Junto a Paolo Guerrero, los laterales de la selección, Aldo Corzo y Miguel Trauco, fueron los más destacados ante la selección argentina. Ambos son parte de un proceso de consolidación que empezó en la Copa América Centenario.
Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

El Perú de Ricardo Gareca empezó su proceso con dos titulares indiscutibles en los laterales: Luis Advíncula y Juan Manuel Vargas. Ambos, no obstante, no han sido llamados en los últimos tres partidos de la selección. Por las razones que fueren, estas posiciones en las que Perú ha sufrido históricamente se quedaron en incertidumbre.

En el lado izquierdo, el 'Tigre' previno la ausencia de Vargas con una fórmula cuestionada: darle la titularidad a Miguel Trauco por encima del entonces titular -en mejor momento- Jair Céspedes. Esta decisión obedeció a la utilidad que el técnico le quiso dar a la Copa América Centenario 2016: un banco de pruebas para jerarquizar a determinados jugadores.

Por ende, se entiendió la titularidad absoluta del jugador de Universitario e incluso haberle dado la responsabilidad de rematar un penal de la tanda ante Colombia en cuartos de final. Fue un riesgo en el momento, pero un gran paso para que Trauco experimentara momentos límites a nivel internacional. Pesó más lo segundo porque ese fue el objetivo con el lateral.

Trauco recibió la confianza de Gareca desde la Copa América Centenario. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com)

En los últimos dos partidos se observaron los frutos de lo cosechado por Gareca en Trauco: un lateral que ya no duda en defensa o en ataque, y que siempre lee el juego. Ha ganado velocidad en al tomar decisiones porque acompaña su técnica con la confianza que ha ganado a nivel internacional. Su titularidad, cuatro meses después, no se discute.

Del otro lado de la cancha, también estuvo un jugador que se debatió mucho; más que por su rendimiento -ha sido regular y es de los mejores en el torneo local; convocatoria merecida-, por la distancia marcada con Luis Advíncula. Pero Aldo Corzo ha sabido recortar esa diferencia en el nivel de juego, con mucho esfuerzo para rendir y estar a la altura.

Que no se entienda esfuerzo por pundonor o coraje, sino por cómo ha maximizado sus recursos para mejorar y hacer buenos partidos desde la Copa América Centenario en Estados Unidos. Estuvo impecable en defensa ante la selección argentina y colaboró con disciplina en ataque. Queda claro que no va a pasar y llevarse a algún jugador, porque no es Advíncula, sino un jugador distinto, de otro perfil.

Corzo se ganó a pulso la titularidad en la selección peruana. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com)

Pese a las diferencias con Advíncula, Corzo hizo los movimientos que piden la propuesta de Ricardo Gareca en la blanquirroja: un lateral que siempre sea opción de amplitud o sostenga la posesión rebotando balones. Un lateral protagonista. Al jugador de Municipal le cuesta pero lo aplica. Lo mejor de su juego, sin duda, está en defensa: disciplina, esfuerzo y lectura constante del rival.

Corzo y Trauco son apuestas discutidas en un momento, pero que hoy le dan utilidades a la selección. Dos laterales distintos, pero que han aprendido a desempeñarse en un nivel muy complicado como el de las Eliminatorias. Perú cosecha lo que sembró Gareca.

Fotos: Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Leer más...

La crónica del Perú 2 - Argentina 2: Sí se puede construir

La ficha del Perú 2 - Argentina 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy