Foto: AFPÁguilas Doradas y Oriente Petrolero disputaron un partido bastante chato en Rionegro. El empate 1-1 dejó contentos a ambos, aunque los dos quedaron en debe en materia futbolística. La nota curiosa la puso el mediocampista Lucas Mugni, autor de los dos goles, uno a favor del cuadro cruceño y otro en contra.

Adrián Cabrejo | @adriancabp
Director periodístico

El Capo: Seguridad ante todo

La experiencia de Ronald Raldes fue clave para que Oriente Petrolero rescatara un punto en su visita a Rionegro. El defensor central se mostró atento en cada ataque y estuvo bastante participativo, sobre todo en el segundo tiempo, cuando Águilas Doradas se fue con todo a buscar el tanto del empate. En el momento más complicado puso paños fríos y aportó la inteligencia necesaria para no desesperarse.

La Pizarra: Poco, poquito, poco

Éver Almeida dispuso un 3-4-1-2 que no funcionó sobre el terreno de juego porque no hubo conexión entre la línea de los medios y el ataque. En el fondo la defensa comandada por Fernei Ibargüen quedó expuesta en los primeros minutos ante un conjunto cruceño que no salió a esperar para buscar el contragolpe. Cuando Almeida se dio cuenta del problema, intentó replantear y dispuso el ingreso de los atacantes Miguel Murillo y Víctor Aquino, aunque con escasa suerte porque solo lograron el empate mediante un tanto en contra.

En el caso de Oriente Petrolero, el 4-2-3-1 de Mauricio Soria sorprendió en los primeros minutos porque no solo consiguió ponerse en ventaja; también quedó claro que la visita no iba a especular y que al parecer tenía claro que podían obtener una victoria. El problema es que el cuadro cruceño no consiguió mantener el ritmo inicial y poco a poco empezó a ceder, mientras el experimentado atacante José Alfredo Castillo se quedó totalmente aislado en ataque. Si bien Lucas Mugni -autor tanto del gol de su equipo como del tanto en contra- intentó armar juego, no tuvo demasiada fortuna, sobre todo en el complemento.

La Clave: De lo poco bueno

Ganas no le faltaron al local. Acá Obrian ensaya un disparo franco, perseguido por Palmieri. (Foto: AFP) 

El partido fue bastante malo, pero al menos Águilas Doradas no cedió ante sus limitaciones y se fue con todo al ataque a pesar de la falta de ideas para llegar con peligro al arco defendido por José Peñarrieta. Si el conjunto dirigido por Éver Almeida consiguió el empate fue en buena parte por su insistencia. De tanto insistir, el local consiguió una pelota parada que terminó con un gol en contra.

El Duelo: Se los comió

Ronald Raldes sostuvo un duelo sin demasiados problemas con los atacantes de Águilas Doradas. Primero tuvo seco a Jacobo Escobar, quien fue reemplazado en el minuto 34, y luego anuló a Víctor Aquino. Fue una noche tranquila para el experimentado zaguero boliviano.

El Extraviado: Se fue rápido

Lo de Jacobo Escobar fue bastante discreto en el ataque de Águilas Doradas. El atacante pereirano pilotó la ofensiva de su equipo, aunque estuvo con el santo de espaldas porque no le pudo ganar el duelo particular a Raldes. No contó con ocasiones de gol, participó poco del juego y fue reemplazado en el minuto 34 por Miguel Murillo, otro que tampoco trascendió.

La Joyita: Una Lucas

Mugni fue protagonista excluyente: un gol y un autogol. Acá se cuela por el medio de la zaga local. (Foto: Prensa Conmebol) 

El gol de Oriente Petrolero llegó en el minuto 12 por intermedio de Lucas Mugni. El mediocampista argentino del conjunto cruceño recibió la pelota en el sector izquierdo del campo, la controló, avanzó unos metros con el balón y sacó un remate cruzado que dejó sin opción alguna al golero Juan David Valencia.

La Calamidad: Estamos locos, Lucas

Si el gol de Mugni fue La Joyita del encuentro, el mediocampista de Oriente Petrolero tuvo también la mala fortuna de desviar de cabeza un centro de Carlos Ramírez que se metió en el fondo del arco de su equipo. Mugni fue protagonista al anotar los dos goles del encuentro, aunque uno por bando.

Kazuki Ito: No pasa nada

El argentino Darío Herrera tuvo una noche tranquila en el estadio Alberto Grisales. El juego fuerte no fue una constante a pesar de que el juez mostró una amarilla en el primer minuto de juego; eso facilitó enormemente su trabajo. El encuentro fue tan chato que incluso careció de polémicas..

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Rionegro Águilas 1 - Oriente Petrolero 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy