Foto: AFPUn gol del recién ingresado Ramiro Vaca le dio el 1-0 a Bolivia sobre Perú. La blanquirroja tuvo una inmejorable oportunidad para derrotar a un rival disminuido por la expulsión de Henry Vaca, pero un error en salida costó que el camino para llegar a Qatar asome intrincado.
Luis Valenzuela | @figovalenzuela
Redactor

En la hora previa se recordaba que en las Eliminatorias para Rusia 2018 Perú tenía la misma cantidad de puntos a esta altura de la competición, si se toma en cuenta la resolución del TAS que acabó reportando los 3 puntos del partido originalmente perdido ante Bolivia. Se decía que tocaba enfrentarse a una de las versiones más débiles de la verde en condición de local. Hasta se pensaba que La Paz 2021 podía el Quito de 2017, puesto que si había oportunidad de sumar 3 puntos y meterse en el pelotón del medio era en este partido. Pero nada de eso ocurrió.

Perú saltó a la cancha del Hernando Siles con un equipo pensando para mantener el cero en el arco y aprovechar un contragolpe. Las bajas ocurridas luego del partido contra Chile hacían que jugadores como Gianluca Lapadula, Christofer Gonzales o Gabriel Costa tuvieran oportunidad de jugar. Si bien el parado del once enviado por Ricardo Gareca mostraba un 4-3-2-1, la realidad mostró que Pedro Aquino jugaba muy cerca de los centrales y que tanto volantes como extremos jugaban en la misma línea. La idea era buscar que no se cediera espacios a los jugadores rivales para que se vieran obligados a lanzar balones frontales a sus hombres de avanzada.

Bolivia, en tanto, salió con cambios de nombres y planteamiento después de la derrota sufrida contra Ecuador. César Farías envió entonces un 3-2-4-1 en el que Carmelo Algarañaz y el veterano Juan Carlos Arce tenían total libertad para moverse en todo el frente de ataque para alimentar a Marcelo Martins.

Martins, siempre inquieto, acabó siendo el mejor de Bolivia una vez más y también del partido. Aquí es encimado por Cartagena, quien ingresó en el segundo tiempo. (Foto: AFP) 

Los locales empezaron el partido sin tener posibilidad de pasar el bloque defensivo visitante, por lo que se limitaban a lanzar balones hacia Martins sin mucho sentido. Poco a poco se vio como los altiplánicos ganaban por los extremos con los desbordes de Rodrigo Ramallo y Roberto Carlos Fernández, aunque sin poder causar daño efectivo sobre el arco defendido por Pedro Gallese.

Perú logró salir de la presión ejercida por el local y logró complicar el arco boliviano con remates de Costa y Marcos López que fueron bien resueltos por Carlos Lampe. La rotación de balón de la blanquirroja hacía que el equipo anfitrión se desesperara y cortara el juego con faltas. Por lo demás, un par de cabezazos de Martins significó las jugadas más peligrosas de Bolivia.

Lejos de hacer cambios para modificar el planteamiento, Farías los ejecutó debido a las lesiones de Luis Haquín y Moisés Villarroel. Los locales seguían con el control del balón sin tener profundidad; por ello, el ingreso de Henry Vaca despertó a la hinchada local. Poco después de la entrada del exvolante de Universitario, llegó la jugada de gol más clara: un cabezazo de Algarañaz y un remate de Martins hicieron que Gallese demostrara toda su plasticidad y capacidad de reacción para que no lo vencieran.

Ormeño ingresó en el ataque peruano y tuvo algunas ocasiones. Aquí remata ante la barrida del veterano Arce. (Foto: Prensa FPF) 

Esta acción hizo que Gareca dispusiera un cambio triple en procura de refrescar el medio y que ganar presencia en ataque, ya que Gianluca Lapadula pasó el partido desconectado del resto del equipo. Santiago Ormeño, uno de los ingresantes, tuvo la rápida posibilidad de marcar un gol de cabeza, pero el remate del mexicano-peruano fue bien despejado por Lampe.

La blanquirroja aprovechaba así el hecho de tener un delantero neto para enviar balones que se pelearan con los defensas rivales que no habían sido exigidos. La inexplicable expulsión de Henry Vaca por una falta sobre Alexander Callens acabó de encender todas las luces a favor del equipo bicolor: el otrora volante de Universitario de barrió de modo temerario y Guillermo Guerrero no titubeó para sacarle la cartulina roja.

Perú tuvo la posibilidad de llegar con peligro con Cueva y Ormeño, pero la defensa boliviana respondió. Cuando parecía que el partido estaba para ganarlo llegó la infortunada jugada en que, lejos de dar el pase simple a su izquierda, Cueva intentó una huacha que no le salió. Así empezó la acción que terminó con el remate del recién ingresado Ramiro Vaca, quien en su primer toque de balón hizo explotar a la afición local. Los ingresos de Raziel García y Jefferson Farfán no sirvieron para que el marcador se moviera.

Cueva esta vez cumplió rol de villano con el balón perdido en la acción que derivó en el gol altiplánico. Aquí es cubierto por Enoumba, el camerunés nacionalizado boliviano. (Foto: Prensa FPF) 

El rostro desencajado de Lapadula, la mirada al vacío de Wilder Cartagena y la cara de molestia de Marcos López reflejaron la desperciada oportunidad de trepar en la tabla de posiciones. Perú es una selección irregular en unas Eliminatorias que, salvo Argentina y Brasil, están compuestas por selecciones irregulares. El problema es que la blanquirroja no aprovecha esas oportunidades que parecen justas para cambiar la historia, lo que implica que si el camino ya era difícil, ahora lo es mucho más.

El Gol

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Bolivia 1 - Perú 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy