Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comJunior Ponce tuvo una buena actuación en el triunfo de UTC ante Rampla Juniors y anotó uno de los tantos del cuadro cajamarquino. Si continúa así, este podría ser el momento perfecto para que tome un segundo aire futbolístico y logre saldar una gran deuda en el exterior.

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

Quizás muchos olvidan lo joven que es aún. Junior Ponce, a pesar de que figura en el radar futbolístico del espectador peruano hace ya varias temporadas; tiene apenas 23 años, una edad en la que todavía se puede mejorar y está a tiempo de reinventar su carrera. Ayer, en el partido en el que UTC derrotó 2-0 a Rampla Juniors, el ex San Martín y Alianza lima desniveló el trámite gracias a una gran jugada individual en la que resolvió con un buen remate cruzado para poner el primer gol en un duelo en el que se consagró como una de las figuras.

Por lo visto en el Callao, queda claro que Ponce tendrá que tomar mucho protagonismo en UTC. El ‘Gavilán norteño’, muy sólido en defensa y con un ritmo pausado que le imprime Donald Millán en la volante, necesita a quien comande su ataque con desequilibrio individual y cambios de velocidad para poder sorprender y marcar diferencias, tal y como sucedió en el debut peruano en la Copa Sudamericana.

La oportunidad del volante por derecha es inmejorable: juega en un equipo que seguramente peleará en el torneo local y que tiene posibilidades de avanzar en el torneo continental. Este podría ser el segundo aire futbolístico para Ponce, luego de un paso por Alianza Lima que resultó accidentado y obstruido por una apresurada venta al extranjero y de un par de temporadas regulares en San Martín, equipo que no le sirvió como vitrina. Tener al mando a Franco Navarro, un DT que sabe hacer mejores a muchos jugadores con potencial, es también un punto a su favor.

Junior Ponce recibe el abrazo de sus compañeros tras abrir la cuenta en el Callao. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

En caso vuelva al extranjero –un panorama ideal para él-, consolidarse será su mayor reto como profesional hasta el momento pues en todas sus experiencias en el exterior jugó muy poco o se mantuvo apenas por unos meses. En vivencias, el Hoffenheim, dueño de su pase, lo prestó a otro equipo: primero al Esporte Clube Pelotas de Brasil y luego al Vitória Setubal de Portugal, y en ambos apenas diputó diez partidos. A sus 23 años está aún a tiempo para desarrollar el talento que tiene, explotarlo y jugar con regularidad; y si piensa que no hay posibilidad de que esto suceda puede tener como referencia a otro jugador que pasó por la misma ciudad en la que  juega ahora: Gino Guerrero.

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La crónica del UTC 2 - Rampla 0: Junior encima de la Rampla

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy