Foto: AFPCon poca lucidez pero eficacia, Fénix consiguió una importante victoria por 1-0 para sacar ventaja en la llave, gracias al gol de Ignacio Pallas. El Nacional terminó con cierto sinsabor de haber estado cerca de robar el empate del Parque Viera.

Miguel Marca | @migueelmarca
Redactor

Ignacio Pallas mantuvo una salida limpia cuando se requirió eso de la defensa local. Como líder del fondo de Centro Atlético Fénix, llegó también al ataque y le aportó el mayor mecanismo ofensivo al equipo albivioleta desde la primera mitad: la pelota parada. Su cabezazo potente ya había dado avisos en la portería Sur del Parque Alfredo Víctor Viera, pero se había topado con los buenos reflejos el portero Johan Padilla. Sin embargo, la escena no se pudo repetir a los 80', cuando el veterano zaguero volvió a resurgir como un ave y en pleno salto conectó con intensidad y colocación el balón que sentenció la suerte de El Nacional.

La Pizarra: Invocación al juego

Fénix: Fiel a su estilo ultraofensivo, Juan Ramón Carrasco planteó un 3-rombo-3 con Nicolás Machado, Ignacio Pereira y Maureen Franco en la zona de arriba, aunque la acumulación de gente allí tuvo poca trascendencia. De hecho, ambos equipos se mostraron empeñosos, pero poco finos. El exseleccionador uruguayo, de hecho, culminó molesto en la primera mitad y efectuó variantes, entre las que la más productiva resultó la de Agustín Canobbio, quien siempre llevó peligro en sociedad con Bryan Olivera.

El Nacional: El venezolano Eduardo Lara, en tanto, formó un 4-2-3-1 que sufrió por la bajísima actuación de Marlon de Jesús, quien erró dos goles clarísimos, uno por mitad. Por el contrario, además de Hólger Matamoros, ofrecieron positivas respuestas tanto Ronal de Jesús como Pedro Quiñónez. Las variantes, sin embargo, no resaltaron ni marcaron la diferencia para los 'Puros Criollos'.

El Capo: Él no mató el tiempo

Matamoros fue el adalid del mediocampo visitante, pese a la derrota. Aquí lucha el balón con Coelho. (Foto: AFP) 

Hólger Matamoros tomó desde el inicio la batuta del juego y generó las mejores aproximaciones de El Nacional. No solo era el dueño de los balones parados, sino que tuvo inteligencia para repartirlos a sus compañeros, quienes no estuvieron en el mismo nivel que el jugador recién llegado a filas militares procedente de Emelec. Además, su precisión de remate permitió llevar peligro en dos ocasiones a la portería de Hernán Hernández.

Kazuki Ito: Sin presión alguna

La familiaridad del Parque Viera le permitió al brasileño Bruno Arleu dirigir con tranquilidad el encuentro en el que tuvo poca participación. Solo hubo un lapso algo agitado entre los 68' y 78' en el que amonestó a dos jugadores de El Nacional -Ronal de Jesús y Henry Quiñónez- que se sobrepasaron con las jugadas divididas.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: Prensa Fénix; Prensa Conmebol; Chugalde Fotografía


Leer más...

La ficha del El Nacional 0 - Fénix 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy