Foto: Enzo SantosPeñarol derrotó en su casa a Deportivo Cali por un claro 2-0. El cuadro manya, sin lucir demasiado pero con claridad, sacó adelante una llave peleada y se meterá de lleno a la búsqueda de la Sudamericana como principal objetivo de este 2019.


Larry Jalk | @LarryJalk
Redactor

El Capo: La vio clara

Agustín Canobbio fue quien más generó peligro en ataque en el primer tiempo. Hasta pudo haber anotado, pero se esperó al segundo tiempo para hacerlo y dar la ventaja parcial a un Peñarol que lo había intentado bastante. También tuvo el segundo en sus pies, pero no lo aprovechó.

La Pizarra: El mismo plan

Lucas Pusineri era -tal vez- quien más debía arriesgar en buscar rápido el gol, pues el empate a cero no le servía. Su 4-2-3-1, sin embargo, le dio poco. Otra vez Juan Dinenno sufrió entre los centrales rivales; mientras que Agustín Palavecino, Matías Cabrera y Carlos Mario Rodríguez hicieron poco en ataque. La asociación no prosperaba y eso hacia que el DT visitante por momentos se frustrara. Los verdes buscaron la cabeza de Dinenno, pero el fuerte de Peñarol era el juego por alto; y aunque el argentino tiene buena estatura, hizo escaso daño. En el segundo tiempo, Pusineri mandó al campo a Kevin Velasco, pero este tampoco le pudo cambiar la cara a Deportivo Cali. Quizá a Pusineri le faltó buscar posibilidad de colocar a dos delanteros, pero no lo intentó.

A Peñarol, por su lado, el 4-trapecio-2 (mismo sistema que la ida) le dio resultados. Ausente Cristian Rodríguez, Luis Diego López buscó generar opciones de gol con Lucas Viatri y Gabriel Fernández. Con relación al partido anterior, el DT mirasol apenas movió dos jugadores, a comparación de las cinco modificaciones de la visita. Agustín Canobbio, Ignacio Leres, Walter Gargano y Guzmán Pereira formaban un trapecio en el medio que permitía al cuadro aurinegro recuperar rápido el balón y, mediante contraataques, generar espacios y hacer daño.

La Joyita: De izquierda a derecha

En el amanecer del complemento, Leres escapó por la izquierda con velocidad, quitándose rivales del camino. Envió el pase para Fernández quien, de taco, buscó a Viatri pero más bien terminó habilitando a Canobbio, quien entraba en diagonal al arco. El volante se perfiló y, con la izquierda, la colocó al palo lejano de Camilo Vargas para anotar el primer gol de la noche montevideana.

El Jugadón: Toda tuya

Walter Gargano al borde del área inició la acción. El exmundialista habilitó a Fernández, quien se tomó su tiempo para levantar la cabeza y encontrar de vuelta casi en el punto penal a Gargano, quien se había colado en el área. El pase llegó al volante, quien lo aprovechó para anotar un golazo cuando corrían 73'.

El Tapadón: Hasta dónde

Camilo Vargas salvó su arco al término del primer tiempo. Primero lo hizo ante un remate de Fernández que se fue esquinado; y aunque dejó el rebote, el cual quiso aprovechar Canobbio, Vargas pudo levantarse rápido y evitar la caída de su arco.

El Duelo: Otra vez

Como en la ida Fabricio Formiliano y Juan Ignacio Dinenno se encontraron con frecuencia. El central carbonero siempre jugó al fuera de juego, y logró hacer caer en ese juego al ariete argentino, quien esta vez no pudo superarlo.

La Cancha: Aceptar la fiesta

El Campeón del Siglo gozó con su equipo. A diferencia de otros cotejos reciente, la hinchada mirasol se volcó en masa a su estadio y llenó las tribunas. Un simpático marco que requirió que el hincha manya aterrizara en la Sudamericana después de digerir una eliminación de la Libertadores que no había sido demasiado agradable.

Kazuki Ito: Pito discutido

Néstor Pitana tuvo una regular actuación. Con polémicas en las decisiones al cobrar algunas faltas, al argentino le faltó un poco más de dureza en general en sus determinaciones. Igual, el desempeño del árbitro de la inauguración y de la final del último Mundial no terminó influyendo en el marcador.

Los Goles

Fotos: Enzo Santos


Leer más...

La ficha del Peñarol 2 - Deportivo Cali 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy