan huérfana a la pareja de centrales, que se daba maña para alejar a unos pálidos Robinho y Luis Fabiano.

'JOGO DESLUCIDINHO'

Brasil por su parte, no se logra recuperar. Luego de la sorprendente derrota ante Venezuela de hace algunos días, la ‘Verdeamarelha’ sigue en franca caída libre. Mientras Paraguay se daba maña para anotar un gol más apenas se quedó con diez jugadores, Pirámide guaraní luego del tanto definitivo de Cabañas (Foto: EFE)Brasil -valga la redundancia- intentaba intentar. cualquier idea o intención del equipo de Dunga era aplacada por la entrega y concentración de los guaraníes.

Ni los ingresos de Adriano ni Julio Baptista cambiaron el panorama. El local mantuvo su libreto: defender con orden, ir a las pelotas divididas con vehemencia, dejar en claro que el equipo que quería ganar era el suyo, atacar, encimar al rival sin descuidar la zona defensiva del cuadro. Cuando el árbitro Larrionda dio por finalizado el encuentro, las cuatro tribunas del vetusto Defensores del Chaco continuaron el festejo que había comenzado durante el partido. Su equipo de fútbol le había pintado la cara al siempre complicado Brasil. 

Paraguay ya puede empezar a hacer los trámites en la embajada sudafricana de Asunción.  El ‘Tata’ tiene el camino claramente señalado; a Dunga le viene una oportunidad para lavarse la cara.  Si logra retomar el paso frente a Argentina en casa, todo volverá a su cauce. Si no logra ganarle al cuadro albiceleste, podría estar a puertas un nuevo cisma en el fútbol brasileño.

 
Leer más...

La ficha del partido

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy