Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comHace veinticinco años Universitario logró el campeonato de la temporada 1990 al vencer 4-2 a Sport Boys. Esa final le valió a Fernando Cuéllar ganar su único título como técnico del cuadro crema.

 

El ‘Gato’ Fernando Cuéllar es uno de esos nombres a los que en el fútbol nada se le puede reprochar. Se identificó por siempre con los colores de Universitario, tanto en los buenos como en los malos momentos; tanto en el papel de jugador como cuando fue director técnico, ya sea de manera oficial o para cubrir alguna emergencia.

Y su mejor momento dirigiendo a la divisa crema fue precisamente luego de una crisis de resultados, la que llevó a Juan Carlos Oblitas a dejar al cargo luego de cuatro temporadas tras perder el título del I Regional de 1990. Bajo esa situación llegó Cuéllar a la ‘U’, para empezar desde cero, pero también con una cuenta pendiente: la de clasificar a la Copa Libertadores y ganar el campeonato nacional.

Las postales

El primer objetivo lo cumplió el 30 de enero de 1991 con un partido extra frente a Alianza Lima. A los íntimos le ganaron 1-0 con gol de Roberto Martínez, el goleador y la gran figura de aquel cuadro que con ese clásico obtuvo el título del II Regional. Pero aún restaba pelear por el logro máximo, el mismo que estaba a un solo paso y por el que se atravesaba Sport Boys. Los chalacos habían ganado el primer torneo de esa campaña y solo esperaban conocer a su rival.
César Moreano, Claudio Adao y Marquinho hacen fuerza para que el balón impulsado por Pedro Requena se convierta en el primer gol del partido (Recorte: diario Ojo)
Aquel día finalmente llegó el domingo 3 de febrero a las 18:00 horas en el estadio Nacional, el mismo que presentó un marco sorprendente, pero no por lo abarrotadas de sus tribunas, sino porque solo asistieron 10,957 espectadores. Otra sorpresa se dio a los 15’, momento en el que Boys abrió el marcador mediante una confusa acción que comenzó con un centro de Leoncio Cervera y que acabó en autogol de Pedro Requena.

Sin perder el orden, los de Odriozola esperaron su momento para empatar, y así llegaron a los 32’ cuando un desborde por derecha de Leo Rojas encontró la cabeza de Martínez para marcar el 1-1. Ya en la segunda etapa todo comenzó mal para los rosados, pues al reingresar al campo su técnico, el brasileño Frederico Rodrigues, se fue expulsado por reclamar de mala manera al árbitro Fernando Chappell. Seis minutos después todo se le puso cuesta arriba a los porteños luego que el uruguayo Héctor Cedrés tomó un rebote dentro del área y señaló el 2-1 en un tiro de esquina.
El salto de Roberto Martínez le dio el empate a Universitario, pero también el envión anímico necesario para ganar la final (Recorte: diario La República)
Desde esa anotación todo se facilitó para los cremas, ya que Boys cayó en zozobra al salir en ataque, pero dejando muchos espacios por el medio para el contragolpe. Así llegó el 3-1 a los 58’ mediante una jugada de Jesús ‘Chucho’ Torrealva, que sucesivamente eludió al brasileño César Norton y a Cervera para luego soltar el balón hacia Martínez, quien siguió la acción para definir elevando la pelota por sobre la salida de César Chávez Riva.

Mediante una acción similar también llegó el cuarto de Universitario: un pase de Torrealva lo culminó el ‘Torito’ Oswaldo Araujo para aparentemente cerrar la final a falta de veinte minutos. Pero los del Callao aún no se habían rendido y alcanzaron el descuento con una aparición de Carlos Henrique Paris en 78’. Dos minutos después se dio la mayor polémica de aquel día, pues un tiro libre ejecutado por el brasileño Claudio Adao culminó dentro del arco de Juan Carlos Zubczuk, pero la anotación fue anulada por Chappell.
Misión cumplida pudo decir Fernando Cuéllar tras vencer a Sport Boys y conseguir su único título como técnico de Universitario (Recorte: diario Expreso)
El juego se paralizó por los reclamos de los porteños, aunque el árbitro se mantuvo firme en su decisión pues no había dado la orden de patear. De ahí en más no se volvió a modificar el marcador y la ‘U’ sumó una estrella más en su historia, solo que esta vez bajo el mando de una figura histórica como el ‘Gato’ Cuéllar, que tras campeonar en 1986 con San Agustín, al fin se pudo dar el gusto de ganar con su equipo.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diarios Ojo, La República y Expreso


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy