Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl tiki taka que le dio un Mundial a España en 2010 le jugó en contra hoy ante Rusia y le impidió pasar del 1-1 en los 120 minutos. En los penales, se hizo enorme la figura de Igor Akinfeev y sus dos atajadas le valieron a los locales meterse a los cuartos de final de su Mundial.

Juan Diego Gilardi | @jd_gr90
Columinsta editorial

¿Qué tanto es lo que realmente se le puede exigir a este España? Tras la debacle previa al Mundial con Julen Lopetegui (extécnico de la selección), Luis Rubiales (presidente de la RFEF) y Florentino Pérez (presidente del Real Madrid) como protagonistas, muchos coincidían que el cartel de favorito de los españoles había que colgárselo a otro. Y es que España ha ido de más a menos en este Mundial, como si la influencia de la idea de Lopetegui se hubiera ido diluyendo con el correr de los partidos. Al final, solo quedaron los automatismos y el toque intrascendente que más que acercarlos al gol los alejaba de cualquier peligro.

No queda muy claro tampoco que tan justo es poder reclamarle algo a Fernando Hierro que asumió la dirección técnica apenas dos días antes del debut español. Su España es insípida y sin sorpresa. Juntó hoy a Isco, Marco Asensio y David Silva detrás de Diego Costa, pero ninguno de los tres hombres de buen pie intentó romper líneas con un pase o un amague. Lo poco que pudo hacer Costa fue intercambiar codazos, empujones e insultos con los centrales rusos. El gol de los ibéricos fue una casualidad pues llegó del taco de Sergei Ignasevich. Y en los cambios también se equivocó el exdefensa español pues meter a Iago Aspas y sacar a Costa era insistir en la idea que ya tantas veces se había estrellado con la muralla rusa.

Es injusto quizá dedicarle tantas líneas al equipo perdedor, pero su caída definitivamente tiene una connotación mediática más importante. ¿Qué hizo bien Rusia, entonces? Compró la idea de su entrenador. Stanislav Cherchesov se alisó el bigote los días previos y sacrificó el desequilibrio de Denys Cherysev por la marca de Yuri Zhirkov y decidió acumular gente cerca de su área para justamente embarrar las líneas de pase españolas. Sacrificado Aleksandr Golovin, la labor de Artem Dzyuba se hizo enorme aguantando las pelotas para sus compañeros. Por eso, no se entendió el cambio que hizo ingresar a los 65’ a Fedor Smolov ya que el gol y las posibilidades de los locales habían llegado desde la cabeza de Dzyuba. El ‘22’ ruso se encargó de cabecer un balón que impactó en la mano de Piqué y el mismo lo cambió por penal.

 

El tiempo suplementario tuvo mucho de drama y poco de fútbol. La aparición de Rodrigo probó que la decisión de Hierro de abandonar a sus delanteros fue la equivocada. Poco hay que analizar de los penales. Rusia ha demostrado una fortaleza anímica altísima y se alimenta del apoyo incondicional de su público. Hoy se metieron a cuartos de final eliminando al equipo más fuerte que quedaba por su zona y le quedan tres partidos para alcanzar una gloria que hace solo 15 días se veía imposible. Soñar no cuesta nada, pero especular (como lo hizo España) es carísimo.

After Party

Escucha "El podcast del España 0 (3) - Rusia 0 (4)" en Spreaker.

El Resumen

 

Los Goles

Los Penales

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del España 1 (3) - Rusia 1 (4)

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy