Foto: ConmebolPese a hacer un mejor partido en ataque que en defensa, Deportivo Santaní tuvo un digno debut como primer club del interior paraguayo en disputar un torneo internacional. Once Caldas fue de bastante menos a más y logró rescatar un 1-1 del Defensores del Chaco.

 

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

El Capo: Con el pasar de los Díaz

El experimentado Blas Díaz marcó la diferencia en el trámite del juego y demostró su experiencia para concretar el gol del Santaní en los mejores minutos del local en el juego. En el segundo tiempo, el volante tuvo que retroceder a defender y pese a no ser ese su punto fuerte, mostró claridad y mucha velocidad para salir en las contras, con Alejandro Toledo como gran aliado.

La Pizarra: Cosas del destino

Ambos equipos ofrecían similares sistemas de juego que partían con cuatro defensas y terminaban con dos delanteros. La diferencia radicó en el mediocampo: Santaní partia con un trapecio que en el segundo tiempo mostró a dos volantes de contención netos que se incrustaban entre los centrales, dos extremos que pasaban a ser casi dos laterales más cuando Once Caldas atacaba y un '10' -Blas Díaz- que corria por todo el medio atrás de la pelota para marcar zonalmente.

Once Caldas, en cambio, empezó con dos hombres de contención que no tenían mucho sentido de ubicación. Conforme pasaban los minutos, su rendimiento mejoró, así como el de los dos extremos abiertos, quienes empezaron a rotar posiciones con los dos delanteros cuando entró Jean Blanco.

La Clave: Noche infeliz

David Gómez ante Cristian Aguada por el balón. (Foto: Conmebol) 

El primer partido internacional de Deportivo Santaní parecía ser perfecto: dominó y sacó adelante el primer tiempo, pero no pudo mantener la ventaja y los errores defensivos lo terminaron castigando. Jean Blanco fue el revulsivo que dio una nueva visión a Once Caldas, pero la polifuncionalidad de los volantes ofensivos con su delantero terminó por hacer cortocircuito en la defensa paraguaya, que sufrió durante todo el segundo tiempo y tranquilamente pudo verse condenada a la derrota.

El cambiazo: Nuevo Jean

En el minuto 61 el técnico Hubert Bodhert decidio hacer el cambio que cambiaria el destino del partido ya que el ingresado Blanco, como se señaló, mostro gran atrevimiento en la ofensiva. Su concurso fue la clave para que Once Caldas lograra el empate. El saliente Juan Pablo Nieto también tuvo un desempeño aceptable.

El Duelo: Goleada absoluta

Según los esquemas previos al partido, Blas Díaz tenía que luchar frente a dos volantes muy capaces como Mauricio Restrepo y Juan David Rodríguez, pero sobre el césped de Sajonia se vio una realidad muy distinta. Díaz se despachó con un banquete durante el primer tiempo e hizo sufrir a la pareja de volantes del cuadro de Manizales, que pocas veces lo pudo parar y cuando lo hizo fue casi siempre por medio de faltas. El capitán albinegro tuvo el respaldo en el primer tiempo de Alejandro Toledo y el segundo tiempo de Ignacio Niño para revolver el mediocampo visitante.

El Tapadón: Puñetes

Darío Rodríguez lidera el ataque de Once Caldas. (Foto: Conmebol) 

Santaní estuvo cerca de abrir el marcador en los primeros minutos mediante un tiro libre bien ejecutado por Blas Díaz, que no llegó a tal destino por la adecuada respuesta del arquero Gerardo Ortiz. El golero visitante no solo acertó en esa intervención: en general estuvo atento a los ataques locales.

La Joyita: Golpe de terror

Durante el primer tiempo Once Caldas dejó dudas en el lado derecho de su campo. Muchas veces la banda que defendía Edwin Velasco era el punto débil de la defensa, pero en el segundo tiempo el carrilero se proyectó al ataque constantemente y empezó a mandar centros a modo de proyectiles al área de Santaní a sabiendas de que el juego aéreo era uno de los puntos débiles de la defensa local. La idea era llenar de balones a Darío Rodríguez para que el ariete los aprovechara, pero -sin hacer un mal partido- careció de efectividad.

Kazuki Ito: Justicia amarilla

Pese a ser un partido muy cortado, con ocho tarjetas amarilla, 6 minutos de descuentos en el segundo tiempo y una bronca que no paso a mayores, el árbitro brasileño Braulio Machado demostró tener actitud adecuada y muy buen comportamiento. Capaz pudo haber sacado alguna roja en la gresca de los minutos finales, pero para el asistente Danilo Manis no hubo necesidad de solicitarla.

Los Goles

Fotos: Conmebol


Leer más...

La ficha del Santaní 1 - Once Caldas 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy