Foto: AFPAtlético Paranaense venció con solvencia por 2-0 a un Fluminense que apostó por la velocidad antes que por el juego colectivo en su visita al Arena de Baixada. En una buena jornada para los arqueros, Júlio César evitó que el 'Tricolor' se fuera con más goles encajados y mantenga vida para la vuelta.

{autor_victor_sierra}

EL EMPERADOR JÚLIO CÉSAR. Si bien este Júlio César no tuvo una aventura amorosa con Cleopatra y tampoco un hermano llamado Marco Antonio, si tuvo un imperio que fue el área de Fluminense durante 90 minutos. En los primeros 20', el golero tricolor fue imposible de batir: aunque su defensa no era la idónea, él se las ingeniaba para bloquearlo todo como podía, hasta que anoto Renan Lodi. Durante el resto del partido, Marcelo Oliveira dispuso más recaudos y así ni Pablo, ni Marcelo Cirino y tampoco el ingresado Rony -el que más intentó- tuvieron toda la claridad necesaria en el ataque de Atlético Paranaense. Solo una vez que el 'Furacão' logró el segundo tanto, Gum y Diago y acudieron -algo tarde- en salvaguarda de Júlio César.

MÉRITO A LA INSISTENCIA. Tras varios centros y cabezazos, diversos remates de fuera de área y también otros en solitario, por fin llegó el premio para los jugadores de Atlético Paranaense que se mantuvieron insistentes de cara al gol. Una jugada por la banda derecha acabó en un centro para que primero Renan Lodi le pegara y el tiro rebotara en Diago, de modo de que finalmente Renen Lodi volviera a intentarlo y penetrara el arco del 'Flu'.

BORRÓN Y CUENTA NUEVA. Durante todo el primer tiempo la actuación de Junior Sornoza, el '10' de Fluminense, fue opaca debido a que siempre estaba bien cubierto por las distintas líneas del equipo de Thiago Nunes. Pero para el complemento, el ecuatoriano comenzó a trocar posiciones con éxito con Richard y Ayrton Lucas, y en conjunto lograron tomar los hilos del cotejo. Así, dieron trabajo a Santos, pero el experimentado arquero local estuvo atento para salvaguardar la ventaja rubronegra.

Bruno Guimaraes lucha por el balón con Everaldo, de lo más destacado en 'Flu'. (Foto: AFP) 

FIESTA MADURA. Durante el transcurso del partido, cuando se volvían intrascendentes los pases sobre todo, el público que asistió al Arena de Baixada hacía su parte para impulsar a los dos sobrevivientes brasileños en la Sudamericana a buscar el go. La fiesta de los hinchas de Atlético Paranaense no se dio fue durante el partido, sino que ya desde los previos recibieron a sus jugadores como estrellas de rock y optimizaron el ambiente en el estadio.

MODO RONY. El manejo del partido de parte de Fluminense fue siempre ligero, ya que en general carecía de efectividad en los pases. Pero los defectos de la visita se hicieron más notorios cuando ingresó Rony en filas locales. El ariete del 'Furacão' buscaba el arco contrario para anotar el gol de la tranquilidad y, aunque al inicio le costó debido a que los espacios en el área carioca se redujeron, el físico jugaba a su favor para encender las alertas de modo permanente. Hasta que le llegó el momento de festejar tras ese centro de Renan Lodi que acabó siendo la clave para que la llave se vaya decididamente inclinada hacia un lado y el reloj le pese al 'Flu' desde el minuto 1 de la vuelta en el 'Maracaná'.

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Atlético Paranaense 2 - Fluminense 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy