Foto: ConmebolColón bregó para anotarle a Junior en un cotejo plagado de golpes, expulsiones y hasta objetos que cayeron de las tribunas. Al 'Sabalero' le sobró pasión para llegar al tanto de Friztler que forzaba los penales, pero su falta de fútbol la castigó el rápido empate de Moreno para el 1-1 que clasificó al 'Tiburón'.

CON EL CORAZÓN NO BASTA. Desde el arranque el equipo santafesino fue más visceral que pensante. Comandado por su capitán Matías Fritzler, quien hasta con la cabeza ensangrentada -producto de un choque a los 15‘ con Gabriel Fuentes, terminó chorreando sangre- empujaba a los suyos hacia el frente, el cuadro sabalero pretendió hacer sentir su localía. Pero la pasión muchas veces no va de la mano con la coherencia. Colón necesitaba hilvanar jugadas con mayor claridad ofensiva, y aunque llegó en varias ocasiones, todas ellas carecieron de talento. Mientras, Junior se refugiaba en su área y salía de contragolpe gracias al accionar de su mejor hombre: Víctor Cantillo.

UN SEGUNDO MÁS APETECIBLE. Ya en el complemento, solo el balón parado pudo rendir frutos para el ‘Sabalero’, cuando Fritzler -con la cabeza vendada- con un potente cabezazo rompió el cero. Por unos instantes Colón parecía tener esa cuota de lucidez que le faltaba; Christan Bernardi -ingresado  por Gonzalo Escobar- se sumó al empuje de Fritzler, con remates desde afuera del área y cambios de frente precisos que inquietaron por fin el arco de Sebastían Viera. Fueron en total 6 minutos de ilusión, hasta que llegó el empate visitante.

LA MANO DEL DT. Los cambios de Julio Comesaña cambiaron las circunstancias del juego. Cantillo dejó de naufragar en ofensiva, y obtuvo compañía con Teófilo Gutiérrez y Daniel Moreno Mosquera, recién ingresados. Los llegados desde el banco armaron el gol del empate: primero ‘Teogol’ desbordó por la  banda izquierda, dejando mal parado al defensa Erick Godoy, y después dio un pase preciso para la llegada de Moreno Mosquera, quien definió con clase. Acaso con ellos más temprano en el campo, Junior habría pasado menos sobresaltos para el 1-1.

Víctor Cantillo tuvo una actuación importante en la volante de Junior. (Foto: Conmebol)

EL ÁRBITRO LA SUDÓ. Dos expulsados y cuatro tarjetas amarillas mostradas reflejaron la ausencia de fútbol en el ‘Cementerio de Los Elefantes’. Diego Haro, muy a su estilo, trabajó a destajo para que el encuentro no se le fuera de las manos. Además,la parcialidad local en varios momentos arrojó objetos al gramado de juego. Cada vez que los jugadores de la escuadra barranquillera se disponían a lanzar un tiro de esquina, caía de todo: hasta monedas.

CONSIGUIÓ PREMIO. Ganar una clasificación en Argentina siempre es complicado, aún si el rival no muestra grandes cualidades, Junior supo mantener la calma cuando el encuentro era reinado por el juego brusco y en una inspiración de los suyos consiguió la clasificación. En cuartos de final tendrá que volver a territorio argentino: lo espera Defensa y Justicia.

Fotos: Conmebol


Leer más...

La ficha del Colón 1 - Junior 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy