En una de las mejores simulaciones de la primera fase, Serbia clasificó a octavos tras ganar a Australia por 4-3. Un encuentro no apto para cardiacos en el que sobresalió la figura de Nikola Zigic con cuatro goles.

Las decisiones

Serbia, con el objetivo de ganar, mandó su clásico 4-1-4-1 con algunos cambios nominales, como la vuelta de Lukovic a la zaga reemplazando a Subotic y junto a Vidic. Por lo demás, lo conocido: la ‘Cobra’ Stankovic en el medio, los desbordes veloces de Krasic a la izquierda y el gigante Zigic en punta. Presión constante y juego por bandas desde el arranque.

En Australia, que buscaba la épica, simulamos que volvía a repetir sistema: un 4-2-3-1 en el que que debía cubrir sus sancionados. Beauchamp entraba por Moore, volvía Chipperfield al lateral izquierdo y Kennedy reemplazaba en punta a Kewell. Simulamos también que Verbeek preferiría el dinamismo de Cahill al de Holman. Se eligió presión desde el principio y líneas defensivas cerradas con ataques a través del contragolpe, así como marca personal a Zigic por parte del capitán Neil.

El partido

Australia 3 (Culina 5’, Kennedy 49’, Bresciano 73') Serbia 4 (Zigic 32’, 54’, 66’ y 69’)

El partido empezó agresivo y con Serbia proponiendo. Rápidamente, Emerton le pegó a Kolarov y se ganó la amarilla. Pese al dominio balcánico, fue Australia la que abrió el marcador. Un centro de Cahill fue aprovechado para que Culina, ganándole en el salto a Lukovic, marcara de cabeza la apertura.

La tendencia posterior fue la misma, pero los canguros de contra hacían daño. Ahora fue Cahill quien pateó de lejos para que Stojkovic se luciera. Sin embargo, una jugada afortunada sirvió para que los serbios empataran a través de Zigic. Krasic se adentró al área pero Wilkshire se la arrebató; al despejar chocó con Neill, y la pelota le llegó a Zigic, quien solo, definió lejos del alcance de Schwarzer.

Para el descanso y con ambos equipos buscando la victoria, simulamos que Pim Verbeek fuera el que moviera piezas. Así, entró Garcia por un intransigente Emerton, que aparte tenía tarjeta y venía golpeando fuerte a Kolarov. Con ello, a los 49’ un grueso error en salida de Ivanovic, fue aprovechado por Kennedy, quien con velocidad avanzó y definió ante la lenta salida de Stokjovic.

Serbia vio que Zigic, torpe con los pies, tenía que buscar todas, así que adelantó líneas y mandó a Stankovic a jugar de media punta. Así llegó el empate: centro de Kolarov y Zigic, de izquierda, fusila a Schwarzer. En esta jugada Kolarov se resiente y tiene que ser sustituido por Obradovic; como este no subía mucho, optamos porque Vidic se lanzara al ataque, y a la vez se asignó a Lukovic que una estrecha marca a Kennedy para prevenir problemas.

Con Australia solo buscando de contra, Serbia siguió intentando. Tuvo una Zigic, quien pateó flojo; pero poco después, una gran corrida de Krasic fue centro para el delantero del Racing de Santander, quien ganándole a su marcador Neill cabeceó para el tercero serbio. Con el marcador en contra, Austrlia se fue con todo y ante el cansancio de Kennedy, entró Holman por Beuchamp dejando tres defensas atrás. Con ello, Serbia retrocedió y Vidic tomó la marca de Holman.

Pero pese al ataque australiano, Jovanovic por derecha se mandó una buena corrida y envió un centro para que Zigic de media palomita marque el cuarto y casi definiera el partido. Para la ovación, se sustituyó al goleador para que entre Lazovic. Con las marcas puestas, fue Bresciano quien se desmarcó para poner el descuento de exquisita definición, tras pase rápido de Cahill.

Lo último sumó tensión al encuentro, pero el marcador ya no se volvería a mover a pesar del ingreso de Rukavytsya, del cabezazo de Nankovic al palo y del tiro de Cahill a las manos de Stojkovic. Al final, y con la victoria alemana ante Ghana en la simulación paralela, los serbios clasificarían como segundos.

Las claves

Zigic ofreció una actuación para la historia: cuatro goles (Imagen: PES Edit / Edición: Peru Evolution Soccer)- Ambos equipos salieron a buscar el resultado y ofrecieron un gran encuentro. Goles, ocasiones, tensión y buen fútbol. Una pequeña final.

- La inmensidad de Zigic fue todo el ataque serbio. El delantero del Racing marcó cuatro goles y con Stankovic arriba estuvo más suelto

- Kennedy estuvo muy solo arriba. Pese a ello hizo un gran partido lleno de sacrificio, con Holman como comparsa. Por algo los australianos estuvieron dos veces arriba.

Imagen: PES Edit / Edición: Peru Evolution Soccer

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy