Foto: AFPEn un partido emotivo y ensombrecido por decisiones arbitrales, Ecuador trabajó de modo arduo para conseguir un punto que lo dejó a un paso de Qatar 2022. El 1-1 le dejó un mal sabor ante Brasil, que por momentos avasalló al rival y en otros casi cargó una derrota.
Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

Alisson gesticula, levanta los brazos y se justifica con energía; Wilmar Roldán, que viste una camiseta pink flour, parece mantenerse firme con la doble amarilla y expulsión para el portero y el penal que produjo al salir con duda a despejar con puños el balón y llevarse por delante a Ayton Preciado. Pero el árbitro, como si tuviera en mente la frase del filósofo francés Voltaire respecto de que La duda es un estado mental desagradable, pero la certeza es ridícula, trotó hasta la pantalla, observó una, otra y otra vez la jugada y se rectificó: dibujó un rectángulo en el aire, regresó al área ecuatoriana y anuló el penal, además de la tarjeta amarilla. Alisson, con los pulgares enguantados arriba junto al índice acusador de Pervis Estupiñán, cerraron la escena. 

Pero a veces la fortuna, el azar o como se quieran llamar no toca una vez, sino dos. Alisson salió de su área para despejar una pelota aérea y elevó tan alto el chimpún derecho que golpeó la mejilla del atacante Énner Valencia; entonces apareció la roja directa de manos de Roldán y sin dubitaciones. Y como presagio de la escena final del partido, lo mismo: excusas del arquero brasileño, visita del juez colombiano al VAR y anulación de la expulsión. Además, la 'Canarinha' se salvó de quedarse con nueve porque antes se había ganado la roja Emerson y apenas se jugaban 25 minutos.

Al frente, ocurrió una jugada semejante con el arquero Alexander Domínguez, quien salió a los límites de su área grande con la pierna muy elevada y sobre la línea derribó con un vistoso planchazo en el pecho a Matheus Cunha. Sin embargo, Roldán no cobró en primera instancia y de primera intención ni siquiera se acercó a la zona del choque. Hasta que el dedo en la oreja indicó al juez que se acercara al VAR: la consecuencia fue que Domínguez, quien supuestamente se había librado de toda sanción, recibió la roja directa.

Alisson va al cruce con Ayrton Preciado. El meta brasileño fue perdonado dos veces de la expulsión. (Foto: AFP)

La historia en la 'Casa Blanca' de Quito había comenzado con buenos aires para los dirigidos por Gustavo Alfaro. Al minuto de juego, Valencia ganó una pelota elevada sin saltar en el área chica ni marcación; increíblemente, cabeceó desviado. Las salidas ecuatorianas fluían con el empuje de Alan Franco y Moisés Caicedo, hasta que una salida en falso de Domínguez generó una serie de rebotes en el área que terminaron en el gol de Casemiro. Entonces se resquebrajaron la anticipación y las salidas por los laterales de la 'Tri'; Brasil controló el mediocampo y se mantuvo seguro y preciso en el traslado del balón, aunque dosificó los ataques.

En los minutos finales del primer tiempo, el equipo de Tite mermó aún más su presión ofensiva y Ecuador atacó sobre todo por derecha con notorio protagonismo de Gonzalo Plata, aunque fallas en los pases afectaron su profundidad ante la zaga verdeamarelha, que se mantuvo ordenada. Vale resaltar la labor del hombre del Real Valladolid, el más destacado del partido y quien brindó una importante cuota individual a los ecuatorianos cuando fueron bloqueados por el rival: aún con el marcador en contra de su equipo, Plata ingresó por derecha y esquivó a tres brasileños para centrar el balón al punto de penal, pero Michael Estrada no punto darse vuelta y así se perdió la posibilidad de la igualdad.

No obstante, el esfuerzo ejecutado por Plata sí rindió frutos: a la salida de un córner ejecutado por él, Félix Torres conectó el empate, en momentos en que Brasil que se veía mermado en lo físico aun cuando había renovado su ataque con los ingresos de Gabriel Jesus y Gabriel Barbosa. Este último casi enmudeció el estadio a poco del final, cuando aprovechó un pase largo de Alex Sandro y provocó un tapadón de Hernán Galíndez. Luego la 'Canarinha' manejó el juego y, si bien nunca renunció completamente al ataque, aquietó el balón como esperando que Roldán silbara el final.

Plata se le escurre a Vinícius. El ecuatoriano anduvo preciso y destacó. (Foto: AFP)

El contagio llegó a la vereda de enfrente y la 'Tri' avanzaba con muchos recaudos por si despertaba el demoledor ataque brasileño, con el respaldo del cálculo de que el punto conquistado dejaba al elenco norteño a un paso de la clasificación directa a Qatar. Claro está que los recaudos de los minutos finales fueron interrumpidos por las idas y venidas de Roldán en el penal que marcó y que luego rectificó. Lo cierto es que ninguna de las dos selecciones decepcionó: Ecuador siempre lució ansioso por confirmar ya su acceso a la Copa del Mundo y Brasil, más allá de estar ultraclasificado, puso su cuota para defender su invicto en un partido intenso y muy disputado, más allá de quedar desvirtuado por las decisiones del hombre de pink flour.

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Ecuador 1 - Brasil 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy