Foto: AFPA pesar de la buena llave que hizo LDU, Athletico Paranaense de António Oliveira demostró ser ofensivamente contundente. Gracias a los dobletes de Christian y Bissoli, remontó una serie sumamente entretenida con un 4-2 que lo puso en semifinales.
Jimmy Balarezo | @jbalarezo_
Redactor

Era una semana más que sentida para la Liga Deportiva Universitaria de Quito, por la lamentable noticia del fallecimiento de Rodrigo Paz Delgado, dirigente histórico no solo del club y principal propulsor del estadio donde los albos ejercen localía -y que en vida ya lo homenajeaba con su nombre-, sino también exalcalde de Quito y Ministro de Finanzas de Ecuador. En ese doloroso contexto, el equipo dirigido por Pablo Marini buscaba el pasaje a semifinales de la Sudamericana en Curitiba.

Y de hecho, la presentación liguista en el Joaquim Américo Guimarães fue muy digna, pero no alcanzó. A pesar de que se adelantó en el marcador muy temprano mediante un muy buen golpe de cabeza de Luis Amarilla, tras centro del experimentado Pedro Perlaza, y de además mantener por un buen rato el control del juego, el cuadro quiteño se topó con un 'Furacão' que ratificó con creces por qué recibe ese sobrenombre.

Sucedió que poco antes de la media hora, cuando Athletico Paranaense no generaba situación de gol alguna, una genialidad de Christian -el interior con más libertades en el 4-2-3-1 planteado por el portugués António Oliveira- culminó en un golazo con un remate bien colocado desde afuera del área. Y por si fuera poco, el mismo Christian, apenas tres minutos después, aprovechó el desconcierto que su primer tanto había generado en la zaga visitante y llegó hasta el área chica antes de sombrearle el balón a Adrián Gabbarini para remontar el marcador.

Christian, con su doblete, encabezó la remontada rubronegra. Aquí encara a Perlaza. (Foto: Prensa FPF) 

Entonces, el partido empezó a dar otras sensaciones. Parecía cuestión de tiempo cuándo llegaría el tercero del equipo de Paraná; sin embargo, LDU aún tenía algo por decir en el encuentro. Pues si una genialidad había metido en el partido a los locales, otra tenía que suponer la reacción de la visita. Jhojan Julio recogió el balón desde la izquierda, apiló un par de rivales y, con un remate esquinado, volvió a decretar la igualdad justo antes del pitazo por el entretiempo.

El segundo tiempo, por lo tanto, consistiría en ver cuán capaz iba a ser el cuadro rubronegro de hacer al fin suya la llave. Tomando los riesgos que tenían que tomar, pero mandando más hombres al frente, los locales empezaron a apretar pronto. Así, al aprovechar un rebote, Bissoli, el punta, marcó de zurda el tercero. Y no mucho después, con los visitantes cada vez más cargados de nervios, los de Oliveira -siempre asistido por Paulo Autuori, director deportivo de la institución- encontraron en un agarrón en el área de Santiago Scotto un penal que constituía la chance perfecta de definirlo todo. Sin titubeos, el propio Bissoli -un '9' nominal pero muy móvil en zonas ajenas al área- convirtió la pena máxima en gol con un potente remate.

A pesar de que quedaban más de 20 minutos para el cierre del encuentro, el frenético Athletico Paranaense, que había estado en desventaja prácticamente toda la llave, al fin fue capaz de controlar a su rival e imprimir paz en el desarrollo del juego. El 4-2 no se movió más y el 'Furacão' se hizo así semifinalista de la Copa Sudamericana, con miras a alzar la cual se verá las caras con Peñarol en setiembre.

Los Goles

La Caleta

Las Fotos

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Athletico Paranaense 4 - LDU 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy