Foto: AFPCon Ben Brereton como estandarte, Chile logró una laboriosa victoria contra Paraguay y tomó una bocanada de aire fresco en su afán por remontar en la tabla. El 2-0 mantiene a la 'Roja' octava y a la 'Albirroja' sexta en la tabla, aunque en el juego siguen lejos de sus mejores versiones.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

Aunque el común de las personas conocen y llaman 'Big Ben' al reloj que se ubica en la torre del Palacio de Westminster, en realidad el real nombre del artefacto inaugurado en 1859 es The Great Westminster Clock. Tampoco la torre que alberga al reloj lleva ese nombre: realmente, es la gran campana del reloj ubicada en el lado noroeste de la torre la titular de dicha denominación. Curiosamente el nombre 'Ben' es en homenaje a Sir Benjamin Hall, el Primer Comisionado de Obras, cuyo nombre aparece grabado en la campana.

Ante la carencia de gol que muestra Chile en las Eliminatorias, con Eduardo Vargas fuera por lesión y sin alternativas eficaces, la apuesta de todo el país sureño descansaba en Benjamin Brereton Díaz, simplemente Ben en la interna del equipo de Martín Lasarte. Y vaya que 'Big Ben' dio la hora en el último partido de la fecha 5 de las Eliminatorias. El nacido en Stoke-on-Trent marcó el primer gol, tras una esforzada asistencia de Mauricio Isla, y le dio tranquilidad a Chile, en un partido que ya se le había complicado porque no encontraba los caminos y porque cada minuto que pasaba el murmullo en San Carlos de Apoquindo aumentaba y amenazaba con convertirse en rechifla. El remate de Brereton fue furibundo y venció a Antony Silva, quien estaba en camino de ser otra vez figura de Paraguay, como ante Argentina.

A partir de entonces, la 'Roja' se soltó, mientras la 'Albirroja' seguía pegada a su libreto, sin saber qué hacer ante el nuevo contexto; por ello, no tuvo respuestas desde el banco ni en la propia cancha. El segundo tanto fue consecuencia del desconcierto guaraní y del contagio de Chile, con Isla pegándole con la coja y redondeando una gran actuación, la mejor después de Brereton.

Brereton supera a Alderete. El ariete de origen inglés se compró a San Carlos de Apoquindo con el tanto. (Foto: AFP) 

Lasarte envió un 4-2-3-1, con la vuelta de Arturo Vidal, quien jugó libre en segunda línea de volantes. El volante del Inter recogía la pelota de Charles Aránguiz o de Erick Pulgar y buscaba a Alexis Sánchez, pero no encontraba a Brereton. En la 'Roja' destacó nítidamente Isla como lateral derecho, pues conformó un buen tándem con Sánchez por ese sector; por allí llegaron además los goles en el complemento. El otro integrante del mediocampo, Luis Jiménez, estuvo apático: por ello sorprendió que Lasarte demorara tanto en sacarlo y en poner a Jean Meneses, con mayor movilidad y más cercano al área contraria. Tras el gol, Chile aguantó y más aún con la expulsión de Charles Aránguiz, tras la cual solo esperó a un timorato Paraguay.

Por su parte, Eduardo Berizzo envió también un 4-2-3-1 con Jorge Morel y Ángel Cardozo Lucena en primera línea; dejó a Ángel Romero, Miguel Almirón y Hernán Pérez detrás de Carlos González. Este era el planteamiento nominal, aunque como Chile fue el dueño de la pelota, los guaraníes en realidad formaban una línea de cinco delante de los zagueros. El problema de la 'Albirroja' radicó en que así como se replegaba, no tenía la misma prestancia para desplegarse una vez que recuperaba la pelota, por lo que casi nunca llegó al arco de Claudio Bravo. Consumado el 2-0, Berizzo metió a Óscar Cardozo, pero el equipo no generó una sola jugada, ni siquiera un centro aéreo para buscar a 'Tacuara'. Antes había ingresado Antonio Sanabria por González, pero el 'Tony' tampoco fue solución.

Fue, en suma, un partido muy trabado, en el que Néstor Pitana, de terrible gestión, expulsó a Aránguiz y a Omar Alderete por doble amarilla, aunque se guardó al menos dos rojas más: una para Vidal por patear a Morel y otra para Cardozo Lucena por falta contra Sánchez. Lo que sí, el árbitro argentino expulsó a dos asistentes de Berizzo. Pero en general dejó pegar, permitió que se formaran tumultos y en lugar de aplicar la autoridad, asumió el papel de árbitro de boxeo, al punto de ponerse en medio de los jugadores para separarlos.

Sánchez supera a Arzamendia. Uno de los estandartes de la 'Generación Dorada' mapochina sigue en pie futbolístico. (Foto: AFP) 

En la hora final, Chile pudo alcanzar una victoria que aún no le permite salir a flote, pero al menos le da oxígeno para seguir nadando con la idea de alcanzar las orillas del Golfo Pérsico. Cuando ya se daba por extinguida a la 'Generación Dorada', apareció un inglés para hacer sonar la campana y darle una nueva chance a la 'Roja'.

Los Goles

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Chile 2 - Paraguay 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy