Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.comEl destino de Llacuabamba es un sube y baja constante. En esta oportunidad el cuadro de Parcoy le dio vuelta al marcador y derrotó 2-1 a Chavelines, que se confió tras su ventaja y sufrió el doble embate de un inspirado Guillermo Vernal.
Miguel Marca | @migueelmarca
Redactor

El Capo: Temperatura Vernal

Guillermo Vernal ingresó para aumentar la temperatura en el Miguel Grau. El aporte del exvolante central de Academia Cantolao fue capital, pues se mostró participativo con sus compañeros y agregó una inusitada -para él- vocación de ataque. Apareció por el medio y por derecha, precisamente los lugares donde ejecutó sus remates con destino de gol.

La Pizarra: Pequeños detalles

Yonathan Calderón, preparador físico de Deportivo Llacuabamba que asumió de emergencia la dirección técnica ante la abrupta separación de Roberto Tristán, empleó un 4-2-3-1 que, más allá de las formas, se sostuvo a partir de reacciones. En el centro del ataque, Álex Valera no se encontró claro en la primera mitad; ya en la segunda estuvo mucho más claro con el balón. Además de Guillermo Vernal, otro cambio importante fue el ingreso de Miguel Otero, quien con su potencia causó peligro por el sector derecho.

Marco Sampén, quien también debutó en el cargo -Jorge Rivera regresó a su rol de preparador de arqueros- alineó también un 4-2-3-1 que le funcionó en la primera mitad. Jesús Molina fue el ancla neto de Sport Chavelines, acompañado en primera línea por Sheu Obregón y su dinamismo para el ida y vuelta. Sin embargo, el rendimiento del ex Pacífico FC decayó -por efectos físicos- en la segunda mitad, algo similar a lo que ocurrió con Kelvin Alcalde por el extremo derecho.

El Tapadón: Lo justo pero necesario

A los 52', un centro a media altura enviado desde la derecha por Roy Jáuregui terminó en los pies de Víctor Carbajal, quien remató -con poca potencia- a la portería de Miguel Ramírez. El golero respondió a la altura y se mostró atento a la jugada, en momentos en que Llacuabamba apenas comenzaba a insinuar su reacción.

La Joyita: A un lado y a celebrar

Solo 4 minutos luego, Álex Valera recibió el balón por derecha y lanzó un centro cruzado al área. El balón encontró a Miguel Otero, quien al tener a la defensa de Chavelines tras de sí optó por darle el balón a Guillermo Vernal. El volante pisó el esférico y lo colocó al palo izquierdo de Róbinson Matamoro. Gran anotación del perleño, quien acababa de ingresar en el entretiempo.

El Jugadón: Alcalde que te pasea

Llacuabamba siguió al acecho y, en esas, Kelvin Alcalde recibió un balón rechazado por Yhirbis Córdova poco antes de llegar a la mitad del campo. El ex Defensor La Bocana tenía encima las férreas marcas de Yerson Pachas y Guillermo Vernal, pero se las ingenió para eludirlos mediante un giro que dejó en ficha a los dos jugadores de Llacuabamba. Esta salida terminó en un ataque para Chavelines que acabó desperdiciado en los pies del 'Pato' Carbajal.

La del VAR: ¿Seguros?

A poco del final, un tiro libre ejecutado por Víctor Carbajal desde el sector izquierdo acabó en una anotación de Kerwin Peixoto. La asistenta Marlene Leyton levantó el banderín en señal de una posición adelantada que al parecer fue tal por cuestión de milímetros, si se toma en cuenta que quien marcaba al zaguero gaviotero era Álex Valera. De haberse validado, Chavelines habría conseguido un empate esperanzador.

El Extraviado: De alto riesgo

Yhirbis Córdova fue víctima de su vehemencia y agresividad y en cuestión de un abrir y cerrar de ojos acabó expulsado. A los 90' cometió una falta por detrás -muy desleal de su parte- contra Dylan Cáceres. Luego, a los 94'+, tuvo la intención de entrarle fuerte a Jorge Esparza y el árbitro Luis Seminario no dudó en amonestarlo por segunda vez y mostrarle anticipadamente el camino a las duchas.

Kazuki Ito: Pegado a la regla

Luis Seminario -cuestionado en la semana por no haber visto como árbitro de línea de fondo un claro penal a favor de Juan Aurich en la vuelta de la segunda fase del Reducido, frente a Atlético Grau- tuvo una actuación más que aceptable en el Miguel Grau. Su despliegue por el campo fue importante al siempre estar cerca de la jugada y mostrarse seguro de sus decisiones. Además, el 'Patito' advirtió a los jugadores que se mostraron vehementes desde el inicio y así consiguió llevar el ritmo del juego sin mayores sobresaltos.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde y Fabricio Escate / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Llacuabamba 2 - Chavelines 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy