Foto: AFPPese a mostrar una de sus versiones más agresivas, Uruguay no supo aprovechar su dominio en el juego y empató 0-0 ante Colombia. El equipo de Rueda hizo primar en el Gran Parque Central el orden colectivo y la solidez defensiva.
Félix Arias Schreiber | @totoasch
Redactor

Entre las anécdotas y estadísticas que preceden al juego, esas que en la previa buscan aportar datos luego quebrados por la impredictibilidad del deporte, un hecho destacó sobre los otros: desde el 1-1 en el proceso eliminatorio rumbo a Corea y Japón 2002, la selección colombiana no había sumado un solo punto en sus visitas a Uruguay. Y no solo ello, sino que los norteños padecían de un rumbo en descenso continuo: en las Eliminatorias para Alemania 2006, la 'Celeste' venció por 3-2; años después en la lucha por Sudáfrica 2010, Colombia mostró una diezmada versión y perdió 3-1; para Brasil 2014 se estableció el arco en cero para los locales, que ganaron 2-0; y en su último encuentro en la capital uruguaya, el score final fue de 3-0.

Ahora, tras una buena fecha triple en la que ganó dos partidos y empataron uno, Uruguay anunciaba otro triunfo; más aún, Luis Suárez y Édinson Cavani estaban de vuelta a la disponibilidad del eterno Óscar Washington Tabárez. El 'Maestro' confió en el 'Pistolero' para la formación inicial y mandó al delantero del Manchester United al banco, puesto que lamentablemente no hay espacio para dos titanes ante el 4-3-3 charrúa. Reinaldo Rueda, por su parte, estableció un 4-línea-2 que priorizó el cero en el arco con Yerry Mina y Carlos Cuesta en la zaga central y el experimentado golero David Ospina detrás de ambos.

La dinámica del encuentro no tardó en dilucidarse. Apenas iniciado el partido, Uruguay salió al ataque con la voracidad que lo caracteriza: estableció una presión alta y generó un retroceso del cuadro cafetero. Las ocasiones llegaron pronto y en cantidad, entre las cuales destacó un disparo errado de Suárez cuando había quedado en inmejorable posición frente a Ospina. Vale destacar al guardameta del Napoli, quien supo responder siempre que su poblada área lo solicitó. Más allá de eso, el primer tiempo acabó sin sorpresas.

Suárez fue opacado por la zaga colombiana, en especial por Cuesta, el mejor del campo. (Foto: AFP) 

Para el complemento, la ofensiva celeste se renovó. Suárez salió e ingresó en su lugar Cavani acompañado por Nicolás de la Cruz, quien había ingresado por Giorgian de Arrascaeta al final de la primera fracción. Colombia, no obstante, logró equiparar el trámite desde su premisa defensiva: balonazos largos y contragolpes comandados por Juan Guillermo Cuadrado dieron respiro a Mina y Cuesta. No obstante, Diego Godín y José María Giménez lucieron férreos en la línea de fondo local.

La más clara del partido, sin embargo, fue de la visita. El Gran Parque Central, hinchas y jugadores charrúas reclamaron un supuesto penal sobre De la Cruz: Colombia aprovechó el desconcierto y el contraataque derivó en Duván Zapata, con la pelota a pasos del arco celeste y sin marca que lo incomodara. No es por restarle mérito a la inmensa reacción de Fernando Muslera, pero cuesta creer que un delantero de la magnitud del ariete de la Atalanta desperdiciara tal oportunidad, más en un partido en el que la eficacia se hacía fundamental.

Los locales no perdieron su consabida esencia, igual. Si bien el balón detenido fue anulado por Mina y Cuesta, Godín tuvo un par de acertados intentos que se fueron por arriba del arco de Ospina. ¡Y qué manera de hablarle al juez! La cuarteta comandada por el venezolano Jesús Valenzuela fue muy criticada por los de Tabárez. El árbitro amonestó precipitadamente a Rodrigo Bentancur y perdonó muchas tarjetas a Colombia, sobre todo en una mano de Cuadrado que el juez sí llegó a cobrar. Pero el enojo mayor llegó en el primer tiempo, cuando el juez anuló un cabezazo de Suárez que entró al arco de Ospina. La polémica fue disipada luego por la repetición televisiva: acierto arbitral.

Díaz tapa la subida de Valverde. Todos en Colombia se multiplicaron para la marca. (Foto: AFP) 

Por ende, no hubo mayor incidencia del de negro en el resultado; sí de los amarillos. El punto robado por Colombia en el histórico escenario de Montevideo puede atribuirse a Ospina, Mina y Cuesta como santa trinidad. En la línea posterior recayó el peso del 0-0.

Ahora, Uruguay enfrenta una seguidilla durísima: tendrá que visitar a Argentina para luego hacer lo mismo en Brasil. Colombia, por su lado, recibirá a Brasil y a Ecuador, rivales ante los que no será sencillo sumar. Ambos se ubican quinto y cuarto, respectivamente, y soportar el trajín será lo que preserve sus opciones de clasificación.

Los Goles

No hubo.

La Caleta

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Uruguay 0 - Colombia 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy