Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comNueva Zelanda tiene la oportunidad de alcanzar su tercera participación en una Copa del Mundo. Entre sus dos presencias hubo una diferencia de 28 años, tiempo en que el sistema de clasificación cambió, aunque en ambas los 'All Whites' tuvieron que definir su destino mediante un duelo intercontinental.

Daniel Orrego | @dorrego1411
Redactor

Se encuentran pocas similitudes dentro de las campañas en las que Nueva Zelanda ha logrado su clasificación al Mundial: los equipos participantes fueron distintos, las fases que se disputaron muestran diferencias resaltantes y las reglas de juego eran otras. Sin embargo, ambas coinciden en un aspecto: tuvieron que definirse en un partido extra o repechaje, concepto en el que los ‘All Whites’ tienen más experiencia que la selección peruana.

Sorpresa para todo

Durante las Eliminatorias a España 1982, las confederaciones de Asia y Oceanía se agrupaban para competir por las dos plazas que la FIFA les asignaba, dentro de un total de 24. Una veintena de equipos fueron juntados en cuatro grupos, con la particularidad que hubo dos grupos de cinco, uno de cuatro y uno de seis, para luego reunir a los ganadores en una ronda final. A esta llegaron: Kuwait -quien obtendría su pase de manera directa-, Arabia Saudita, China y Nueva Zelanda.

Estos dos últimos tuvieron que enfrentarse en un partido extra producto del empate en puntos y diferencia de goles que se había producido. Los ‘Kiwis’ lograron una victoria por 5-0 en la jornada final que les permitió alcanzar a los asiáticos, pero a pesar de contar con más goles a favor, el desempate era inevitable pues este no era un criterio utilizado en esa época. El triunfo por 2-1 ante los ‘Dragones’ les dio el primer boleto de su historia a una cita mundialista; en la cual no lograrían un solo punto tras caer frente a Escocia, Unión Soviética y Brasil.

Nueva Zelanda derrotó 1-0 a China en la ronda final de las Eliminatorias rumbo a España 1982. Sin embargo, la clasificación de los 'All Whites' se tuvo que dar mediante un partido extra. (Foto: Soccer Nostalgia) 

Los ‘All Whites’ llegaron como una de las escuadras más débiles a la cita en el país ibérico, razón por la cual fueron ubicados en el bombo 4 en el sorteo y pudieron caer en el grupo de Perú si el azar hubiera sido distinto. Su clasificación fue una sorpresa pues tuvieron al frente rivales superiores y si uno se fijaba en Oceanía, Australia aparecía como una mejor opción a simple vista.

La segunda la pongo yo

Ricki Herbert, defensor que con 21 años formó parte del plantel que viajó a España, quizá sea el único eslabón que une esta historia con el siguiente capítulo. El jugador que llegó a participar en los torneos de ascenso de Inglaterra, fichó como técnico de la selección oceánica en 2005. Con él en el banquillo, se concretó la segunda presencia de Nueva Zelanda en un Mundial. Al vencer a Bahrein en el repechaje, el objetivo de alcanzar un boleto para Sudáfrica 2010 se cumplió.

En una competición que sembró muchas dudas respecto al nivel futbolístico que mostraba, el conjunto neozelandés alcanzó un cupo en la primera Copa del Mundo que se llevó a cabo en África luego de solo ocho duelos, seis por la Copa de las Naciones de la OFC 2008 y dos en el ida y vuelta ante el cuadro asiático. Con seis victorias, un empate y una derrota, se ubicó entre los 32 mejores del mundo; una situación que despertó muchas críticas y hasta algún pedido utópico para que Perú solicite a la FIFA que lo incluya en ese torneo.

Tony Lochhead supera a Mohammed Hubail en la lucha por el balón. En Wellington, un gol de Rory Fallon marcará la clasificación de los oceánicos a Sudáfrica 2010. (Foto: Scoop NZ) 

Los ‘Kiwis’ en este caso, aprovecharon una coyuntura favorable tras la partida de la Federación de Fútbol de Australia. Los ‘Socceroos’ pidieron un cambio de sede buscando aumentar la competitividad de su selección y dejaron una confederación que habían dominado durante muchos años.

Casi veinte años después, los dirigidos por Anthony Hudson tienen una nueva oportunidad de ponerse en la máxima vitrina de este deporte. Esta vez hay más de uno que quiere repetir el plato pues Kosta Barabarouses, Jeremy Brockie, Rory Fallon, Michael McGlinchey, Glen Moss, Winston Reid, Shane Smeltz, Tommy Smith o Chris Wood fueron parte de la lista de jugadores que no perdió un partido en su visita a la tierra de Nelson Mandela. Queda en Ricardo Gareca y en los protagonistas que él elija cerrar este capítulo.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Soccer Nostalgia, Scoop NZ


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy