Imagen: Peru Evolution SoccerArgentina, jugando con suplentes y relajada, igualó 2-2 con Grecia en la simulación con buena actuación de los goleadores respectivos. Milito y Gekas anotaron los tantos que, en teoría, confirmarían las clasificaciones de sus equipos.

Las decisiones

En Argentina, Diego Armando Maradona ha anunciado hasta siete modificaciones posibles respecto del equipo base que disputó los primeros partidos. Burdisso y Clemente Rodríguez como laterales, además de Otamendi como central, reforzarán la zaga; Bolatti irá como eje al medio flanqueado por Maxi Rodríguez y Verón, mientras que arriba serán de la partida Diego Milito y Agüero. El 4-3-3 prevalecerá como sistema, y como premisa se asumió que Maradona, siempre inclusivo, buscará dar oportunidades como recambios a la mayoría de jugadores que no tengan muchas chances de actuar en instancias posteriores.

En Grecia, en cambio, el 5-2-1-2 de Rehhagel que permitió el triunfo sobre Nigeria se mantuvo como combativa carta para pelear el pase a Octavos. La oncena elegida fue la misma y la estrategia, una basada en extrema presión (90%) y combinación de defensa a ultranza con contragolpe.

El partido

Argentina 2 (Milito 22' y 56') - Grecia 2 (Gekas 42' y 79')

No fue muy atractivo a los ojos que se diga, aunque tuvo instantes de intensa emoción. Comenzaron mandando los albicelestes y, de hecho, consiguieron lo peor que podría haberse temido en una tragedia griega: una ventaja temprana. A los 22', un señor pase de Messi, en profundidad, tomó a los tres zagueros centrales griegos regresando a su arco y les sobró la espalda. Golpe directo a los cánones de la jaula de Rehhagel: Diego Milito les ganó a todos en pique y con un cabezazo recto venció a Tzorvas.

El gol relajó algo a Argentina y, más bien, fue aquilatado por los helénicos, que se lanzaron a pelearla con más decisión que orden. Antes Bolatti había inquietado con un tiro de media distancia, pero fue Gekas quien, a la salida de un centro de Torosidis, aprovechó una desconcentración de Clemente Rodríguez -los centímetros de estatura le jugaron en contra- y con un cabezazo igualó el lance.

En el segundo tiempo, el trámite fue similar: Argentina jugando sin presiones y Grecia corriendo y luchando contra sus limitaciones. Sin embargo, los ánimos se caldearon a los 55': Verón, que ya había tenido alguna protesta, se terminó yendo casi a las manos con Kyrgiakos por una falta en el borde del área. Él mismo echó el centro y Milito, ganándole en el salto a un lento Papasthatopoulos, puso el 2-1. Luego del tanto, se optó por retirar a Verón a fin de no complicarlo con posibles tarjetas y se dio paso a Pastore en su lugar.

Decir que Grecia reaccionó herida en su amor propio sería pecar de exageración. Sí es concreto que se adelantaron sus líneas, con los ingresos de Seitaridis y Spiropoulos como laterales-volantes y, sobre todo, con una estrategia ya jugada a la plena ofensiva porque la derrota no le servía de nada al cuadro helénico. Volvió, solo entonces, el equipo tocador de la Eurocopa 2004, mientras Argentina hacía su parte: Otamendi dejaba su lugar a Garcé -corriendo a Burdisso al medio- y arriba, Milito salía para recibir el aplauso y permitir el esperado ingreso de Martín Palermo, quien apenas la tocó luego.

La última carta jugada para Grecia fue el ingreso de Charisteas por Salpingidis, a ver si en una la mandaba adentro. No fue él: más bien repitió el plato Gekas, quien a los 79' vio cómo Karagounis desbordó para centrarle al corazón del área y, ganándole el vivo a Pastore, fusiló a Romero con un disparo a media altura. Era un 2-2 merecido para los helénicos, quienes de acuerdo con el otro resultado de la simulación (0-0 entre Nigeria y Corea del Sur) habrían conseguido así el pase a Octavos de Final.

Las claves

Gekas, al final de cada tiempo, fue el hombre clave para el empate y la clasificación de su equipo (Imagen: PES Edit / Edición: Peru Evolution Soccer)- Las efectividades goleadoras: Milito y Gekas anduvieron infalibles en el área chica, y eso pagó el partido.

- El relajo argentino, que complicó a Grecia con sencillez cuando así se lo propuso. Hubo jugadores que quisieron demostrar que merecían un espacio -Otamendi, Bolatti, Milito- y otros que dejaron que desear -Clemente Rodríguez, Agüero, Pastore-.

- Lo importante que podría ser para Grecia apostar por adelantar a sus laterales y buscar, con juego tocador, hacer daño desde allí. Spiropoulos, sobre todo, es un revulsivo valioso para ese tipo de intenciones.

- El regreso de Grecia a sus fuentes: mucha presión y velocidad, además de una búsqueda en bloque de juego ofensivo cuando la presión por empatar arrecia.

Imagen: PES Edit / Edición: Peru Evolution Soccer

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy