Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comDe manera agónica y dramática, Argentina certificó su acceso a octavos de final. Una notable definición de Lionel Messi y una aparición fantasmal de Marcos Rojo -sobre la hora- sellaron el 1-2 ante una Nigeria que le costó propinar el golpe en San Petersburgo.

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Un respiro placentero. Una pizca de felicidad ante tan desafortunada aventura inicial. A la Argentina de Jorge Sampaoli ya no le quedaba otro remedio más que formar filas y apostar por el linaje y la sapiencia de sus principales actores para liquidar a una Nigeria que aparentaba estar enrutada. De jugársela con nombres que le otorguen un don jerárquico para salvarse de la prisa y de la vergüenza mundial. Por eso echó mano de piezas como Éver Banega, Gonzalo Higuaín y Ángel Di Maria, además de darle el respaldo a Franco Armani bajo los tres palos. Todo casi vox populi.

Y de cierta manera ello significó un despertar en el Krestovski de San Petersburgo. Lo fue porque se puntualizó el resurgir de un esquema colectivo, y también porque el más importante estuvo conectado. Lionel Messi, de manera contundente, se puso al equipo al hombro y empezó a moldear la historia con un derechazo que resultó inútil para Francis Uzoho, muy temprano, como diciendo que la albiceleste difícilmente iba a dar prenda. Pero en ese periodo inicial que se torno tenue hubo un actor fundamental: nadie menos que Banega. Por su milimétrico servicio a 'Lio' para el gol, y porque cumplió a carta cabal su función de recuperador y lanzador.

Los fantasmas, sin embargo, siempre estuvieron a la orden. Y por eso cada vez que asomaron Ahmed Musa y Kelechi Iheanacho, hubo pánico en la retaguardia sudamericana. En ese contexto, hubo otro personaje, aclamado para sorpresa del mundo en los últimos días, pero más por necesidad que por un tema opcional: Franco Armani. Fue el primer partido oficial del arquero de River Plate con Argentina, y no solo se apoderó de la titularidad tras la grosería de 'Willy' Caballero, sino que ofreció garantías y fue un salvavidas, como en aquella notable salida ante el remate de Iheanacho que bien pudo alterar la historia.

Lionel Messi se enfrenta a Leon Balogun, un duelo constante en el partido. (Foto: FIFA) 

En el momento que sí nada pudo hacer Armani fue en el penal bien ejecutado por Víctor Moses, que decretó el empate parcial de Nigeria y que ahondó la preocupación en el comando técnico de Sampaoli. Pero más porque las 'Águilas Verdes' -con la clasificación en las manos -empezaron a ejercer presión en las salidas del bloque creativo del rival, y también porque la simultaneidad prácticamente consumía el periplo argentino en Rusia dado que Islandia parecía asestarle el cachetazo a Croacia.

Todo ello hizo que el 'Hombrecito', sistemáticamente, comience a arriesgar y fortalezca su andamiaje de modo vertical. Así se produjeron los ingresos de Cristian Pavón, Maximiliano Meza y Sergio Agüero, lo cual generó lo previsible: que Argentina repotencie su virtud ofensiva por las bandas, básicamente por el sector derecho. Obvio, no todo le resultó a pedir de boca porque Nigeria pudo tener una segunda oportunidad de mandar en el marcador, vía un penal, que fue observado por el VAR -por mano de Rojo- pero que fue interpretada como fortuita por el turco Cüneyt Cakir.

Y así, con el corazón en la mano y las revoluciones a mil, es que llegó la salvadora conquista de Marcos Rojo tras servicio de Gabriel Mercado, tan oportuno y tan insospechado, para empalmarla con su pierna derecha -la menos hábil- sobre el cierre del partido, sentenciar el 1-2 y lograr el primer cometido de Argentina en el Mundial. Los hombres de Jorge Sampaoli, en medio de una atmósfera cargada, están en octavos de final y tienen un nuevo reto llamado Francia. La gran posibilidad que tiene la albiceleste para reivindicarse consigo mismo tras un inicio poco convincente más allá de la clasificación.

After Party

Escucha "El podcast del Nigeria 1 - Argentina 2" en Spreaker.

El Resumen

 

Los Goles

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Nigeria 1 - Argentina 2

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy