Foto: Prensa FPFPerú empató 2-2 con Paraguay en el Defensores del Chaco en un duelo que empezó ganando y se le complicó en la última media hora. Un Ángel Romero inspirado dio un doblete y remontada momentánea al local, pero André Carrillo completó una jornada espléndida al sellar el empate muy cerca del final, también por partida doble.
    Eduardo Tirado | @EduardoTL
    Redactor

Eduardo Berizzo tiene la ardua tarea de consolidar un Paraguay que atraviesa un recambio generacional. Atrás quedaron los últimos referentes como Óscar Cardozo, Nelson Haedo o Roque Santa Cruz: la sangre nueva guaraní poco a poco quiere ir encontrando su nuevo perfil y esta vez lo intentó ante Perú. Su nivel de presión fue bueno durante la primera mitad, pero sin encontrar la precisión para llevarla al resultado, mientras Perú sostenía el ritmo defensivamente y aguardaba el desgaste rival.

El trajín se hizo sentir en el comienzo del complemento, cuando los de Ricardo Gareca empezaron a sacar diferencias y a imponerse, pues sus circuitos en el mediocampo comenzaron a funcionar mejor. Durante 15 minutos, la blanquirroja fue superior y concretó vía André Carrillo. El golpe fue devuelto cuando Berizzo ejecutó sus cambios y refrescó la volante y el ataque: el ingreso de Ángel Romero fue vital como pieza ofensiva que dio resultado casi inmediato, pues anotó dos goles que lo dieron vuelta.

Parecía que nuevamente Perú dejaba ir un resultado después de estar en ventaja, o que se “dejaba estar”, eufemismo de tantas veces. Pero apareció la 'Culebra' para morder otra vez y decretar el empate sentenciante. No podía ser de otra manera: con este marcador, la blanquirroja sumó su noveno partido consecutivo en Eliminatorias sin conocer derrota. Son los gajes de sostener un proceso y respaldarlo, ya que, por lo duro del partido, el punto fue más que positivo.

La Pizarra: Lados equivocados

Paraguay: Berizzo practicó un 4-3-2-1 con bastante oficio en la mitad. Fue importante la labor de Gastón Giménez, Andrés Cubas y Mathías Villasanti, quienes cortaron los circuitos peruanos durante gran parte del encuentro. A partir de ello, fue bueno el despliegue de Alberto Espínola -lateral- y Hernán Pérez -volante ofensivo- por derecha, ya que superaron constantemente a Miguel Trauco. Por su parte, Miguel Almirón, quien se paró como volante de ataque por izquierda, tuvo a mal traer también a Luis Advíncula y lo superó muchas veces. Podría decirse, entonces, que la albirroja tuvo su fuerte por los lados. Por último, los ingresos de Ángel Romero y Raúl Bobadilla dieron mayor peso a la artillería paraguaya y fueron ellos quienes terminaron inclinando el marcador en cierta parte del juego.

Perú: Gareca priorizó un 4-3-2-1, con Renato Tapia, Pedro Aquino y Yoshimar Yotún en la volante de marca, aunque el de Cruz Azul usualmente se adelantó más para ayudar en la asociación de juego. Del primero se puede destacar poco o nada, ya que estuvo muy errático y fue responsable directo en los dos goles recibidos. De Aquino se vio poco, pero se equivocó menos que el hombre del Celta. Más arriba, Christian Cueva se mostró fuera de forma, pero aún útil para esconder el balón y soltarlo a criterio; mientras que, no cabe duda, Carrillo vivió uno de sus mejores partidos, porque desequilibró siempre que pudo y se hizo presente en el marcador. En la delantera, Raúl Ruidíaz no encontró nunca socio y estuvo tan aislado que casi no contó con oportunidades de gol. Los recambios fueron meramente anecdóticos, salvo los de Jefferson Farfán -quien erró una oportunidad muy clara, pero se le vio también fuera de forma- y Christofer Gonzales -por Ruidíaz-, que sirvieron para revertir el 4-cuadrado-2 al esquema planteado inicialmente.

El Capo: Aún le quedaba veneno

Carrillo celebra su primer tanto. El hombre del Al-Hilal vivió una de sus jornadas más brillantes con la blanquirroja. (Foto: Prensa FPF) 

Fue uno de los mejores partidos que se le recuerdan a André Carrillo, a quien años atrás siempre se le reclamaba su falta de concreción de cara al gol. Esta vez acalló discusiones sobre su nivel por jugar en Arabia Saudita y también los reclamos de su inoperancia frente al arco, pues marcó por partida doble. Más allá de eso, la 'Culebra' fue el jugador más peligroso de Perú, además de vestirse de asistidor en un par de oportunidades y hace el recorrido por su sector para apoyar defensivamente.

Kazuki Ito: Pitó a nuestro favor

Néstor Pitana y su cuarteta arbitral tuvieron dos polémicas por resolver y en ninguna apelaron a observar el VAR para decidir. La primera fue la falta directa que cometió Carlos Zambrano -de buen partido- sobre Almirón. En la repetición, se observó claramente que hubo una agresión del defensor peruano y que pudo, tranquilamente, recibir tarjeta roja sin murmuraciones. Sin embargo, el argentino se quedó con su observación inicial, no miró de nuevo la jugada y solo le mostró la amarilla al zaguero peruano. Por otro lado, se reclamó posición adelantada en el primer gol paraguayo, pero la repetición demostró que Luis Advíncula terminó habilitando a Ángel Romero, por lo que el tanto fue plenamente válido.

Los Goles

Fotos: AFP; Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Paraguay 2 - Perú 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy