Foto: AFPBrasil armó un carnaval en octubre y apabulló 5-0 a Bolivia por la fecha 1 de las Eliminatorias. De la mano de Neymar, los de Tite no tuvieron clemencia de un tímido equipo altiplánico que casi no remató al arco de Weverton.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

Llorando se fue es una canción que alcanzó fama internacional para el público común y silvestre a finales de la década de los ochenta con el grupo Kaoma: además de adaptar al portugués la letra de la canción creada por los artistas bolivianos Ulises y Gonzalo Hermosa, le imprimió un ritmo diferente al original. La versión primigenia de la canción creada por los hermanos Hermosa era interpretada por la agrupación boliviana Los Kjarkas, en género de saya, pero Kaoma hizo versión a ritmo de lambada, palabra portuguesa con la que se describe a un látigo, por el movimiento ondulante que hacían los danzantes. Y la noche de este viernes 10, el equipo de Tite trató con la fiereza de un látigo a Bolivia, que saltó al campo del Neo Química Arena (nombre comercial con que ha sido rebautizado el Arena Corinthians) únicamente esperanzado en las manos de Carlos Lampe, pero sin agresividad en la marca en el medio, lo cual facilitó las llegadas del pentacampeón mundial.

La Pizarra: Cayó el muro

Brasil: Tite envió un 4-3-3 con Casemiro parado en el medio de la volante, con Douglas Luiz por izquierda y Philippe Coutinho por derecha; este último posibilitó el cuarto tanto y marcó el quinto, aunque permanentemente variaban de posición. Adelante, abierto por derecha se desplazaba Everton; Roberto Firmino quedó como '9' y  Neymar se ubicó por izquierda, aunque con licencias para moverse por todo el ataque. A este caudal ofensivo que, a priori, mostraba en la pizarra la canarinha, se sumaron las arremetidas por izquierda de Renan Lodi por izquierda, un auténtico lateral brasileño de esos que llegan al fondo y sacan el centro rasante o bombeado; un atacante más que, incluso, obligaba a Douglas Luiz a correrse al medio. Los cambios en el segundo tiempo no alteraron en absoluto el desempeño de la verdeamarelha, cuya voracidad se mantuvo durante todo el partido.

Bolivia: César Farías dispuso un 4-5-1, cumplido a cabalidad por su oncena. Formó dos líneas delante de Carlos Lampe, el gran sacrificado de la jornada. Así, delante del primer parapeto que formaban los cuatro zagueros, levantó un segundo muro de cinco jugadores: Diego Wayar, Cristhian Árabe, Antonio Bustamante, Bruno Miranda y Fernando Saldías, para dejar huérfano a César Menacho, quien se paraba en el punto de inicio del juego. El ingreso de Jhasmani Campos por Menacho pareció darle un aire a la ofensiva boliviana, pero sin llevar real peligro a Weverton. En general, si bien amontonó gente delante de su arco, Bolivia sufrió mucho durante los 90', sobre todo por el lado derecho, donde Gabriel Valverde se vio permanentemente obligado a observar cómo Renan Lodi pasaba por detrás y por delante de Neymar para luego echar el centro al área.

El Capo: Un mar de fútbol

Neymar, acá por delante de Wayar, despejó toda duda sobre su estado físico con una pletórica actuación. (Foto: AFP) 

Su participación estuvo en duda por dolores lumbares, pero desde el arranque Neymar demostró su extraordinario talento. Armó un tándem mortal con Renan Lodi, origen del segundo tanto. Luego, ya en el complemento, asistió a Roberto Firmino para el tercero, regaló una gran acción individual (huacha y pisada de pelota a modo de hacer un reloj) que no acabó en la red, y finalmente, asistió a Philippe Coutinho para que este sellaara el 5-0. El gol se le negó, a despecho de lo cual su participación en el juego fue decisiva.

Kazuki Ito: Sao Paulo querido

La cuarteta comandada por Leodán González no tuvo problema alguno para conducir el juego. Fue tal la pasividad de la oncena altiplánica que la primera amarilla fue para Thiago Silva a los 53'; es decir, cuando ya Brasil ya goleaba por tres tantos de ventaja. Solo sobre el último cuarto de hora de juego y ya con el vale firmado, los de Farías tradujeron su impotencia y rabia en algunas acciones violentas contra Neymar y compañía, lo que significó que el árbitro uruguayo mostrara cuatro amarillas. Además, con la asistencia del VAR, anuló un gol a Neymar en el segundo tiempo por posición adelantada.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Brasil 5 - Bolivia 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy