Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPolonia no se quiso ir de Rusia sin victoria. Y así fue como el cuadro europeo -como lo hizo en los dos últimos Mundiales que disputó- ganó en la fecha final pese a estar eliminado: se impuso 0-1 a Japón, que por el criterio del Fair Play -sobre Senegal- clasificó a octavos.

 

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

Por lo que habían mostrado los protagonistas del encuentro, pocos esperaban un triunfo polaco. Dicha premisa se apoyaba en el buen desempeño que Japón expuso en su victoria sobre Colombia y el sufrido empate ante Senegal. Los del país del sol naciente tenían casi todo a su favor, pero la falta de experiencia y de jerarquía en duelos de tanta envergadura les pasó factura. Además tuvieron al frente a una Polonia -ya eliminada- que no estaba dispuesta a despedirse de Rusia 2018 sin sumar punto.

La diferencia entre el combinado polaco que cayó ante Senegal y Colombia; y el que saltó al campo del Volgograd Arena fue bastante evidente. En principio porque el mediocampo conformado por Grzegorz Krychowiak y Jacek Gorálski se mostró bastante solidario en las labores defensivas y ofensivas. En las primeras supieron contrarrestar a Gotoku Sakai, Shinji Okasaki y Takashi Usami quienes se encargaron de generar fútbol en Japón.

Esta vez el ataque no consistió solo en buscar a Robert Lewandowski. Ante los nipones, Piotr Zielinski y Kamil Grosicki ofrecieron un juego participativo y colaborativo. La recompensa a la solvencia polaca casi llega en el primer tiempo cuando un cabezazo de Grosicki fue atajado por Eiji Kawashima sobre la línea de gol. Ésta fue la única jugada de verdadero peligro en un primer tiempo en el que se evidenció que un equipo sin presiones como Polonia podía tener un desempeño por encima al de uno que estaba obligado a sumar para clasificar a octavos de final. .

Mirando de reojo el enfrentamiento que disputaban en simultáneo Senegal y Colombia, Japón se fue al descanso y regresó para la segunda etapa con la tranquilidad de saberse clasificado con la combinación de marcadores. Lamentablemente ésta le duró sólo 15' pues a los 60' el defensor Jan Bednarek logró conectar un tiro libre ejecutado por Rafal Kurzawa, y puso el primero de la noche. Este gol trastocó los planes del seleccionador japonés Akira Nishino pues empezaron a depender del resultado del partido que completaba el grupo. .

Jan Bednarek sorprende a todos y anota en arco japonés. Para suerte nipona, ese único tanto no le quitó la clasificación a octavos. (Foto: FIFA) 

Durante varios minutos -hasta que Colombia se puso en ventaja- se pudo ver en el campo a un equipo japonés desesperado por lograr el empate, a consecuencia de ello, la precisión e ideas ofensivas fueron desapareciendo. Mérito, eso sí, fue que en ningún momento esa desesperación se convirtió en violencia; cómo podría considerarse la costumbre. Una muestra de eso es que durante los 90' el juez zambiano Janny Sikaswe solo amonestó a un jugador japonés: Tomoaki Makino.

Justamente, esta franqueza para jugar fue la que determinó la clasificación de Japón. Al igualar en puntos, diferencia de goles y goles a favor fueron las tarjetas quienes definieron al segundo del grupo H. En ese sentido las cuatro tarjetas amarillas sacadas al cuadro japonés no fueron suficientes para competir con las seis que cosechó Senegal en sus tres partidos. Por eso fue entendible que -al saber de la victoria colombiana- los últimos minutos el conjunto 'samurai' renunciara al ataque y rote el balón de forma intrascendente. Pese a las críticas por ello, Japón sacó boleto a octavos gracias al fair play pese a renunciar al ataque por conveniencia propia, algo que los peruanos conocemos muy bien y lo vivimos de cerca.

After Party

Escucha "El podcast del Japón 0 - Polonia 1" en Spreaker.

El Resumen

 

El Gol

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Japón 0 - Polonia 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy