Imagen: Peru Evolution SoccerEn PES, Argentina y Corea del Sur fueron de mucho más a menos e igualaron 0-0 con un final muy aburrido para lo intensos que fueron los minutos iniciales. Pero ojo: las ocasiones fueron, casi todas, de los asiáticos.

Las decisiones

En Argentina, los cambios para el partido de este jueves están cantados. Se mantendrá el 4-3-3 como sistema con solo dos modificaciones: Verón, sentido, dejará su lugar por la derecha de la volante a Maxi Rodríguez, mientras que en la zaga, Jonás Gutiérrez, de opaca actuación ante Nigeria, dará paso a 'Nico' Burdisso. Por lo demás, libreto conocido: ataque preeminente por las bandas, bajo el supuesto de que los coreanos correrían con un pressing asfixiante.

En Corea del Sur, Huh Jong Moo no ha anunciado cambios respecto del equipo que le ganó a Grecia, pues cuando la orquesta toca bien no hay por qué mover a los músicos. Se previó, eso sí, que Lee Young Pyo estará especialmente ocupado del marcaje de Lionel Messi, por lo que se predeterminó esa función. Se empleó un alto porcentaje de presión que, incluso, se incrementó con el correr de los minutos.

El partido

Argentina 0 - Corea del Sur 0

Sorprendentemente, el trámite del pártido ofreció un primer tiempo animado por las jugadas ofensivas generadas por Corea del Sur. Argentina tuvo más tiempo el esférico en su posesión, pero fueron los surcoreanos quienes, explotando la conjunción en salida por izquierda de Lee Young Pyo y Park Ji Sung, acabaron por hacer sufrir a Maxi Rodríguez y Burdisso -justamente los dos ingresantes gauchos- para, por ese carril, comenzar a tocar varias veces la puerta de Romero.

Yeom Ki Hun tuvo la primera clara para los rojos con un disparo que se fue pegado al poste. Sin embargo, fue a los 32' cuando Corea del Sur realmente asustó: Lee Young Pyo desbordó a Burdisso y sacó un centro mortífero que Park Ji Sung, en modo preciso, remató a boca de jarro en primera. Romero se hizo figura al contener y atenazar. Argentina estaba desconocida: nunca se encontraba la conexión con la delantera e Higuaín, una vez más, decepcionaba en los manos a mano.

Sin embargo, fueron los gauchos los que tuvieron la más clara. Lee Jung Soo cometió una ruda falta en el borde de su área contra Tévez -lo hizo salir en camilla- y se hizo merecedor de una tarjeta amarilla. Messi se paró frente al balón en el tiro libre y, con comba impresionante, remeció el parante derecho de Lee Woon Jae. Así se acabó el primer tiempo para dar paso a uno segundo donde Corea del Sur intensificó su presión, pero con menos ductilidad en ofensiva.

De allí que el trámite, en más, se hiciera ostensiblemente aburrido. Apenas un desborde de Cha Du Ri, volcado al ataque, exigió a Romero. En Argentina entró Diego Milito por Higuaín para refrescar el ataque, pero estuvo poco asistido: Messi muy marcado y Tévez algo perdido. Di María intentaba, pero tenía tres surcoreanos por desborde. Excesiva marca y algunos bostezos al llegar el pitazo final.

Las claves

Lee Young Pyo no solo marcó, sino que también jugó para ser la figura (Imagen: PES Edit / Edición: Peru Evolution Soccer)- El pressing asfixiante de Corea del Sur, que acaba por descoordinar el juego entre la volante y la delantera argentina, aislando una de otra. La marca se intensifica en el tercer cuarto de cancha y allí los de Maradona se nublan.

- El atípico marcaje de Messi: que un hombre lo haya tenido pegado a la raya no solo persiguiéndolo sino saliendo constantemente, como Lee Young Pyo, significó tenerlo ocupado buena parte del juego en otras labores.

- La posibilidad de desequilibrio a balón parado en partidos de este tipo. Si el disparo de tiro libre de Messi entraba, sobre todo por el momento en que se produjo (final del primer tiempo), este reporte sería bastante distinto, con seguridad.

- Lo poco que parece encontrarse Higuaín con dos extremos abiertos: pareciera que él también quiere correr con ellos y no esperar sus asistencias.

Imágenes: PES Edit / Edición: Peru Evolution Soccer

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy