Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl Inglaterra - Bélgica, que cerró la fase de grupos del Mundial, tuvo un escenario controversial: el resultado más conveniente para ambos -clasificados a octavos- era perder. Un golazo de Adnan Januzaj desbarató esta teoría con un 0-1 que mandó a los Red Devils al cuadro más complejo de las llaves de la máxima justa.

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Las suspicacias a la orden del día. Inglaterra y Bélgica, sin presupuestarlo, llegaron a la fecha final del Grupo G en una situación sui generis: estaban de manera anticipada en octavos de final (detalle que sí estaba en el cálculo de ambos), pero con el detalle de que el cuadro final de la composición de las llaves mundialistas favorecía más al que ocupe el segundo casillero. Menuda situación que hizo suponer que ambas selecciones iban a especular con el marcador, dado que más allá de los detalles de la deportividad, también está un juego el tema de la supervivencia en el Mundial.

Y la cereza en la torta era que ingleses y belgas estaban igualados en todo, tanto en puntos como en cantidad y diferencia de goles. Peor aun, el segundo criterio de desempate, el afamado Fair Play a partir de las tarjetas amarillas, tan solo favorecía por un mínimo margen a los de Gareth Southgate. No obstante, antes de suponer que la fortuna de ambos tenía destino de sorteo, lo más previsible era que ambas escuadras saldrían al Kaliningrad Stadium con una serie de relevos; para que tengan la dicha de disputar la máxima justa, y también para dosificar los respectivos planteles de cara a la siguiente instancia mundialista.

Aunque el guante blanco reinó en el compromiso, hubo una selección que se puso el overol y no dejó que su actuación se preste a la malinterpretación. Inglaterra tuvo como abanderados a Danny Rose y Marcus Rashford, los hombres del frente de ataque que más daño causaron en el pórtico de Thibaut Courtois, el único de los once estelares de Bélgica que se mantuvieron en el titularato (en la oncena inglesa solo Jordan Pickford, John Stones y Ruben Loftus-Cheek volvieron a salir desde el vamos). No obstante, hubo dos llegadas de los dirigidos por Roberto Martínez que por poco tuvieron destino de gol: el potente disparo de Youri Tielemans y una llegada de Michy Batshuayi, que fue salvado casi de la línea por el bloque posterior inglés.

Dedryck Boyata disputa el balón con Jamie Vardy. (Foto: FIFA) 

Para la etapa complementaria, la tendencia fue similar desde el lado de la 'Rubia Albion', con mayor intensidad y posesión del balón que su entrenador había plasmado a partir del 3-2-3-2 que bosquejó en Kaliningrado. De hecho volvieron a desechar otra alternativa de gol con una ejecución de Marcus Rashford desde dentro del área, pero con pésima dirección. Tras ello, Bélgica pagó la entrada con la única señal demostrativa de que la deportividad estuvo por encima de cualquier beneficio de acomodo: el protagonista de la historia fue Adnan Januzaj, el jugador de la Real Sociedad quien conectó bien un servicio de Tielemans y sacó el sablazo directo al ángulo, imposible de atajar para Pickford.

A partir del 0-1, que no se movió más, Inglaterra se volcó al ataque, en ocasiones con sapiencia y en otras con una ansiedad palpable. Esto último se trasladó a la escena en una nueva chanca de gol, acaso la más clara de todo el partido, que erró Rashford en el mano a mano con el guardameta inglés. Minutos más tarde, la infortunada noche de los de Southgate se escribió tras un fortísimo disparo del ingresado Danny Welbeck, que fue salvado de manera milagrosa por Marouane Fellaini cuando el balón ya parecía tener destino de vulnerar las redes.

El silbatazo del esloveno Damir Skomina terminó de diluir una historia que, para los escépticos, jamás se concretó. Inglaterra y Bélgica salieron a jugar y proponer, más allá de las variantes, pero no ensuciaron el fútbol. El destino terminó emparejando a los 'Diablos Rojos' con Japón, cuya clasificación se rigió a través del Fair Play más allá de sus discutidos minutos finales. Los de Roberto Martínez ganaron y son favoritos en su llave, pero el cuadro que se les viene luego, en caso sigan avanzando, es completo. Para los ingleses, se viene una nueva historia mundialista ante Colombia, aunque paradójicamente -de vencer a los cafeteros- bien podrían encender la llama de la ilusión para insertarse a la pugna por ese logro que no ven hace 52 años.

After Party

Escucha "El podcast del Inglaterra 0 - Bélgica 1" en Spreaker.

El Resumen

 

El Gol

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Inglaterra 0 - Bélgica 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy