Foto: AFPMelgar dio un espectáculo lamentable en Quito y fue humillado por 6-0 en su visita a la Universidad Católica ecuatoriana. El 'Dominó' tiró por la borda la regular campaña internacional que venía haciendo y la humillación terminó catapultando la salida de Jorge Pautasso de su dirección técnica.


Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El Capo: Jeison, el asesino de defensas

Jeison Chalá tuvo una actuación más que destacable. El atacante ibarreño se movió por todo el frente de ataque y complicó por las dos bandas en las que intentó penetrar. Por el flanco izquierdo casi no encontró resistencia de Giancarlo Carmona, mientras que por el derecho hizo lo que quiso con Leonardo Mifflin, a quien ridiculizó cada vez que quiso. Para coronar su actuación, anotó el segundo gol de la tarde-noche quiteña tras una buena incursión por el lado izquierdo del área rojinegra.

La Pizarra: Banquillo ausente

Un detalle que no pasó desapercibido fue la ausencia de Jorge Pautasso en el área técnica dominó. Tras los dos primeros goles que sufrió, el conjunto rojinegro se quedó sin reacción y no se vio desde el banquillo -en el que estaba el exvolante Karlo Calcina debido a que el asistente Carlos Polenta también estaba suspendido- una réplica o alternativa al infructuoso 4-3-3 planteado por el técnico argentino. La defensa, vulnerable e irresoluta, siempre llegó a destiempo en los ataques generados por los hermanos Chalá -Jeison y Walter-. Ni siquiera Christian Ramos -jugador mundialista- pudo contrarrestar las arremetidas del conjunto camarata y se contagió de la mala actuación de David Villalba.

El mediocampo de Melgar fue también una zona que sufrió en demasía durante los 90'. Nicolás Freitas, Ángel Romero y Alexis Arias; acostumbrados a participar del juego y recuperar muchos balones, esta vez lucieron irreconocibles y no ataron ni desataron. La superioridad de la zona media de la Católica fue tal que Andrés Oña y Facundo Martínez -volantes de contención- no encontraron resistencia al sumarse a Bruno Vides y Diego Armas en la elaboración del juego. Finalmente, en ataque la diferencia fue abismal pues, si bien Walter Chalá apareció muy poco a pesar del gol, otros cinco compañeros lo suplieron en la tarea de inflar las redes. Caso contrario fue lo que sucedió en Melgar, pues Bernardo Cuesta y Joel Sánchez no pasaron de remates al centro del arco que no significaron peligro alguno.

La Calamidad: Armas principales

Carcelén le gana la posición a Romero y Ramos para conectar el balón y abrir la cuenta. (Foto: AFP) 

Bien es sabido que una de las armas principales de los equipos ecuatorianos es la pelota parada. Lamentablemente este gran detalle pasó desapercibido en la defensa rojinegra, específicamente en Christian Ramos, quien no hizo una buena cobertura en el primer gol de la Católica de Quito. Un tiro libre bien cobrado por Diego Armas a los 25', a manera de centro, encontró solo a Édison Carcelén. El defensor nacido en Pinampiro escapó de la floja marca de la 'Sombra' y con un simple cabezazo venció a Carlos Cáceda.

El Tapadón: Doble o nada

Cáceda, de hecho, fue de los pocos hombres en Melgar que no tuvo un rendimiento negativo. El portero convocado a la selección peruana apareció dos veces en una sola jugada para salvar a su equipo de una goleada mayor. A los 46'+ Andrés López sacó un potente disparo y el exguardameta de Universitario, en felina reacción, evitó el tanto. En el rebote el esférico le quedó a Walter Chalá, quien luego de amagar a Ramos definió a la mano derecha de Cáceda; para suerte rojinegra, el '12' reaccionó bien y le sacó al remate la etiqueta del gol.

El Extraviado: Irresponsabilidad característica

Ingresó para el segundo tiempo con el objetivo de acortar distancias en el marcador, pero todas las esperanzas fueron tiradas al tacho por él mismo: la firma es de Edwuin Gómez. El ex jugador de Gimnasia y Esgrima La Plata se sumó al campo con bríos, pero al final fue víctima de su irresponsabilidad. Recibió su primera tarjeta amarilla a los 63' y, apenas 12 minutos después, recibió la segunda. De modo previo a la segunda amonestación, el '30' ensayó una rabona -totalmente fuera de lugar-: el balón fue lanzado simplemente al bulto y terminó en posesión rival. En su intento por recuperar el esférico, Gómez terminó haciendo un fuerte foul que significó su segunda amarilla.

La Joyita: El golpe de Bryan

Walter Chalá se saca a Cáceda y amplía la diferencia en Santiago. (Foto: AFP) 

A Bryan Oña le bastó menos de 2 minutos en el campo para hacerse presente en el marcador. El volante aprovechó la pasividad de los hombres rojinegros para tomar un balón en tres cuartos de cancha, recorrer unos metros con la pelota en los pies y sacar un zapatazo inatajable para Carlos Cáceda. El tiro se coló en el ángulo superior izquierdo del arco rojinegro.

El Jugadón: Qué gran cortesía

Gustavo Cortez inició la jugada del sexto gol quiteño y él mismo la terminó. El '15' inició una diagonal desde el sector izquierdo del campo y cedió la redonda a Matías Rodríguez, quien le devolvió la pared al volante cuando este ya ingresaba al área mistiana. Cortez tomó el balón y fusiló a Cáceda, quien nada pudo hacer para evitar la sexta caída de su arco.

Kazuki Ito: Ángel de luz

El venezolano Ángel Arteaga estuvo iluminado sobre sobre el campo del Olímpico Atahualpa de Quito. El réferi tuvo una buena actuación: sus cobros fueron acertados y no entró en polémicas. Sancionó correctamente el penal cometido por Leonardo Mifflin y además expulsó acertadamente a Edwuin Gómez. Estuvo bien respaldado por sus asistentes, quienes no tuvieron problemas para cobrar las posiciones adelantadas.

Los Goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Católica de Quito 6 - Melgar 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy