Foto: AFPUn solitario gol de Gastón Pereiro sobre la hora selló el triunfo de Uruguay ante Ecuador y camufló un discreto encuentro por parte de los locales. El 1-0 afianza al equipo de Tabárez en zona de clasificación a Qatar.
Félix Arias Schreiber | @totoasch
Redactor

En excepciones a la regla general, el fútbol también otorga al espectador partidos en que la paridad no basta para darle interés al juego. Esto no niega, sin embargo, el buen desempeño ecuatoriano, que con creces hubiera cumplido pretensiones más acordes con su contexto de no ser porque se vio incapaz de mantener el arco en cero cuando el encuentro amagaba su fin. Aún así, Gustavo Alfaro puede regresar tranquilo a Quito; Bolivia, su próximo rival, no parece ser una fuerte amenaza en casa de la 'Tricolor', por lo que un triunfo (de no ser superado en la diferencia de goles por Colombia) mantendría al seleccionado norteño en el limbo de la zona de clasificación directa.

Uruguay, por su parte y como su tercer puesto en la tabla lo indica, ha hecho del triunfo un proceso indistinto. Verdad es que no se llega a la victoria sostenida sin buen juego, y la historia se ha cansado de demostrar que al respecto poco importa la vistosidad; pero la de este martes 10 fue una noche de esas épicas en que los charrúas ganaron a lo suyo y jugando bien. De hecho el trámite se les complicó sobremanera a pocos minutos del final, y parecía que Ecuador iba a seguir sumando en los registros que indicaban que de sus últimos tres visitas a Montevideo, los locales solo los habían podido vencer en una ocasión: en el 2-1 por las Eliminatorias a Rusia 2018.

Entonces apareció "eso" que en la mayoría de casos es un concepto erróneamente inventado por la prensa y que sirve para disimular errores de alguno que otro equipo, mas certifica su incuestionable validez cuando se habla de la celeste. Uruguay tiene "eso", no hay duda alguna; "eso" para luchar un partido adverso, "eso" para que Nahitán Nández deje de lado la rusticidad que lo caracteriza y emprenda un recorrido por la banda derecha para centrar de forma fenomenal a Gastón Pereiro, quien había ingresado minutos atrás... Cabezazo y gol.

Nández en el abrazo con Pereiro y Gómez luego del tanto del primero de ellos. El reinventado lateral fue el mejor del campo. (Foto: AFP) 

Antes de que se derrumbaran las ilusiones tricolores, los de Gustavo Alfaro, haciendo gala de la consabida postura de su director técnico, jugaban en un atípico 5-3-2 sin problema alguno. Byron Castillo cubría la banda derecha como nunca y dejaba a los orientales como remedio la obligación de invertir los frentes de ataque: la misión era la izquierda ecuatoriana. Los de Óscar Washington Tabárez mostraron, a su vez, el típico 4-3-1-2 que tan bien les ha servido para cubrir las ausencias de Édinson Cavani y de Luis Suárez. Esta vez fue Giorgian de Arrascaeta quien tomó la lanza y manejó los hilos de su equipo, pese a no contar con esas dos bestias de ataque delante de sí. Para eso, fue siempre asistido por Nández y Matías Viña, laterales derecho e izquierdo, sobre todo por el primero, sin duda la gran figura del encuentro.

El trámite seguía: el 0-0 prevalecía y las polémicas aguardaban. A los 66' llegó la primera: Rodrigo Bentancur se aventó contra Castillo, lanzándolo al piso y dejándolo sentido, pero Anderson Daronco solo consideró una amarilla y advertencia para el volante charrúa. Pocos minutos después, en controversia aún sin resolver, Michael Estrada acusó una plancha sobre su muslo izquierdo en área contraria, pero tampoco hubo suerte favorable a la visita. No hubo mayor sorpresa en el fallo arbitral: el juez brasileño pudo bien cobrar la falta como ignorarla, pero los jugadores tricolores estaban hartos de la indiferencia y calentaron los ánimos. Peor aún fue la situación cuando el lateral derecho uruguayo se lanzó por la pelota con jugador rival y todo... Nández se paró, recibió la amarilla con gesto de lamento y regresó a defender el arco de Fernando Muslera ante la molestia contraria.

Es cierto también que no todo fue para los locales, que si bien la libraron en un par de jugadas vieron el grito de gol apagado a raíz del VAR. Y vaya que el mal uso de la tecnología no deja de justificar su presencia, pues parece increíble que el equipo arbitral no haya captado cómo la camiseta celeste que asistió a Matías Vecino para el tanto estaba dos metros adelantada. El gol fue bien anulado y el 0-0 parecía prolongarse.

Bentancur deja en el suelo a Plata. El volante celeste mantiene un rendimiento destacado. (Foto: AFP) 

Lo demás es historia conocida. Son 15 puntos en la tabla, de los cuales se sumaron 7 en esta fecha triple. Los de Tabárez cierran sepiembre de gran forma y anuncian una próxima clasificación a Qatar. Quién sabrá del destino de esa selección, que a veces parece ganar más de lo que juega pero que es una pesadilla cada vez que se la tiene al frente. Algo queda claro: a Uruguay no se lo da por muerto nunca, ni aunque luzca agonizando, pues ya varias son las veces donde su juego, su coraje y "eso" le cierran la boca al atrevido que dudó de su estirpe. Como esta vez lo hizo el cabezazo de Gastón Pereiro cuando el partido se extinguía.

El Gol

La Caleta

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Uruguay 1 - Ecuador 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy