Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSuiza igualó en un entretenido encuentro 2-2 ante una pundonorosa Costa Rica y firmó su pase a los octavos de final. Los helvéticos no se exigieron mucho en varios pasajes del partido a sabiendas de que simultáneamente Brasil vencía a Serbia.

Bruno Chirinos | @BrunoChirinos2
Redactor

La jornada mundialista del 27 de junio empezó con dos partidos bastante atractivos y con hechos y resultados inesperados. Si bien el encuentro que se llevó los reflectores fue el que llevó a Alemania a despedirse del certamen al caer ante la digna y ya eliminada Corea del Sur, horas después en simultáneo se jugaban los últimos enfrentamientos del grupo E por un pase a los octavos de final: los duelos entre Serbia ante Brasil y Suiza ante Costa Rica no dejarían de pasar desapercibidos.

La selección de Suiza venía de una victoria agónica ante Serbia con un gol en los minutos finales de Xherdan Shaqiri y solo una catástrofe, es decir, que de caer ante los centroamericanos y en caso la selección brasileña fuese derrotada ante Serbia se irían eliminados. Por su parte, Costa Rica no pudo igualar lo hecho en Brasil 2014 y buscaba irse del certamen arruinándoles la fiesta a los helvéticos. Además tenían el sinsabor de ser el único país que le faltaba anotar un gol en este Mundial y de no hacerlo habría sido un triste final para una buena generación de futbolistas que estuvo cerca de llegar a semifinales en el Mundial 2014.

Los ticos alinearon con su clásico 5-4-1 y tuvo a tres jugadores para resaltar en la oncena titular: uno fue el zaguero central del Vancouver Whitecaps Kendall Waston, quien mide 196 centímetros, y que suplió a Oscar Duarte, otro fue Joel Campbell, ex delantero del Arsenal y que venía de ser fundamental en la participación en el último Mundial para jugar en lugar del atacante Marcos Urena. Por último, Johan Venegas, de aceptable rendimiento en el último partido ante Brasil, le dio su lugar a Daniel Colindres como volante por derecha.

 

Por otra parte,  Vladimir Petkovic, decidió utilizar por primera vez en el certamen como titular al joven Breel Embolo, quien jugó en lugar de Steven Zuber, quien no fue considerado para el partido al estar enfermo. Además, el resistido delantero Haris Seferovic fue relegado al banco de suplentes para darle su lugar a Mario Gavranovic, de buena temporada en el Dinamo de Zagreb.

Los helvéticos, al igual que en el partido con Serbia, salieron al campo algo dormidos al campo de juego y presentaron muchas falencias en defensa. Solo en los primeros minutos de juego un cabezazo de Celso Borges pudo abrir el marcador del partido, además de un remate del mencionado Colindres -quien terminó por enviar el balón al travesaño- y de un tiro de Bryan Oviedo salvado por el golero Yann Sommer.

Ya después el juego se terminó por equiparar, Costa Rica más por mucha voluntad que por buen juego buscaba anotar el 1-0, pero fue Suiza el que pudo abrir el marcador tras un centro de Stephan Lichtsteiner que fue bien pivoteado por Embolo para que Blerim Dzemaili anote y se vayan al descanso con el 1-0 a favor. Conformes con el resultado y a sabiendas de la victoria parcial de Brasil, Suiza no se complicaba en buscar el segundo y Costa Rica no encontraba la forma de empatarlo, hasta que el defensor Kendall Waston puso el 1-1 a los 55' con un buen cabezazo.

 

Posteriormente, el trámite no cambió: el juego de Suiza se tornó lento y no presionaba el acelerador. Fue el cambio suscitado al minuto 69, en el que salió Mario Gavranovic para darle su lugar a Josip Drmic, el que terminó por mejorar la ofensiva helvética, puesto que el atacante del Borrussia Mönchengladbach, puso, a los 88’, el 2-1 tras una nueva asistencia de Embolo, siendo un gol muy parecido al que hizo Marcos Rojo ante Nigeria.

Sin embargo, cuando parecía que los europeos se llevarían la victoria, en los minutos finales surgieron dos jugadas polémicas. Primero, hubo un penal mal sancionado a favor de Costa Rica, pero el árbitro central Clement Turpin, al revisar el VAR, se dio con la sorpresa de que hubo una posición adelantada de Ruiz, por lo que se retractó. Pero el desenlace de partido cambió cuando un avance por izquierda de Campbell fue bloqueado con una falta en el área por el suizo de ascendencia congolesa Denis Zakaria, por lo que el árbitro francés sancionó penal sin dudarlo. Fue Ruiz quien se encargó de ejecutarlo, pero con cierto dramatismo: el balón chocó en el parante y le rebotó a Sommer, por lo que fue considerado como autogol.

Finalmente fue un empate positivo para los ticos, que se van eliminados habiendo al menos anotado un gol -puesto que eran los únicos que faltaban en hacerlo- y habiendo habiendo brindado su habitual pundonor en la cancha sabiendo de las limitaciones que tienen. Por el lado helvético, al haber asegurado su clasificación, tendrán como principal reto superar lo logrado en 2006 y en 2014, donde se quedaron en octavos de final. Ante Suecia, su próximo rival, no podrán jugar con su capitán Stephan Lichtsteiner ni con el defensor Fabian Schär por estar suspendidos, por lo que la dificultad será aún mayor. Jane Andersson, director técnico de Suecia, ha logrado conformar un equipo que, si bien no tiene ninguna estrella como lo pudo ser Zlatan Ibrahimovic en caso de haber sido convocado, tiene mucha química y un funcionamiento defensivo impecable, por lo que el objetivo de pasar a los cuartos de final será una tarea muy difícil para Suiza.

After Party

Escucha "El podcast del Suiza 2 - Costa Rica 2" en Spreaker.

El Resumen

 

Los Goles

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Suiza 2 - Costa Rica 2

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy