Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSe cumplen 60 años de la definición de la Primera División de 1948. Atlético Chalaco tenía todo listo para conseguir el bicampeonato, pero su histórico tropiezo ante Ciclista le entregó el título a Alianza Lima, que, sin jugar en la última fecha, se coronó por primera vez en catorce años de sequía.
Adrián Cabrejo | @adriancabp
Director periodístico

 

Domingo 16 de enero de 1949. El dictador Manuel A. Odría llevaba apenas dos meses y medio en el poder. Por entonces el Atlético Chalaco era el mejor equipo entre los que participaban en la Primera División de la Asociación No Amateur de Lima y Callao. El 'León Porteño' había ganado el título de 1947 y todo hacía indicar que repetiría el plato con el campeonato de 1948, que se había extendido hasta ver su definición durante las primeras semanas del año venidero.

Party, party, party

Atlético Chalaco venía de caer por un sorpresivo 4-1 ante Mariscal Sucre, que ya estaba fuera de toda pelea. En tanto, Alianza Lima se había impuesto por el mismo marcador a Ciclista Lima con espectacular póker de su goleador revelación: Juan Emilio Salinas, quien ese año había hecho su debut con camiseta blanquiazul y desde entonces acaparado el protagonismo semana a semana con sus goles.

Merced a ese resultado, el cuadro íntimo lideraba la tabla con 32 puntos al final de la fecha 23, pero había un detalle por considerar: los blanquiazules no tenían más compromisos y debían descansar en la jornada final. Chalaco, que contaba con una unidad menos, debía enfrentarse al colero Ciclista y la victoria se daba casi por descontada. La fiesta estaba prácticamente lista para el bicampeonato del añejo cuadro del primer puerto.

Juan Emilio Salinas en acción en su soberbia tarde ante Ciclista Lima. El 'Feo', jugando con camiseta alterna, marcó cuatro veces en el arco tallarinero. (Foto: revista Equipo)  

Así se llegó a la definición en la última jornada. Chalaco saltó al campo ese día con Santiago Hart, Domingo Raffo, René Rosasco, Eliseo Morales, Guillermo Aguilar, Adolfo Zevallos, Luis Rodríguez, Juan Lecca, Félix Mina, Juan Alcázar y Ernesto Morales. El casi desahuciado Ciclista alineó con Víctor Passalacqua, Carlos Aldabe, Carlos Stolzembach, Lorenzo López, Ponciano López, Luis Gago, Félix López, Luis Dávalos, Manuel Rivera, José Anglas y Ulises Pacheco.

Indigestión por tallarín

El trámite del encuentro empezó siendo favorable para Chalaco. En los primeros minutos generó tres ocasiones claras de gol, dos de ellas desviadas de forma magistral por el portero Passalacqua y otra por el defensa Aldabe. Se pensó entonces que Chalaco se llevaría la victoria sin demasiados problemas. Incluso el cuadro porteño se adelantó en el minuto 20 gracias a un tanto de Rosasco luego de un disparo desde fuera del área. La fiesta estaba lista.

Ciclista Lima en general había defendido bien hasta ese momento. La línea de tres centrales no había tenido responsabilidad alguna en el tanto de Rosasco. Lejos de venirse abajo, los tallarineros apostaron por continuar con el plan inicial de aproximarse al área rival de forma esporádica, siempre esperando. Las llegadas eran pocas, pero siempre generaban peligro y hacían sudar frío a los defensores.

Domingo Raffo a la carga ante Ciclista Lima. El líder de la zaga de Atlético Chalaco no pudo evitar la inesperada derrota porteña. (Foto: revista Equipo) 

Así llegaron los dos tantos del cuadro tallarinero en el tramo final del primer tiempo. Primero Dávalos en el minuto 34 y luego Anglas en el minuto 44 aparecieron para darle la vuelta al marcador y desatar la fiesta de los aficionados que habían llegado a las tribunas de madera del Stadium Nacional para alentar a Ciclista.

Los todavía vigentes campeones recibieron el golpe e intentaron reponerse en el complemento, pero lamentablemente para sus intereses recibieron un tercer tanto gracias a un shot de Pacheco en el minuto 60. A los 75 minutos llegó el segundo gol del 'León Porteño' por intermedio de Morales, también con un disparo. Los jugadores de Chalaco se fueron con todo para intentar empatar el partido, lo que habría derivado en un encuentro de desempate. 

En la parte final se produjo una mano en el área por parte de uno de los centrales de Ciclista -cuyo nombre no fue especificado por los periódicos de la época-. El árbitro decidió no cobrar nada y minutos después decretó la culminación del encuentro. La sorpresa era total: Ciclista dejaba en el último lugar a Jorge Chávez, aunque igual descendía, y le entregaba el título a Alianza Lima, que era campeón tras catorce años de espera. Chalaco se quedaba con las manos vacías cuando prácticamente había acariciado el bicampeonato.

Maremoto en el puerto

Hinchas aliancistas en las calles de La Victoria celebrando el título íntimo sin necesidad de jugar, la mañana posterior al Chalaco - Ciclista. Sin duda, otras épocas. (Foto: revista Equipo) 

Con la coronación de Alianza llegaron varios cuestionamientos para los jugadores de Atlético Chalaco. Los medios de la época apuntaron que algunos jugadores habían mostrado un nivel bastante más bajo del habitual. Incluso el exjugador, expresidente y entonces miembro de la Comisión Disciplinaria del club, Enrique Álvarez, culpó directamente a los futbolistas e indicó al periodismo que se había formado una junta de disciplina especial para investigar el hecho porque, por ejemplo, se había visto al jugador Félix Mina junto al entrenador aliancista Adelfo Magallanes al final del encuentro.

Álvarez también declaró que no creía que hubiera existido un soborno a sus futbolistas y que eso habría sido muy difícil de probar, pero sí señaló que ellos querían solamente empatar el encuentro ante Ciclista para forzar un desempate ante Alianza, partido que les habría sido muy favorable en términos económicos. Incluso el jugador Juan Lecca envió una carta a los diarios en la que se defendía y señalaba que demandaría a quienes lo acusaban.

El maremoto en el puerto fue bastante serio. Atlético Chalaco dejó ir un título que tenía en las manos y permitió que Alianza evitara el que a todas luces iba a ser su decimoquinto año consecutivo sin campeonar, en épocas en que esas cifras no desataban bromas -aunque no por ello exentas de polémica-.

Recortes: Diario La Crónica

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy