• NO LE PONGAN LA CRUZ. Ulises de La Cruz se fue tempranamente expulsado. Acá intenta cerrar a Diguinho  (Foto: REUTERS)
  • SERENO, MORENO. El cabezazo de los locales pasará cerca del arco del meta Alexander Domínguez. Igual, el 3-0 sería insuficiente para 'Flu' (Foto: REUTERS)
  • TENGO MÁS ALTURA. El control de William Araujo es el que tuvo la Liga: supo aquilatar el marcador de la ida (Foto: REUTERS)
  • BARRERA FIRME. Espínola llega al cruce. El zaguero paraguayo nacionalizado ecuatoriano fue uno de los que más debió cerrarse en los minutos finales (Foto: REUTERS)
  • PEBBLES Y SUS AMIGOS. Norberto Araujo encabeza los festejos luego del pitazo final de Amarilla: la Liga vuelve a inscribir su nombre en lo alto del fútbol sudamericano (Foto: REUTERS)
  • TANTO NADAR... Para nada. Fluminense volvió a morir en su propia cancha ante los ecuatorianos, y la desazón de Diguinho lo refleja (Foto: REUTERS)

 

A los 17 minutos, el árbitro Carlos Amarilla se precipitó al sacarle la tarjeta roja a Ulises de la Cruz. Con un hombre menos, el partido se dificultó sobremanera para los visitantes, que tuvieron que encerrarse en su área para evitar la remontada de los locales. Los goles de Diguinho a los 13 minutos, Fred a los 43' y Gum a los 72' dieron esperanzas a los brasileños, que se quedaron a un tanto de igualar la eliminatoria y forzar el tiempo extra. Si el resultado se mantenía, la tanda de penales habría sentenciado el campeonato.

Un desconocido cuadro ecuatoriano tuvo que romper su juego convencional para basar sus fuerzas en la defensa, que se veía frágil ante cada ataque del 'Flu'. El esquema de Jorge Fossati se quebró y Liga perdió la presencia colectiva que lo convirtió, desde la época del 'Patón' Bauza, en el equipo más sólido de la región. Igual, al cabo de los 90' dio la vuelta por el marcador global.

Balance post Copa

Así, sin un referente como De La Cruz en la cancha, Liga defendió con uñas y dientes el esultado obtenido en Quito y lo consiguió. En realidad, su estadio fue el gran aliado en la obtención de un nuevo título internacional: a 2,850 msnm, el cuadro blanco ganó los cinco partidos como local desde la primera fase, ante Libertad, Lanús, vélez Sarsfield, River Plate de Montevideo y Fluminense. En contraparte, el flamante campeón de la Sudamericana no ganó ningún partido como visitante: igualó 1-1 ante los tres primeros elencos mencionados, y luego perdió en Montevideo y ahora en Río de Janeiro.

En realidad, nadie puede negar el buen desempeño de la Liga en esta Sudamericana, pero hasta Cienciano, cuando logró el primer título internacional para el Perú en la misma competición y también con la altura como aliado, consiguió una victoria fuera del Cusco (1-2 sobre Nacional en Medellín, por las semifinales). La otra cara de la moneda es que la presencia del cuadro rojo en los eventos internacionales posteriores fue un espejismo, opacada por el pésimo manejo dirigencial. Cienciano no logró consolidarse como institución deportiva y perdió la brújula del éxito.

Así, por televisión, los peruanos tenemos que ver no solo el Mundial, sino también el triunfo de los equipos vecinos. En Chile está el ejemplo de Colo-Colo, un equipo quebrado deportivamente y económicamente a mediados de década, pero que con inversión y estrategia financiera logró ser reflotado. En Ecuador, la Liga ha dado el ejemplo de cómo un patrón de trabajo basado en el compromiso de los proyectos deportivos puede llevar a un equipo de jugar Segunda División en 2001 a ser dos veces campeón continental en 2009. De cómo los éxitos no lo cegaron sino que ayudaron a un club con una sede institucional envidiable y una masa societaria en crecimiento a buscar la vía correcta para sumar otro campeonato.

Por ello, bien merecido lo tiene la Liga, aunque la asignación de mejor jugador del partido final a Claudio Bieler por parte de Fox Sports con un 3-0 en contra haya dejado más de una interrogante. Igual, cuando un equipo es campeón como resultado de un proceso, esos detalles quedan, quiérase o no, en la anécdota.

Fotos: Reuters

Comentarios (4)add
...
escrito por Ivan , diciembre 03, 2009
Para empezar, doble cara cuando consiguio 3 empates de 5 partidos fuera de casa? Mmmmm. No vi el partido porq estaba en clase, pero ese arbitro es un sinverguenza. Primero bota a De la Cruz por una jugada q en Inglaterra no es ni amarilla, y luego convalida el tercer gol con una flagrante plancha de un jugador del Flu. Los equipos del Pacifico sobretodo, y cualquier otro q tenga al frente a un argentino(en especial Boca) o un brasileño, y mas si es en una final, juegan contra 12 jugadores, por eso vemos muchas veces marcadores engañosos a favor de estos ultimos.

Tres empates fuera de casa no esta nada mal(ante un paragua y 2 argentinos), demostrando q no son fuertes solo en altura. Algo similar le ocurrio en la libertadores cuando empataron en el Nuevo Gasometro y en el Azteca, aunq no ganaron en Casa Blanca aquella vez. Si Boca pierde de visita y golea de local, es un equipazo, pero si la Liga empata de visita y aplasta a su rival en Quito, gano por la altura. Es q jugar fuera de casa nunca es facil. Basta de envidias, la altura es un plus, pero jamas sera determinante. Cienciano no se cansa de demostrarnoslo, para el lamento de Beingolea, Peredo, Fiorella Menendez y muchos mas.
...
escrito por Luis , diciembre 03, 2009
El nuevo papa de las alturas es el LDU

...
escrito por CARLOS , diciembre 03, 2009
OJALA SE PÓNGAN LAS PILAS POS EQUIPOS PERUANOS MAL LLAMADOS GRANDES LLAMESE AL U Y SC QUE JUNTOS NO TIENEN NI UNA COPA INTERNACIONAL LO CUAL ES UNA VERGUENZA.... ESTOS EWUIPOS MAL LLAMADOS GRANDES SON CHICOS A NIVEL INTERNACIONAL
...
escrito por José Chávez , diciembre 07, 2009
Efectivamente Fiorella, le ligó por completo ser doble cara a este equipo ecuatoriano que solo una decada atras simplemente no "existia" dentro del circuito de los clubes consagrados de La Libertadores. Cuando uno pensaba en el futbol ecuatoriano, solo dos equipos se te venian a la mente: el Emelec y el Barcelona (ambos como sabes guayaquileños). Pero lo curioso es que NINGUN equipo ecuatoriano habia ganado ALGUNA VEZ la Copa Libertadores. Entonces entra en escena la Liga de Quito. Recuerdo que ya desde hace 5 años la liga habia logrado consolidar un buen sitial dentro de la categoria de los nuevos clubes solidos futbolisticamente y ademas capaz de MANTENER esa regularidad SOSTENIDAMENTE. Cosa que no pudo hacer el estrellato fugaz del Once Caldas el 2004 en el historico partido frente a los xeneizes pero que luego de eso desapareció por completo internacionalmente. Definitivamente, esto le hace bien al futbol sudamericano. El que aparezcan nuevos equipos fuertes del pacifico (otro record mas: LDU es el unico club de esta parte del contienente que ha ganado 3 trofeos consecutivos - libertadores 2008, recopa 2009 y sudamericana 2009. Increible) para emparejar de una vez el tradicional dominio de los clubes del atlantico (basicamente argentinos y brasileños, porque los uruguayos se quedaron en los 80s)
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy